Precio del petróleo; precio político

El precio del petróleo es un precio político, no hay formulas sencillas para calcularlo, no se establece por la oferta y la demanda, como en otros casos, ni tampoco hay un monopolio que la defina de un tajo, esta premisa es esencial para empezar a entender las razones de la caída coyuntural de los precios en los últimos meses.

Antes de la creación de la OPEP, los precios eran decididos por las todopoderosas empresas petroleras, las llamaban las siete hermanas, porque de acuerdo a su conveniencia y bajo acuerdos de cooperación esta peligrosa familia, decidía los precios a su antojo, generalmente en detrimento de los dueños de los recursos, es decir, de los países y sus pueblos, que no tenían incidencia alguna en la raíz de sus presupuestos nacionales. La OPEP tuvo sus buenos momentos antes del 1999 pero no hay duda que renació en el año 2000 de la mano Hugo Chávez en su II Cumbre de jefes de Estado y Gobierno desde su creación en 1960.

El Comandante Chávez, inicio su camino a convertirse en un experto petrolero, apenas tomar el poder en febrero de 1999, se dio cuanta que si no se hacia algo para recuperar los precios del petróleo el gobierno no llegaba a diciembre de ese año, hay que recordar que en ese momento estaba en 8,02 $/Bls (dólares por barril). En Marzo de ese año hizo su primera gira visitas a dos importantes productores de crudo: México y Arabia Saudita, para recuperar precios. Luego se empeño en revitalizar la moribunda OPEP, moribunda principalmente por culpa de la vieja PDVSA que se dedicó sistemáticamente a irrespetar sus cuotas de producción, desvirtuando acuerdo establecidos en el seno de la OPEP, arruinando a países en el camino, empezando por Venezuela. Desde esa estrategia de Chávez, los precios se mantuvieron en alza hasta llegar a los 140 dólares, precio alcanzado antes de la crisis financiera del 2008 anunciada por George W. Bush y los precios bajaron hasta 28 dólares, después volvieron a subir y se estabilizaron alrededor de 100 dólares, mas altos que el promedio anterior a la crisis, que era aproximadamente 80 dólares, algunos le llaman el efecto rebote, como seguramente pasará luego de esta declinación circunstancial.

Para entender la situación de hoy, se deben manejar muchas variables, vamos a mencionar un grupo de ellas, las más importantes, que están contribuyendo a que caigan los precios y el necesario análisis del por qué estos no son sostenibles en el tiempo.

Primero es necesario mencionar la explotación del petróleo y gas de esquisto bajo el método de la fracturación hidráulica también llamado "fracking" en EEUU, es una técnica que permite extraer el llamado gas (y petróleo) que se encuentra literalmente atrapado en capas de roca, a gran profundidad. Para alcanzar y fracturar estas rocas de esquisto, se perfora y se inyecta a alta presión gran cantidad de agua con aditivos químicos para liberar el gas metano y extraer petróleo. Esta técnica ha llevado a que EE.UU. aumente su producción nacional de petróleo, por lo tanto disminuya sus importaciones, en términos numéricos expuestos por el informe energético anual de BP; en 2013 concretamente la producción media fue de 10 Mbd (miles de barriles por día). Lo que supone un incremento del 13,5% respecto a la producción  media de 2012 que fue de 8,892 Mbd, esto los convierte en el tercer productor mundial sólo detrás de Arabia Saudita y la Federación Rusa. Si comparamos estos números con el mínimo alcanzado en 2006 de 6,841, el incremento es considerable. Toda ese petróleo que ya no compran los gringos pasaron a estar disponibles en el mercado. Aquí es necesario decir al respecto que aun están lejos autoabastecerse, con un consumo de 18,887 Mbd en 2013, están todavía sujetos a una gran cantidad de importaciones, por eso seguirán considerando el control de las reservas de petróleo como asunto de seguridad nacional (Doctrina Carter), lo que, según su política de relaciones internaciones imperialista, los faculta a intervenir en cualquier país del planeta con crudo es su subsuelo.

Cuando la Stándar Oil (hoy Exxon-mobil, ConocoPhillips, Chevron y otras) de Roquefeler estaba en su apogeo a principios del siglo XX, bajaba los precios a números insostenibles para sus competidores, así se convirtió en el primer Trust o monopolio petrolero de la historia, hacer caer los precios es algo que las trasnacionales petroleras tienen más de 100 años haciendo.

Sobre este aumento de la producción estadounidense de petróleo a través de las rocas de esquisto, es necesario decir que es inestable ambiental y socialmente, e insostenible a los  precio actuales, primero porque este método de extracción es muy costoso, algunos analistas plantean que entre 50 y 80 $/Bl, con un precio promedio de 70 $/Bl, es decir, estas empresas estarían arrojando pérdidas a los precios actuales, estratégicamente podrían aguatar pero ¿cuánto tiempo?. También es inestable porque genera muchas polémicas ambientales y tiene una fuerte resistencia de las personas que viven cerca de los yacimientos. Y hasta aumenta los terremotos; desde 1999, cuando se extendió el fracking en los estados de Colorado y Nuevo México en Estados Unidos, en esas zonas se han registrado 16 terremotos de magnitudes superiores a 3,8 en la escala de Richter, mucho más que el único sismo de esa magnitud ocurrido en las tres décadas anteriores. Esta información la suministra el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) no el Funvisis venezolano, según los geólogos gringos la responsable de ese notable aumento en la frecuencia de sismos es el “fracking”.

Sobre el impacto ambiental se ha dicho mucho, hay documentales, películas y videos al respecto, ha sido recientemente denunciado por el Presidente Nicolás Maduro, ya que es evidente su alto impacto, al respecto y cómo no es propiamente el objetivo de este artículo, recomiendo consultar internet y ver los siguientes videos:

http://www.youtube.com/watch?v=kmf8p7QQoUI#t=97

http://www.youtube.com/watch?v=hn24mSzX98U

Volviendo al punto, otro elemento importante para analizar es la venta de petróleo que están haciendo grupos terroristas en Libia, Irak y Siria, lo cual demuestra la verdadera razón de las invasiones, las preguntas que surgen son: ¿a quienes se lo venden?, ¿Quién controla esta venta?, ¿Quién está manejando la explotación, la logística, el transporte? Porque no son fácil ese tipo de operaciones, este volumen de producto está en el mercado, es parte de la oferta actual, pero nadie lo reporta. De acuerdo al investigador francés, Thierry Meyssan, director de Red Voltaire, el llamado Estado Islámico controla varias instalaciones petroleras en Irak y Siria, desde donde comercia crudo e incluso derivados del petróleo a Europa. En el caso de Libia, antes país estable y con altos índices de desarrollo humano, hoy dividido y de golpe en golpe, los integrantes del antes llamado CNT (consejo Nacional de Transición) se pelean por el control del país y del preciado recurso, a pesar de esto con el apoyo de petroleras occidentales han recuperado su producción de petróleo y se comercializa en el mediterráneo,  se supone que ningún país debe tener relaciones comerciales con grupos terroristas, parte del eterno doble discurso de los países del norte que dicen que hagas lo que ellos no hacen. Mucho de ese crudo era exportado a China, ahora vuelve a ser controlado por las OTAN, es decir, por EEUU.

El tema de Arabia Saudita también salta a la palestra en estos momentos, por ser el mayor productor de petróleo del mundo, miembro de la OPEP, y estar en medio del Medio Oriente, en la página de la Red Voltaire, diversos especialistas en esta región, señalan que son ellos junto a Qatar, otro país OPEP, los que están financiando al grupo terrorista autodenominado Estado Islámico (EI) actualmente en Siria e Irak, lo hacen a través del  excedente de la renta petrolera, producida por un incremento en sus ventas de crudo, derivada de las caídas de producción de los países en guerra, lo cual les sirve a su vez, para financiar la Guerra, nadie dijo que la Geopolítica era sencilla, estos tienen sus propios intereses religiosos, y geopolíticos, y bajo el esquema de que los enemigos de sus enemigos son sus amigos, están apoyando a un grupo de asesinos entrenados por la OTAN a masacrar poblados enteros por razones religiosas, tan preocupante es la situación,  que hasta a los impulsores de este Plan, los EE.UU., han tenido que reaccionar al ver tales atrocidades, estos días se ha observado como el EI se les escapo de las manos, decapitando a sus compatriotas y arrasando con cuánta gente diferente a ellos se consiguen en el camino hacia la instalación de su Califato. Por estas razones la monarquía de los Saud necesita de los excedentes de la renta petrolera de su país personal (por eso se llama Arabia Saudita), el petróleo Saudi es convencional, es decir, barato, y de los 11500 millones barriles diarios que produce, exporta 8500 según el Informe anual de BP, y aún a los precios actuales genera cuantiosas ganancias. Ya la familia Saudita ha irrespetado las cuotas de producción de la OPEP, esta estrategia saud-estadounidense, tiene sus contradicciones porque este país es fundador de la OPEP y el mayor productor de petróleo del mundo, se debate siempre entre su entreguismo a Occidente y su rol defensor de las políticas del organismo petrolero. En este juego de doble espía, es difícil saber qué va a pasar en la próxima reunión del organismo el 27 de noviembre, sin embargo, para eso el presidente Nicolás Maduro instruyo al canciller y ya veterano de la OPEP, Rafael Ramírez, a que haga una gira por países productores a fin de promover una estrategia de recuperación de precios.

No hay duda que uno de los países más afectado a consecuencia de este descenso en los precios es Rusia, que tras su enfrentamiento geopolítico con la OTAN por el conflicto ucraniano, ha sufrido sanciones económicas que la han llevado a promover una economía desdolarizada dentro de su ámbito de influencia, basta con mencionar que el gigantesco acuerdo con China para el suministro de Gas a través de Siberia tenía 10 años engavetado y luego de las medidas económicas impuestas por occidente a Rusia se firmo en días, y además las transacciones serán en moneda rusa (rublo) y/o china (yuan) lo cual deja fuera de la fiesta al dólar. EE.UU. ha despertado a un oso dormido, y al darse cuenta no se iba a quedar de brazos cruzados ante el liderazgo mundial alcanzado por Putin en el caso de Crimea, lo cual elevo su aceptación interna a al 80% y le permitió desplazar de su gobierno a todos los pro-occidentales, no obstante, meterse con el guapo del barrio tiene consecuencias. ¿Será casualidad que pocos meses después de la firma de este acuerdo iniciara la caída de los precios del crudo?  El rublo ruso ha perdido 30% de su valor en esos mismos meses y obviamente ha impactado en la economía del gigante euroasiático. Y hay, de paso, otro afectado de refilón, otra piedra en el zapato del Imperio, Venezuela, tampoco es casualidad que Roger Noriega, exsecretario adjunto del Departamento de Estado de EEUU en América y enemigo jurado de la patria de Bolívar, sentencia que ante la bajón de precios “…se pondrá en peligro su (del presidente Maduro) agarre estremecido en el poder".  Así atacan a dos de sus enemigos más importantes, suministradores de energía a su principal objetivo; China.

Algunos analistas señalan que la razón a la baja de los precios del oro negro es una desaceleración del crecimiento de las potencias occidentales y de China particularmente,  estos últimos meses, esto ha causado temor en un ya nervioso mercado petrolero marcado por miedo a la escasez, invasiones, terrorismo y manipulación. No hay duda que influye pero no creemos que sea determinante en una caída tan pronunciada.

Si reconocemos que la mayoría de las reservas de crudo recientemente descubiertas son de petróleo no convencional, es decir, más costoso, entenderemos finalmente porque los precios actuales no son sostenibles, cada vez se consiguen menos yacimientos con petróleo convencional, o sea, barato; los que se encuentran son cada vez más pesados (difíciles de transportar), o más profundo en el mar, o más difíciles de extraer: el ya mencionado gas y petróleo de esquisto en EEUU es un ejemplo, las arenas bituminosas de Canadá también, las crudos recién descubiertos en aguas profundas de Senegal, Angola y Brasil, son otros y el que más nos interesa, las mayores reservas del mundo: la Faja Petrolífera del Orinoco Hugo Chávez que también es crudo no convencional por eso hay que mejorarlo y/o mezclarlo. Es esta y no otra razón por la cual estamos en esta situación económica, las potencias necesitan algo que nosotros tenemos y mucho, por tanto, esta guerra económica va a seguir, incluyendo la caída de los precios, esperemos que siga siendo económica y no pase como en el caso de Siria, a guerra paramilitar financiada, aunque las Guarimbas no son otra cosa que un intento de lo mismo con el objeto final de apoderarse de nuestras reservas por la vía de la violencia, colocando un títere encargado del gobierno, pero en Venezuela se les han caído todos los planes. El país debe superar esta coyuntura. En el caso de la recuperación de precios, gracias al compatriota Juan Pablo Pérez Alfonzo que hace 54 años existe la OPEP, donde los Estados petroleros afiliados pueden sentarse a definir estrategias para incidir en estos, aunque ya hemos explicado que no será fácil.

El Imperialismo en su obvia decadencia económica ante el ascenso de China como primera potencia económica mundial desde el pasado mes de octubre, seguirá con todo el respaldo de la OTAN, su nuevo ministerio de colonias (en referencia a palabras del embajador Roy Chaderton), volviéndose mas peligroso, ante esta realidad, mas organización, mas conciencia, mas movilización; mas politización, para defender una soberanía que nos ha costado 500 años en conquistar.

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2014 veces.



Guyén Soto


Visite el perfil de Guyén Soto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Guyén Soto

Guyén Soto

Más artículos de este autor