Consecuencia del fracaso de la OPEP

Iba a ser difícil que los países que hoy integran la OPEP coincidieran en sus intereses coyunturales, a saber: Argelia, Angola, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Ecuador, Irak, Irán, Kuwait, Libia, Nigeria, Qatar y Venezuela. Los cuales según su informe anual producían el 43 % de total mundial en 2013. Había dos tendencias claras y opuestas sobre mantener, o no, el tope de producción actual de 30 millones de barriles diarios (BD). En una esquina se encontraba Arabia Saudita, los E.A.U. y Qatar, quienes al final salieron victoriosos, y en la otra, el resto, encabezados por Venezuela, Argelia e Irán. La actual presidenta de la OPEP, ministra del área de Nigeria, confiesa que, “son tiempos difíciles para la organización”.

Al permanecer las causas de la caída de los precios, estos continúan su desplome, al no ejercer la OPEP una medida de presión, ¿cómo suponer un cambio en el corto plazo?, el mismo mercado y los costos de producción del petróleo que mas de descubre actualmente, que es el No Convencional, finalmente lo dirán. Para todos los analista es obvio que esto no será permanente, incluso la Agencia Internacional de Energía (AIE) cartel de países consumidores, contraparte de la OPEP, integrada por los países de la Unión Europea, la Asia pro-occidental y encabezado por Norte América (28 países), ha manifestado que los precios no se mantendrán en baja, sin embargo, los precios seguirán cayendo y luego rebotarán irremediablemente, perjudicando a los países mas pobres que no van a tener cómo adquirir el preciada fluido y presionando a las potencias a saciar su sed energética a costa de lo que sea, peligroso escenario para los países miembros de la OPEP y particularmente para Venezuela, el más cercano a EE.UU.

Ante un escenario de gran incertidumbre por el suministro energético es por lo menos sospechoso que los precios en vez de subir, bajen, miremos unos ejemplos:

  • Se complica el suministro de gas Ruso a Europa por la crisis ucraniana.
  • Disminución, en teoría, del suministro libio, iraquí y sirio por las guerras promovidas por EE.UU.
  • Sanciones económicas a Irán de parte de los países OTAN.
  • Crisis por constantes cambios de gobierno en Egipto.

Ante este escenario algunos todavía creen que estos son ciclos económicos normales, ingenuidad promovida por los medios y por “analistas” pro-occidentales que no consideran la política como un elemento de evaluación de la coyuntura, como afirmamos en artículo anterior el precio del petróleo es un precio político (http://www.aporrea.org/energia/a198543.html), no definido por el libre juego de la oferta y la demanda soñado por Adan Smith. Si hacemos una investigación policíaca de la situación, deberíamos empezar por lo beneficiarios de la situación actual de los precios, y no son otros que los integrantes de la AIE, los cuales todos tienen problemas económicos, como compradores de petróleo mas barato, su economía tenderá a crecer aparentemente un poco mas con esta situación, tienen el motivo y tienes los medios, los de comunicación y los militares, queda de parte de cada quien declararlos culpables o inocentes, aunque los inocentes son los que no han entendido aún que el imperialismo existe y no descansa;  dime quien se beneficia y que te diré el responsable.

Estas medidas, desesperadas, reversibles contra sus propios creadores, en el tiempo tienen una panorama desalentador: Las reservas de petróleo convencional, es decir, barato, se agotan, y nuestra civilización es esclava de este recurso y por lo tanto todos los países del mundo lo necesitan cada vez más, las peores expectativas dan con un crecimiento de la demanda petrolera para el 2015 de 1% al 2%, multiplique por los 90 millones de BD que se producen hoy y vera el panorama completo, esta necesidad en aumento provocará que cada vez se irrespete mas el derecho internacional y la soberanía de los pueblos, lo cual debe poner a auto a los países de la OPEP, incluso a su mejor aliado, Arabia Saudita, que a pesar de su entreguismo no escapa de la amenza.

Ante esta realidad incuestionable, considerada hasta por los especialitas de la AIE,  los EE.UU. recurren a un nuevo método de extracción de petróleo y gas, e inicia una campaña mundial por el uso del “Fracking”, toda Europa y parte de África esta iniciando el uso de esta técnica sin muchas regulaciones legales ni conociendo sus implicaciones. Así en sus áreas de influencia se ha estado regando veneno desconocido, y a esto no escapa, por supuesto, los países de la Alianza del Pacifico, ya esta presente en México y Colombia y hasta el hermano pueblo argentino ha caído bajo el sistema de exploración de petróleo de esquisto. Para manejar esta estrategia EE.UU creó una agencia para promocionar y asesorar a sus corporaciones (léase el gobierno trabaja para las empresas) a salir a conquistar el mundo de la piedra de esquisto, se llama Programa de Obtención Técnica No Convencional del Gas (UGTEP), ya hay movimientos en el continente contra el Fracking pero los contrincantes son poderosos, y tienen apoyo de sus gobiernos.

¿Qué repercusiones tendrá esto para Venezuela?, sin duda las tendrá, principalmente desde el punto de vista ambiental, ya que muchos ríos colombianos desembocan en Venezuela, argumento para un próximo artículo. Esta técnica destructiva de extracción que atenta contra la estabilidad sísmica y el equilibrio ambiental del planeta en si, es por lo menos decir, peligrosa, sin embargo, pareciera que ni los hijos del imperialismo, ni los hijos de sus lacayos, piensan vivir en la tierra los próximos años, ¿será que saben algo que nosotros no sabemos? o ¿será al revés?

Hay una zona del mundo donde este juego puede definirse, es en el Medio Oriente, tanto por la concentración de sus reservas energéticas que de acuerdo a la OPEP son de 803 mil millones de barriles, como por la aplicación en tiempo de real del juego geopolítico entre viejas y nuevas potencias, para demostrar este planteamiento, enumeremos que consecuencias directas y subyacentes ha traído este conflictos para los miembros de la OPEP y del  BRICS:

  1. Intento de golpe de Estado y guerra declarada al gobierno Sirio, (promovida por EE.UU. y financiada por Arabia Saudita), aliado de Rusia y suministrador y socio petrolero de China.
  2. Golpe de estado al primer ministro iraquí democráticamente electo, Nuri al-Maliki, quien vendía la mitad de su petróleo a China.
  3. Irak, miembro de la OPEP, ya está divido de facto entre Estados diferentes. Uno de ellos, el Califato proclamado por el Emirato Islámico, nunca podrá obtener el reconocimiento de la comunidad internacional pero negocia petróleo con la U.E. ayudado por EE.UU.
  4. Otra zona de Irak, Kurdistán, prácticamente ya en secesión, se apoderó de importantes campos petrolíferos (en Kirkuk) y con apoyo de Turquía, otro aliado occidental, comercializa sin control aparente con la U.E.
  5. Irán, miembro de la OPEP, aliado del BRICS, se ha visto sometido por las medidas económicas impuestas por la OTAN a disminuir sus exportaciones de crudo en un millón de barriles diarios y es el posible candidato a sustituir el gas ruso que tanto necesita Europa.
  6. Libia, otro país de la miembro de la OPEP, antes suministrador de petróleo a China, también desmembrado por la intervención de la OTAN, ha ido retomando su producción petrolera con control de este último organismo.
  7. Arabia Saudita, otro miembro de la OPEP, y el mayor exportador de petróleo del mundo, ha financiado muchas de las guerras antes mencionada, de acuerdo a sus interesas y a los de su principal socio, EE.UU.
  8. Derrocamiento del gobierno de Ucrania y colocación de un antiguo espía pro-estadounidense como presidente, aumentando el cerco hacia Rusia, renaciendo una nueva guerra fría, que esperemos que se quede fría.

Si colocamos estas situaciones en un  mapa, veremos claramente las intensiones del imperio, cercar a sus enemigos del BRICS, principalmente a China y cambiar la configuración del medio oriente hacia a su favor y en detrimento de la OPEP, eliminando gobiernos molestos y apoderándose de las mayores reservas de petróleo del mundo.

Ante este escenario geopolítico las potencias emergentes y las alianzas alternativas tienen un papel clave que jugar, a través de su integración, sus decisiones económicas, sus posiciones diplomáticas, sus adelantos tecnológicos y sus demostraciones militares en conjunto; plantarle límites a la que hoy es la segunda economía del mundo, EE.UU., pero que sigue siendo la gran potencia militar de la historia de este pequeño planeta; el planeamiento es uno solo y lo definió con exactitud quirúrgica el estadounidense Noam Chomsky en el nombre de su libro (2004): “Hegemonía o Supervivencia”.

Fuentes:

http://www.correodelorinoco.gob.ve

http://www.elmundo.com.ve

http://www.opec.org

http://www.iea.org

http://www.voltairenet.org

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2844 veces.



Guyén Soto


Visite el perfil de Guyén Soto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Guyén Soto

Guyén Soto

Más artículos de este autor