Maria Corina, Gloria Cuenca y Emeterio G; Compran un Helicóptero para lanzar a Comunistas desde el aire

Corran..¡¡, Corran..¡¡..Viene el Comunismo. Gritan de forma desaforada y alocada María Corina, la Profe Cuenca y el Monje Emeterio. Mientras otros opositores hacen sus maletas para viajar al Caribe, a los USA, Canadá y otros a la ruinosa Europa. Quienes se quedan en el país, ya cobraron las utilidades, y se alistan a pasarla bien.

Solo María Corina y sus acompañantes de turno y uno que otro disociado en las Redes Sociales, continúan hablando del utópico Comunismo. Que según cuentan los eruditos, solo en el supuesto “cielo” de los cristianos es donde existe esa forma de gobierno.

El comunismo es una utopía, ningún país, llámese China, Cuba, Vietnam, o la extinta URSS lo han podido lograr. Según Karl Marx, la trilogía seria esta: Capitalismo – Socialismo – Comunismo. Nosotros apenas estamos en un pre-capitalismo. Donde no hemos sido capaces de desarrollar las verdaderas fuerza productivas de la nación. Un país con un sistema económico vulnerable, ya que dependemos en grado sumo de la renta del petróleo. Sin Petróleo “no hay Leal, y por supuesto no hay Lopa” diría el chino del cuento aquel.

La oposición enmarcada en la ya arruinada MUD, se dedica a desviar la atención en momentos apremiantes de la política del país. Utilizan engañifas para montar matrices de opinión falsas. La proximidad de las elecciones del 16-D ha hecho que algunos voceros pierdan la cordura. Ese cuento del comunismo no lo cree nadie. Ni siquiera sus propios industriales y empresarios caen en ese ridículo. Un ejemplo, las Empresas Polar. Esta corporación capitalista que hace vida en el país, acaba de invertir en una nueva planta en Valencia, estado Carabobo, junto con una compañía transnacional, que beneficiara a una colectividad y dará empleo a más de 200 personas. Entonces uno se pregunta. ¿Empresas Polar se atreve a invertir en un país comunista?.

La respuesta es obvia, ese tal comunismo está lejos, pero muy lejos en el horizonte, y solo se encuentra en las mentes disociadas de algunos personeros de la derecha venezolana. Ese jueguito del “Ya viene el Comunismo”, es un jueguito peligroso. Muchos países han pasado por tragos amargos por ese tipo de matrices mediáticas.

Recordemos la persecución de los comunistas por los Fascistas alemanes e italianos. Recordemos la ejecución en los EEUU de supuestos “Comunistas” cuando la era del Macartismo. No olvidemos la “Caza de Comunistas” en el Chile de Pinochet. En Venezuela las Persecuciones, Torturas y Ejecuciones de líderes Comunistas por los gobiernos de la IV república. Muchos simpatizantes de la doctrina de Marx y Lenin fueron lanzados desde Helicópteros en las selvas y mar venezolanos por la policía-política de esa tenebrosa época. Una de las macabras coincidencias entre la Dictadura de Juan Vicente Gómez y la Dictadura de Partidos AD-Copei, fue que los dos regímenes utilizaron el genocidio de miles de venezolanos que simpatizaban con la doctrina comunista. De hecho la palabra “Adeco”, es un diminutivo utilizado en la época para diferenciar a los socialdemócratas de los que aun estando inscritos en Acción Democrática, simpatizaban con ideas comunistoides. De allí viene el vocablo AD-Comunista (ADCO).

El discursito segregacionista, sectarista, de apartheid, secesionista, debe ser tomado y estudiado con mucho cuidado. Detrás de todo esto hay un laboratorio montado. No solo quieren amedrentar a la población para las elecciones del 16-D, también quieren disfrazar la ruptura o casi desaparición en que se encuentra ese adefesio denominado MUD, sino, también, quieren desestabilizar al país. Fomentar el caos y la anarquía, la sublevación, el desorden, y la violencia.

Hay que mantenerlos vigilados, las acciones de calle pueden venir pronto. Las Comunas, y el 058, puede ser la chispa que necesitan los fascistas para emprender otra nueva aventura. Resulta paradójico cuando el gobierno se presta para indultar algunos secuaces y cabecillas de los sucesos de Abril 2002, comienza esta campaña desestabilizadora. Un gobierno de corte estalinista no daría tregua ni perdón a ningún golpista. He aquí la diferencia.

Venezuela se enrumba hacia momentos importantes en la consolidación de las bases que a futuro darán su fruto para transformar el viejo aparato cuarto republicano, a uno de verdadera Democracia, en lo social político y económico. Donde el pueblo tenga el verdadero poder de decisión. Dejemos el comunismo por ahora, en el cielo de los cristianos…

pedro2.patino@gmail.com
venezuelaeconomicaypolitica.blogspot.com
Red Bolivariana


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3378 veces.



Pedro Patiño

Químico, Investigador de Asuntos Económicos e Históricos, Analista Político, Eco socialista y Bolivariano.

 pedro2.patino@gmail.com      @pjph

Visite el perfil de Pedro Patiño para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a154715.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO