El combate de arriba es uno, el combate de abajo es otro

La oposición venezolana y sus aliados internacionales, cada vez más, refinan sus estrategias y tácticas para minar la resistencia del venezolano y/o confundir hasta el extremo. Muchos venezolanos somos resistentes a ese empuje del imperio, pero otros sucumben ante este feroz ataque .

Uno de los últimos ensayos puesto en escena, lo constituye la guerra en la escasez de alimentos. Este ensayo puede asemejarse a un tremendo batazo de cuatro esquinas en el inicio del noveno “ining” (palabra del idioma inglés) que los pone a ganar por una carrera. Nos toca a nosotros batear, y dejarlos en el terreno.

REALIDAD

Si analizamos la realidad, nos damos cuenta de inmediato, de que las colas por la compra de algunos alimentos se han incrementado en puntos estratégicos en la ciudad (hablo de Caracas donde soy testigo presencial) y es casi a diario. La cola se ha constituido como un elemento “normal” para los ciudadanos adictos a las colas. Digo adictos, en vista de que he visto la repetición día tras día de las mismas personas.

En casi todos los productos: harinas precocidas, leche, mantequilla, aceite, arroz y ahora el fenómeno del papel Toilet, es normal que varios miembros de una familia, se apersonen y cada uno se lleva lo máximo permitido: en el caso de la harina cuatro(4) paquetes por persona, si es la leche, tres (3) paquetes y así cada producto tiene su límite dependiendo de la zona y el negocio que los vende. Por esta razón una familia termina llevándose ese día, veinte (20) o más unidades de un mismo producto.

Pero lo más curioso es, que al día siguiente repiten la operación en ese u otro negocio, es decir, ese tipo de familia se han transformado en verdaderos cazadores de alimentos.

Otro detalle que observo es(de hecho me he metido para escuchar el nivel de conversación que se desarrolla en este ambiente) que las conversaciones giran en torno: “..al mal gobierno que tenemos…” o “…que cada día la cosa va peor…”, “…las matanzas que ocurren, según ellos, en las distintas barriadas…”, pero contradictoriamente, muchas de esas personas tienen teléfonos celulares costosos o conversan sobre “…lo bien que le fue en su viaje a Aruba…”, etc., etc.

Las personas que no hacen colas, bien porque no les gusta o van a sus trabajos, también comentan, algunas criticando la actitud de “los coleros…”, (como escuché una vez) y otras apoyando la tesis de un mal gobierno.

CONSECUENCIAS.

Visto como se desempeña la realidad, amén de las muchas observaciones que cada uno pueda tener, me permito deducir las probables consecuencias por este hecho bien planeado por los APÁTRIDAS venezolanos y sus aliados internacionales.

La presencia constante de las cola, puede generar de inmediato en las personas, el que “existe” en realidad un problema de alimentación en el país y el responsable de esto es el gobierno. Este proceso se realiza por un efecto lógico llamado Asociación de ideas. Pero más aún, esta asociación es reforzada por las inmensas campañas mediáticas de los opositores y enemigos de la patria. En la mente de las personas que no están claras del problema, se solidifica esta idea, la cual es muy difícil de derrumbar.

Con esto se busca generar odio y rabia contra el gobierno. Ellos no aparecen como los autores del desabastecimiento, tal y como lo hicieron en el 2002. Ahora, es la estrategia de lanzar la piedra al que está de espalda y cuando este voltea, nos hacemos los locos mirando hacia otro lado, si por casualidad otra persona le mira en ese momento, seguro es, que será inculpado en lanzar la piedra. Claro, si la oposición no está relacionada con el desabastecimiento, entonces, ¿quién si lo está?, El gobierno.

La mentira debe trascender las fronteras y fortalecerse aún más. Eso les da fuerza ante el mundo y seguramente las fotos de las colas en Venezuela viajan a todo lugar de la tierra.

Por supuesto a nosotros los Bolivarianos no nos queda duda, de que otro de los objetivos es ocultar o hacer invisibles los últimos logros del Estado/Gobierno, como los de la misión vivienda, el exitoso viaje a China del Presidente maduro y su comitiva, los avances en materia del Alba, comunidad latinoamericana y caribeña, los innumerables beneficios socio-económicos que hemos obtenido en Venezuela: profesionales de la salud, educación, las personas de la tercera edad –entre las cuales me encuentro- nuestros compatriotas del mundo con las distintas misiones extensivas a los hermanos del mundo, etc., etc.. Si sigo escribiendo logros, seguro, aún estaría escribiendo.

Producir un revés electoral, en las próximas elecciones de Alcaldes.

Es importante que cada venezolano se lean los trabajos de investigadores como los de: Heriberto González, Psiquiatra y profesor de la universidad del Zulia o los de Arles Aguillón, investigador en materia de operaciones psicológicas y puedan constatar que los apátridas usan operaciones psicológicas contundentes. Es por esto, que cada día más, debemos refinarnos en el combate político a nivel de las comunidades.

RESPUESTAS.

Paso ahora a hablar del combate “aguas abajo”, expresión popular en los últimos tiempos, lo que digo acá es desde mi punto de vista y tal vez muchas personas incluyendo compatriotas puedan no estar de acuerdo conmigo.

¿Cómo abordamos a una masa de venezolanos que están ciegos, sordos y mudos y no comprenden que son víctimas de quienes los desprecian y son usados por estos mismos?.

La respuesta no es fácil, pero si hay un camino y es mediante organizar en cada sector, barrio, comunidad, grupos de colectivos, tipo: Montaraz, Tupamaros, Alexis Vive, Lina Ron, etc., etc. y que éstos organicen eventos para neutralizar el efecto maléfico de las colas. ¡Lo importante es eliminar las colas!.

Estos colectivos de alguna manera gozan del respeto de la población, su palabra, su presencia, sus acciones siempre llaman la atención de los niños y de la comunidad en general.

Lo primero ya está hecho, se contaría entonces con un ente(colectivo) con personalidad para abordar a las personas de las colas. Los grupos se conformarían en grupos de a cuatro(04) y de ser posible en unidades que les asocie a unidades militares(en las colas, con mucha seguridad existen personas opositoras, tal vez operadores políticos de la oposición quienes podrían buscar el enfrentamiento y descalificación del grupo). El grupo iría provisto con megáfonos y mensajes previamente construidos cuyo objetivo sea, el de llegar a la parte racional y que se imponga sobre la emocional que es por supuesto la parte del ser humano que trabajaron los opositores.

Hablar desde la parte alta de un vehículo genera en el ser humano una actitud de atención, mientras un camarada habla, los demás tratarán de localizar a los delincuentes opositores que hacen la guerra sucia.

Los mensajes por supuesto, deberán ser construidos por grupos con experiencia, tal vez los mensajes les haga ver, que sus miedos pueden también afectar a sus hijos, o que esa actitud de llevarse muchos productos puede hacer que otro hermano quede sin él. Que los venezolanos somos solidarios, amigos y cooperamos, y esa actitud de llevármelo todo es lo que genera el desabastecimiento, no obstante la actitud irresponsable de las empresas en manipular la producción de alimentos., etc., etc.

Es decir , debemos dar mensajes que “toquen en corazón”.

Este es un plan inicial o Fase I. La guerra abajo es distinta a la de arriba.

Nota final. Para entender la gravedad del asunto basta condecirles que en mis 65 años de vida, nunca había visto una cola por papel Toilet y la expresión de triunfo que se les ve a los compatriotas que salen con dos o más bultos.

Siempre he creído que las corporaciones nos han manipulado y chantajeado con los alimentos, es decir “Quieren que pensemos con el estómago”, pero esta vez han ido un poco más lejos “quieren ahora que pensemos con el trasero”.

Tengo entendido que el primer gran cacerolazo que se le dio contra el presidente Allende en Chile fue por “EL PAPEL TOILET”.

No subestimemos al enemigo. Unámonos a la lucha


mariodiazr1@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1267 veces.



Mario Díaz


Visite el perfil de Mario Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: