El peor atentado contra la patria en 100 años

Se cumplen 12 años del paro – sabotaje petrolero, el peor atentado contra la patria desde los tiempos del bloqueo a nuestras costas en épocas de Cipriano Castro, el impacto económico y social de esta acción promovida por los mismos intereses de las grandes empresas petroleras y aplicada por personas ajenas a todo concepto de soberanía y patriotismo quedará para la historia como la peor afrenta a nuestro suelo en este siglo XXI, todavía joven. Los inicios de los últimos dos siglos para Venezuela han sido de retos y amenazas a nuestra soberanía, aunque hemos salido victoriosos de las reyertas han quedado cicatrices y aprendizajes muy valiosos.

Nuestra historia contemporánea ha estado definida desde hace mas 100 años por la pugna de los intereses petroleros internacionales en el país, dos ejemplos con un siglo de separación: la explotación del lago de asfalto de Guanaco en el Estado Sucre, uno de los mas grande del mundo en su especie, concesión que fue dada a la New York & Bermúdez Company, filial de la Stándar Oil (hoy Exxon-Mobil, ConocoPhillips y Chevron, entre otras), empresa que financio y promovió en 1902 la llamada "Revolución Libertadora" contra Castro, liderada por el banquero Manuel Antonio Matos, hasta el cumpleañero paro petrolero promovido por exactamente los mismos grupos económicos.

Fue definitivamente una hora negra para el país, entre la escasez de combustible que ocasiono todas las demás carencias asociadas, la contracción de la economía, la perdida de aproximadamente 20 mil millones de dólares, sin embargo, saco lo mejor de los venezolanos: solidaridad, conciencia, compañerismo, desapego; el pueblo se aglutino alrededor de las instalaciones petroleras a protegerlas, a cuidar de ellas, y se generó un vínculo entre el pueblo conciente y los trabajadores patriotas, que todavía continua, con sus altibajos, tantos los valientes que se quedaron, como los arriesgados que acudieron al llamado de rescate.

Fue una batalla mas por la lucha por la independencia que tiene en proceso 500 años, eran los hijos de Guacaipuro, Bolívar, Sucre, Urdaneta, Zamora, liberando espacios antes secuestrados por intereses foráneos, era un esfuerzo mas por cerrar las venas abiertas de las que nos habla Galeano, esta vez no eran españoles, sino estadounidense y sus marionetas, con o sin saberlo, 18000 trabajadores le dieron las espalda a su país, a donde están enterrados sus padres, donde derramaron su sangre tantos héroes y mártires. Eran momentos de asumir riesgos, porque muchos no conocían (mos) bien las implicaciones de una mala operación, de accidente, pero también había en esos espacios una mística indescriptible, palpable, mucho profesionalismo, entendiendo lo que estaba en juego, con conciencia del bien superior que era el país todo.

Los que llevaron a cabo estas acciones coordinadas por la "gente del petróleo" grupo de trabajadores de PDVSA, eran personas absolutamente alineados a intereses apatridas, herederas de la nacionalización que Juan Pablo Pérez Alfonso calificó de "Chucuta" ya que los empleados fueron los mismos que estaban en la trasnacionales antes del 1975, con un cerebro desnacionalizado, que se agravó con la "apertura petrolera" de Luís Giusti, personaje siniestro que aplicó la doctrina del Estado dentro del Estado, sin rendir cuentas al ejecutivo, cobrando regalías de 1% por explotación petrolera (mas bajas aún que el entreguista dictador Juan Vicente Gómez que cobraba 3%) incumpliendo cuotas de la OPEP, que trajo como conseceuncia un barril de crudo a 7 dólares (¡que gran Gerente!), y que estaba conduciendo poco a poco a volver a PDVSA una empresa poco rentable a través de malos negocios, como la compra de refinerías obsoletas en el exterior, así se justificaría en el tiempo la privación de la Industria Petrolera Nacional, lo cual era su objetivo final. Este mismo espécimen que fue nómina de Álvaro Uribe y George W. Bush, casi nada, se le ocurrió la idea de crear INTESA empresa con mayoría accionaría estadounidense pero que nació con capital integro de PDVSA (otro buen negocio), y que dirigían ex empleados de la CIA, de PDVSA y de empresas petroleras competidoras de esta la estatal nacional. Desde ahí se cocino la estrategia, ya que PDVSA, estaba y esta, casi en su totalidad automatizada, y esta empresa controlaban los sistemas, la información, los datos, así que además del paro, la estrategia del sabotaje fue principalmente electrónica aunque no la única.

Como antes, el intento de golpe de estado a Cipriano fue por una decisión soberana de cobrarle a la New York & Bermúdez Company de Roquefeler sus compromisos contractuales asumidos con el Estado venezolano, en el paro del 2002 fue consecuencia directa a la soberana Ley de hidrocarburos del 2001 donde por ejemplo se dice esto:

Artículo 3. Los yacimientos de hidrocarburos existentes en el territorio nacional, cualquiera que sea su naturaleza, incluidos aquéllos que se encuentren bajo el lecho del mar territorial, en la plataforma continental, en la zona económica exclusiva y dentro de las fronteras nacionales, pertenecen a la República y son bienes del dominio público, por lo tanto inalienables e imprescriptibles.

Además y de los mas importante cambiaba el régimen fiscal para las trasnacionales aumentando la regalías, de 1% al 33,33%. Ahí radica la razón de su empeño con Venezuela, otras veces lo han hecho de forma similar, no es la primera, ni la segunda vez en nuestra historia que nos dan un golpe por una ley de hidrocarburos, además del caso ya referido de Cipriano, también hubo un golpe luego de la promulgación de Ley de Hidrocarburos de 1943 de Medina Angarita que, homologó el tiempo de la concesiones, trato de poner control ejecutivo a la producción, aumento las regalías a 16,67% (del 3% de Gómez) y propuso el cobro del 50% de impuesto sobre la renta, aunque no llegó a aplicarla en su totalidad. Luego Rómulo Gallegos también se metió con la empresas petroleras, aplico el 50% que no pudo Medina Angarita y crea la comisión preparatoria para estudiar y planificar las posibilidades de explotación petrolera, por parte de una Empresa Nacional, resultado: otro golpe de Estado; en la política no existen la casualidades sino ingenuidades.

Esta Ley de Hidrocarburos del 2001 le daba otro elemento trascendente al Estado, la posibilidad de usar a favor del pueblo la Renta Petrolera, que antes de la llevaban integra y que iba a los bolsillos de las trasnacionales energéticas y unas migajas a la burguesía nacional (¿?). No hay otra razón, la historia lo ha demostrado, aquí y en otros países del mundo, el medio oriente es un buen ejemplo, el que no es aliado incondicional de EE.UU. (Arabia Saudita, Qatar, E.A.U.) o ya fue invadido (Libia e Iraq) o esta en proceso (Siria) o esta en sus planes (Irán).

En Venezuela se dio una lucha heroica, gesta aun no recocida en su magnitud por nosotros mismos, la historia se encargará de darle el sitial que merece, como otra colosal batalla ganada por el patriotismo. Por un lado los que se quedaron sufriendo persecuciones, acoso y amenazas de sus ex-compañeros de trabajo y un furibundo terrorismo psicológico de todos los medios de difusión. Por otro lado, los que entraron, que asumieron los riesgos de enfrentarse a instalaciones desconocidas y al mismo acoso de la oposición que llegó a los límites de hasta a disparar hacia las instalaciones donde estaba concentrado el pueblo.

El venezolano, contrario a lo que creía esta clase completamente desnacionalizada que vivía en sus burbujas alejadas de la realidad, asumió la pelea como lo que en el fondo era, una lucha de clases, entre la burguesía trasnacional (aunque suene redundante) y los intereses patrios encarnados en Hugo Chávez, que el pueblo siempre vio como uno de los suyos, esta visón de la realidad tal cual era, trascendió lo político y por primera vez muchos comprendieron lo que significaba la palabra Patria; se soportó la embestida y el contragolpe fue tan duro que todavía lo deben estar sintiendo, ya que perdieron a lo que hasta entonces fue su gallina de los huevos de oro, tanto es así, que ahora se dice lo que fue impensable en esos tristes años de la apertura petrolera, que ahora PDVSA es del pueblo.

@guyensaul



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1697 veces.



Guyén Soto


Visite el perfil de Guyén Soto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Guyén Soto

Guyén Soto

Más artículos de este autor