Pero tenemos Patria

Creo que a todos los andan por estas calles en estos aciagos días de acaparamiento descarado y especulación sin límites han escuchado decir, a personas que uno puede decir normales, sin ofender, cuando no encuentran algún articulo que buscan: no hay x-cosa, pero tenemos patria. Y lo dicen con un tono de sarcasmo que uno se pregunta, ¿ese tono será para que yo me ría? ¿O para que lo secunde? o ¿para que le salte por encima a todo lo pacífico que soy (o me creo)? y trate de darle una clase forzada de lo que significa esa hermosa palabra. Pero las ideas no entran por la fuerza, como el amor.

Así  que uno trata de respirar hondo y decirles que es un chantaje de los productores de bienes de primera necesidad de este país, que es la burguesía, entonces dicen que las pobres empresas no pueden producir por culpa de Cadivi que le niega los dólares, y uno les explica que este año han recibido mas dólares que nunca y además que si fuera por eso, ¿por qué esta escasez es ahora y no desde que se creo Cadivi?, y ellos dicen que lo que pasa es que el Pana Nicolás es un incapaz y ahí llegamos a donde quiere la derecha que lleguemos; atribuir a Nicolás todo lo incomodo que puede ser no conseguir leche o papel higiénico o harina de maíz, y rebatir esto es fácil, ¿pero si Cadivi no ha cambiado desde Chávez hasta Maduro? ¿Cómo es eso que con uno funcionaba y con otro no? pero es difícil que entiendan algo que les diga alguien que no compartió su sarcasmo sobre la Patria.

Y estos embates contra la revolución, que no son contra Nicolás propiamente, lo han ido perfeccionado y adaptando y están consiguiendo sus frutos poco a poco, han aprendido desde la experiencia en el Chile de Allende y con el mismo Chávez en años anteriores, por que la incomodidad que generan hace que mucha gente caiga en el facilismo de repetir lo que dicen los medios de oposición antes de usar ese órgano maravilloso que es nuestro cerebro y pensar un poquito antes de repetir y repetir.

De verdad creo que es muy peligroso y denigrante eso de comparar la Patria con papel higiénico o con harina de maíz, es la cosa mas triste como país que se puede escuchar, triste para el que lo dice y triste para el que no la defiende, porque si nos decimos bolivarianos y/o chavistas, se imaginan a alguien diciendo eso delante de estos dos héroes venezolanos, que responderían? Que le dirían? Nada más de imaginármelo, me siento obligado decir algo, yo siento una conexión afectiva con la Patria y me secunda la Real Academia Española de la legua que la define como:

Tierra natal o adoptiva ordenada como nación, a la que se siente ligado el ser humano por vínculos jurídicos, históricos y afectivos

Es decir vínculos históricos y afectivos con ella, no podemos compararla con cosas tan banales y tan superficiales, ¿qué nos esta pasando? Precisamente aquí, en este país, donde la batalla por la libertad y la independencia fue mas dura que en ningún otro país, donde se perdió mas de un tercio de la población en la Guerra de Independencia y se parió y sembró a grandes hombres que despiertan admiración en cualquier parte de este malogrado mundo, como Guaicaipuro, Andresote, José Leonardo Chirinos, Gual y España, Simón Rodríguez, Mariño, Urdaneta, Sucre, y todos los se me escapan, donde El Libertador entendió tan bien ese concepto que lo extendió por gran parte del continente arriesgándolo todo y proponiendo el hermoso concepto de Patria Grande, donde antes de todo eso nuestros indígenas morían en batallas épicas por defender lo que en su concepto era su Patria, donde Hugo Chávez se inmoló por darnos verdadera soberanía, quizás por primera vez en nuestra historia, es decir, nos dio Patria verdadera, Patria querida, como nos cantó con todo su corazón antes de irse. Entonces ¿qué clase de campaña mediática nos hace olvidar tanta historia y tanto compromiso? ¿Tantas razones que hinchan las venas mucha más allá de la sangre? ¿Cómo rebajamos nuestra Patria a tan poco?

Y lo mas preocupante de todo, ¿esa gente le dice eso a sus hijos? Mira joseito no tenemos leche pero tenemos Patria, que cosa tan espantosa y terrible eso. Por esto mi indignación y debo decir que no creo que baste el combate contra la especulación y el acaparamiento que esta emprendiendo el Estado, hace falta que defendamos el concepto y el símbolo de Patria que tanto nos duele a quien nos duele. Por eso mas allá de hacer tantas preguntas sin dar respuesta alguna, propongo una cruzada de los Partidos del GPP, de los Ministerios del PP para la Educación y la Cultura, de los medios del Estado y comunitarios, del Gobierno y del Estado mismo, de los movimientos sociales, de los organizaciones comunitarias y de todo aquel que sienta a la Patria a emprender una contraofensiva entendiendo los que despatrizarnos significa, aunque la palabra no exista, si sus consecuencias. Esta situación nos busca ofender, olvidar, entristecernos, y cómo de decía Arturo Jauretche:

El arte de nuestros enemigos es desmoralizar, entristecer a los pueblos. Los pueblos deprimidos no vencen. Por eso venimos a combatir por el país alegremente. Nada grande se puede hacer con la tristeza.

Recuerdo una canción de Rubén Blades que cuenta que un niño le pregunta el significado de la palabra Patria y el responde como solo lo hace un poeta:

Flor de barrio, hermanito!   Patria son tantas cosas bellas!   Como aquel viejo árbol

De que nos habla aquel poema.   Como el cariño que aún guardas

Después de muerta abuela.   Patria, son tantas cosas bellas!

Son las paredes de un barrio,   Es su esperanza morena:

Es lo que lleva en el alma   Todo aquel cuando se aleja:   Son los martines que gritan, bandera, bandera!

La patria es un sentimiento

Como mirada de viejo,   Sol de eterna primavera

Risa de hermanita nueva:   Te contesto, hermanito:

Patria son tantas cosas bellas!

Como sabiamente expresó el Comandante Eterno en el primer objetivo histórico del Plan de la Patria: Defender, expandir y consolidar el bien más preciado que hemos reconquistado después de 200 años: La Independencia Nacional, es decir, defender la Patria en todos los niveles: semiótico y mediático en este caso. La batalla es fundamentalmente de ideas, aunque muchos no se den cuenta, por lo tanto la ganamos o la perdemos en las mentes, el imperio lo sabe esto muy bien por eso dedica tanto dinero a financiar los llamados Think Tank para idear formas de derrotarnos, ya es hora de que nosotros lo entendamos y actuemos en consecuencia. Chávez rescato esta palabra del olvido como lo hizo con tantas otras importantes, ahora nos toca a nosotros defenderla, por eso: los que queremos patria seguimos contigo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3819 veces.



Guyén Soto


Visite el perfil de Guyén Soto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Guyén Soto

Guyén Soto

Más artículos de este autor