Soliloquio imaginario de Maricori

“¿Quién me mandaría Dios mío, a meterme en esto? Yo, un niña rica, criada bajo todos los antojos habido y por haber, ahora por estar de gafa, estoy como pez en un baile de mininos; así me encuentro dentro de esta chusma que andan cazando que yo diga cualquier cosa, para salir con la vaciladera. ¿Qué dirá mi papi y mi mami de esto? Pues yo estaba acostumbrada a decir, a pedir y a coger furia por cualquier cosa, y todo me lo aceptaban, no solamente ellos sino también mis amigos y amigas, porque yo era la reina de la partida.

Pero un mal día, se me ocurrió no sólo ser diputada a la Asamblea Nacional, sino pre candidata para ser nada más y nada menos que Presidenta de este país, con el único fin de que no siguieran mandando esas hordas de desdentados y tierrúos, quienes de paso agarran confianza, como por ejemplo el periodista chusma ese, que me llamó Maricori; así, como el que ha bailado conmigo en el Country Club. Unos pasaos es lo que son los bichos esos.

Aunque debo confesar que por no ser tan ducha en la materia política, he cometido mis errores y he dado declaraciones muy espontáneas que los tierrúos no entienden y ahí viene el chalequeo. Pero por ahora quería olvidar todos los desaciertos que estuve en la campaña electoral de mi pre candidatura, porque pensaba que eran cosas del pasado. En eso estaba en mi lujoso apartamento, sin sospechar lo que venía.

Y vino el domingo 13 de este mes y como todo trece, fue pavoso para mí, porque el marginal ese que corre carros ganó una competencia en España, y ahí vino otra vez el vacilón y apareció otra vez mi nombre y mis palabras en primera plana en los medios que manejan las turbas chavistas y empezó la ironía, el vacilón y el chalequeo, de que yo dije que le quitaría el patrocinio que tiene por Pdvsa, el corredor ese, y así unos cuantos cuentos por el estilo, que en realidad provoca salir corriendo de este país y disfrutar de la vida en una isla privada de esas que tienen los amigos de mi familia, porque con esas chusmas, no se puede.

Por eso, Dios mío, vuelvo al principio y pregunto: ¿Quién me mandaría a meterme a mí en esto para estar en boca de esa gentuza? Porqué, porqué, porqué….”

P.S. Carlos Mata Figueroa a la gobernación del estado Nueva Esparta y Yannelys Patiño a la Alcaldía de Gómez.


emalaverg@gmail.com
@Malavermillo


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1803 veces.



Emigdio Malaver

Margariteño. Economista y Comunicación Social. Ha colaborado con diferentes publicaciones venezolanas.

 emalaverg@gmail.com      @Malavermillo

Visite el perfil de Emigdio Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: