La batalla ideológica que Capriles no quiere abordar...

La campaña está aderezada por un altísimo contenido ideológico burgués, las características de la misma, por ende se enmarcan dentro del criterio de marketing político de las grandes agencias de publicidad, que agarran a un candidato y lo venden, no por su proyecto, sino como un producto más del mercado que oferta el capitalismo. Solo Chávez le pone un ingrediente distinto a la campaña. El primer paso de Chávez fue presentar ante el CNE su proyecto de gobierno 2013-2019 que en esencia es el plan socialista del siglo XXI. Ese plan incluye como principal punto la Independencia, la construcción y Profundización del socialismo, el plan para convertir a Venezuela en una Potencia en lo social, lo económico y lo político, dentro de la Gran Potencia de América Latina, contribuir al desarrollo de una nueva geopolítica internacional para construir un mundo multicéntrico y pluripolar y luchar por la preservación de la vida en el planeta.

Al contrario el programa del candidato de la burguesía solo hace referencia a los problemas pero en ningún momento dice cómo resolverlos, extrañamente se les coló una verdad para la óptica capitalista, “el hijo del pobre está prácticamente condenado a ser pobre”, esa frase está inserta en el programa de Capriles y muestra realmente como piensan, como interpretan la dinámica social, y cómo los capitalistas interpretan su lógica. Para un capitalista lo “lógico” es que el hijo del pobre siga siendo pobre, eso les parece a ellos normal y quien no acepte esa “normalidad” es satanizado por la ideología capitalista y sus poderosos medios de difusión.

Como es lógico pensar, la burguesía sabe muy bien cuál es su verdadero plan, para nada ellos hablan del poder popular, de cómo sería la transferencia de poder al pueblo, tampoco de los campesinos, pero si hablan de “detener las expropiaciones”, que en el fondo significa entregarle las tierras nuevamente a los terratenientes. Hablan de inclusión pero con el modelo capitalista es imposible la inclusión social, de hecho ellos hablan de la construcción de viviendas para la venta “con reglas claras”, es decir, priorizan la venta, antes que la necesidad de saldar la deuda social histórica que hace del más pobre el mayor acreedor de dicha deuda del país y la sociedad toda. En este concepto, en esa lógica capitalista es imposible, eso lo saben los burgueses, por eso el invento de “chocolate dulcito” y otras bobadas. La burguesía no quiere que se debata la ideología ¿Cual mejor candidato que Capriles para pasar los tres meses de la campaña hablando boberías intrascendentes?

Veamos la propuesta burguesa con respecto a la economía y al empleo:

Detener las expropiaciones y negociar con los “afectados”, es decir, colocan a los burgueses como los “afectados” por las expropiaciones, no hablan de la explotación a los trabajadores y a los campesinos… ¿Qué significa esto en la práctica? Empresas como Florentino, Lácteos los Andes, Aceites Diana, Conservas La Gaviota, etcétera, irían a parar a manos de empresarios privados que las descuartizarían y a la clase obrera la arrinconarán, aplicarán las reducciones de gastos para “aumentar la productividad”, eso significa despidos, además que la plusvalía, es decir, la ganancia, no se reembolsaría al estado nacional sino que irían a las cuentas de cuatro capitalistas que se babean por ponerle la mano a las EPS. Imaginémonos a PDVSA, PEQUIVEN y SIDOR…Para nadie es un secreto que el capitalismo quebró estas empresas, no pudieron con PDVSA porque era un trozo muy difícil de digerir, sin embargo, solo basta recordar la política petrolera de Luis Giusti, violatoria de los acuerdos OPEP que presionaban los precios hacia abajo motivado por la sobreproducción de PDVSA. Esto casi llevó a la desaparición de la OPEP. En pocas palabras, los burgueses hablan de empleo y ponen como primer elemento el tema de devolverles a los burgueses las empresas recuperadas por el estado. Otra perla es “desmontar los controles que ahuyentan la inversión”. ¿Cómo se come esto? Volverá la regalía petrolera al 3%, volverán a ser los ricos protegidos con la evasión de impuestos, cultura impuesta por la 4ta república. En conclusión, en un hipotético gobierno burgués volverá la liberación del cambio que desangraría al país y al BCV dejando a la patria sin reservas internacionales.

El clímax de lo absurdo llega cuando nos hablan de generar empleos con pasantías ¿? ¿Mano de obra gratis para los empresarios, o a muy bajo costo en el mejor de los casos?… Es decir, los burgueses le dirán a los desempleados “tranquilos”, serán pasantes en la empresa de don Juan de los palotes y casta, pero solo eso, pasantes, sin derechos laborales ni nada… ¿es estúpido este tipo? O demasiado vivo que simplemente traza unas líneas para no decir que no hay proyecto, pero la realidad es que ¿Cuál proyecto? Ellos si saben y conocen bien el proyecto, paso a creer que las estupideces del majunche solo obedecen a un plan de marketing en donde se vende a un inofensivo Capriles, incapaz de ser un Pinochet o algo parecido, la realidad es mucho más dramática; el imperio sabe muy bien que sería imposible recuperar el poder en Venezuela sin la aplicación de un plan muy agresivo y represivo en extremo. Algo así que dejará pasmado a un Pinochet, o a un Videla, en este sentido hace esfuerzos por ocultar el proyecto de gobierno que en el fondo dice para donde va, pero lo edulcoran con retórica barata que se detecta fácilmente pero que si no se le explica al pueblo pudiera confundirlo, y más que al pueblo, muy educado y politizado, gracias a la revolución, sobre todo a los sectores de la clase media que se sienten atraídos por las canciones bobas de Capriles. Aunado a la ideología burguesa y pequeño burguesa reformista imperante, que hace del debate ideológico, que debiera ser lo principal, algo secundario y a veces hasta marginal.

En relación a la seguridad social; para nada hacen referencia a si continuarán con la política de incorporación a un derecho obtenido en revolución, de todo aquel ser humano que cumpla con la edad de ser subvencionado socialmente, pero el capitalismo se les brota por los poros en lo siguiente: “Avanzar en la conformación de un sistema de seguridad social universal, solidario y financieramente viable que estimule el ahorro y la formalización del mercado de trabajo”. “financieramente viable” ¿Qué significa esto? Saldar la deuda de más de 500 años con los pobres jamás será financieramente viable en la lógica capitalista; es decir, si volvemos a los “incentivos” al sector privado entonces pondremos a los burgueses como “Zamuro cuidando carne”, es la lógica aquella de “puede ser que especulemos pero generamos empleo”… ¿Capitalismo solidario? ¿Dónde? Se cae de maduro la mentira de los diseñadores del plan Capriles… “solidariamente” los burgueses saldrán a la plaza bolívar y lanzará las migajas de sus bolsillos repletos al fondo para los jubilados y pensionados ¿RECUERDAN LAS BALLENAS DE LEDEZMA ROCIANDO DE AGUA A LOS VIEJITOS? Y eso se repetiría ante unos burgueses cuya naturaleza los lleva a acumular más y más riqueza explotada a los pobres ¿Ingenuidad? Jamás podemos decir que es ingenuidad, ellos lo saben, pero manipulan a los pobres opositores con palabras bonitas y luego que voten por ellos vendrá el paquetazo de Pérez, esta vez con más sangre y dolor.

En el tema que ellos llaman tranquilidad hay algo curioso, hablan del combate al tráfico y microtráfico de drogas pero no explican su relación con uno de los jefes del narcotráfico como es Álvaro Uribe, tampoco nada se dice de Salas Römer y sus vínculos con el lavado de dinero, procedente en su gran mayoría del tráfico de drogas. Pero hay algo paradójico, ellos hablan a de atacar las CAUSAS del fenómeno delictivo. Cualquier sociólogo sabe que una de las principales causas de la delincuencia es la injusticia, y el sistema capitalista es un sistema injusto que condena a millones de seres a la más absoluta pobreza, esto nos lleva a concluir que si se ataca la causa principal que es el modelo capitalista, tendremos una sociedad justa y equitativa por lo cual se reducirá exponencialmente el tema de la delincuencia, lo demás es retórica y manipulación.

A los que elaboraron el programa de gobierno de Capriles se le olvidaron los campesinos, también se les olvidó el poder popular, en torno a la Fuerza Armada, ni por asomo habla de fuerza bolivariana, la doctrina bolivariana les quema la piel a los burgueses. No se declara pero se insinúa el regreso de una FANB sometida a los designios imperialistas, una FANB detrás de las enaguas de alguna secretaria de poder o de cualquier politicucho que proliferaba en la 4ta república.

Razones hay en el imperio para no tocar el tema ideológico en la campaña electoral, es por ello que los revolucionarios no podemos dejar nuestra principal arma, la ideológica, abandonada a propaganditas que no denuncien la violencia en el proyecto burgués, la batalla de las ideas tenemos que darla, perfeccionarla y difundirla. Es un error pensar que solo construyendo maquinaria electoral se vence a la burguesía, hay que vencerla en las ideas y por eso más que votos necesitamos que esos votos sean consciencias, consciencias patrióticas consciencias socialistas…

CON CHÁVEZ RESTEAOS

latojeda@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2228 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor