Siguiendo el tema propuesto por Sant Roz

"La rebelión de los náufragos" de Mirtha Ríos

Tomando un poco al pie de la letra la que publicó Sant Roz, me tomo la libertad de exponerlo a mi forma pues me parece muy interesante la entrevista de la que se hace referencia.

En el libro “La Rebelión de los náufragos” (editorial Alfa, colección Hogueras, 2010, Venezuela), aparecen entrevistas a varios protagonistas de la caída de Carlos Andrés Pérez, y comienza con la internacionalista Carolina Pérez Rodríguez (hija de CAP con Doña Blanca Rodríguez de Pérez)

Recordemos que durante el segundo mandato de Carlos Andrés Pérez (dice el compatriota Sant Roz y yo amplío) las reservas internacionales se encontraban en 300 millones de USD, la inflación era del 80%, y entonces el gobierno para buscar plata comenzó a privatizar empresas del Estado: a la compañía nacional de teléfonos, CANTV, a VIASA, al Banco de Venezuela, y pidió el famoso préstamo al FMI, que ocasionó la debacle, recordemos que el FMI, aprobó el crédito solicitado pero con unas condiciones que ocasionaron el estallido social del 27 de febrero de 1989 etc.

La entrevista a Carolina Pérez Rodríguez se la hace Mirtha Ríos el 25 julio 2008

Cuando se le pregunta a Carolina sí su padre era corrupto, Carolina calla por un rato. Luego afirma: “En entorno de Pérez era corrupto, eso es un hecho. Pero el entorno cercano a él. Ese fue otro problema que él tuvo. No se dio cuenta que el entorno que él tenía le estaba creando problemas”[1]. Entonces Mirtha le pregunta si se está refiriendo a Cecilia Matos, a lo que Carolina contesta: “-Ella fue como su talón de Aquiles. Su punto Vulnerable. Porque por donde usted metía el ojo aparecía ella… Cecilia aparecía como el poder detrás del trono”[2].

Mirtha un tanto sorprendida insiste: “¿En verdad era tanto su poder? ¿Pérez se lo daba? ¿O es que él no se daba cuenta?”

Carolina responde: “-Yo no sé. La verdad que esa es otra cosa que no entiendo. No, no entiendo. Creo que ahí hubo un problema serio porque él tenía que haberse dado cuenta de qué estaba pasando”.

Y añade: “Nosotros somos una familia muy moralista ¿y quién nos inculcó esa moral? Él y Mamá. Mi papá nos crió con preceptos muy claros. A mí y a mis hermanos…[3]

Entonces, Carolina se desvía del tema y comienza hablar de que a su padre no le gustaba que nadie les prestara plata, y dice que ella fue criada como clase media y vivía hasta donde la cobija la arropaba porque su papá nunca le dio dinero para que fuera a Disneyworld[4].

Mirtha Ríos viendo que se le va por las ramas y no concreta el punto, insiste y le repregunta: “¿Entonces, para usted, Pérez no es corrupto?”…a lo que Carolina responde: “- No será el corrupto per se. No es que él se robó el dinero, PERO SI NO ES CORRUPTO POR LO MENOS ES CÓMPLICE. Y LO ESTOY DICIENDO COMO VENEZOLANA. COMO HIJA, ME PARECE QUE MI PAPÁ SE HIZO MUCHO DAÑO CON ESA RELACIÓN. Él la pudo haber sacado a ella para el exterior, la pudo haber mantenido afuera. Si él sabía de esto tenía que haberse dado cuenta de qué estaba pasando. Lo digo como hija, porque como venezolana ¡me parece el colmo! Porque nosotros lo elegimos a él para defender nuestros derechos y defender a nuestro país; POR TANTO ÉL ES EL RESPONSABLE DE TODA LA GENTE QUE NOMBRÓ, DE LA GENTE QUE ESTABA A SU ALREDEDOR…[5]

Y completa con esto: “Ahora bien, quítese a Cecilia Matos de todo esto ¿y qué ministro está preso? Ninguno. ¿Qué ministro fue juzgado? Ninguno. Es decir, lo del gobierno corrupto fue una matriz creada… ¿pero de dónde sacaba Cecilia Matos la plata para vivir donde vivía? ¿Quién se la daba? ¿Por qué se la daban? De verdad que no lo sé…[6]

¿Porque no hubo ministro preso? Se pregunta Carolina y de una vez se responde (para su propio alivio, metiendo la cabeza en un hueco como el avestruz) “lo del gobierno corrupto fue una matriz creada”…No Carolina te voy a responder lo que tu de todos modos se que sabes: No hubo ministro preso porque a CAP lo sustituyó una pleyade de personajes de la misma escuela, estabilizando definitivamente el gobierno con la Asunción de Rafael Caldera (¿recuerdas que el pacto de punto fijo se firmó en su casa? ¿Y recuerdas en que consistía?).

No podía haber ministro preso después de CAP, porque eso seria aupar la causa de la rebelión del 4 de Febrero de 1992, eso era darle la razón a un Chávez que estaba preso.

No podía haber ningún ex ministro de CAP preso, en un gobierno tomado por los que se aprovecharon del alzamiento militar y el apoyo que el pueblo les dio a los insurrectos, para sacar a Pérez y tomar el control.

Esos que ayer enterraron a Pérez con honores son los mismos que los botaron del partido, son los mismos que terminaron traicionándolo y echándole la culpa de todo, ¿Por qué?...porque esa es el ideal de esa generación “política”: aléjate de lo que daña tu imagen y abraza lo que te conviene (aunque las dos cosas sean solo temporales)…Igual a lo que le acaba de ocurrir a Gadafi en Libia, solo que a Carlos Andrés le tocó una muerte diferente.

Por eso es que esa clase política no puede volver porque son productos de la falsedad y de la hipocresía, ya lo vemos con Pablo Pérez y Radonski y los comentarios de ramos Allup, amen del resto de los aspirantes.

Mientras la opción para “salir de Chávez” sea volver a la misma generación pasada, Chávez se mantendrá en el poder, porque Venezuela decidió hace tiempo no cometer el mismo error, con esa gente; entonces, solo cuando haya madurez política y haya propuestas y personas capaces de seguir el rumbo que comenzó en 1992, solo entonces Chávez podrá retirarse y descansar meciéndose en un chinchorro feliz del deber cumplido y los frutos cosechados.

[1] Libro citado, pág. 28.

[2]  pág. 28.

[3]  pág. 28

[4]  pag. 29.

[5]  pa´g. 29.

[6]  pág. 29.

oscarajimenezr@gmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 5661 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: