(Jóvenes Capados)

Nacieron [y viven] sin Corazón en el Pecho

Creo que el asunto esta muy visible y no exige ser un sesudo observador para percatarnos del hecho. Esta ahí y nos permite ver el cadáver de la MUD tal cual es: Hueso y sin carnita. En su trance por parecerse a un colectivo o en los movimientos que realizan sus individualidades, la situación es totalmente idéntica: Puro hueso y nada de carnita. Sordos, ciegos y mudos frente al derrumbre de sus parísos

¿Qué le pasa a un ser, cuya existencia va sintiéndose y quedándose sin referencias? ¿Qué le pasa a un ser en cuya humanidad no habitan los sueños porque se les extinguieron a fuerza de mentir y callar?

Uno supone que debe ser una vida angustiosa. Sentirse sin un norte o sin la necesidad de recurrir a los sueños es como un no estar en la vida. Es una vida amarga, traumática y muy cerca de la locura. Sin embargo, es lo que uno supone, porque en la realidad hay seres que viven muy bien sin esas opciones referenciales que le permitan darle sentido a la vida y a las luchas. Claro, en una persona de 50 años en adelante, esto pudiera sucederse y pasar sin mucha amargura aunque se esté bien o se sienta muy bien. Debe ser horrible levantarse cada mañana sin saber qué seguir y por quién vivir.

¿Cómo pedirle a un joven que pase sus días si nada que le de sentido a su vida?

Un Joven sin sueño y sin unas referencias, aun siendo extremadamente utópicas, es sencillamente como asomarse a una iglesia y verla sin un santo u una virgen a quien pedirle por alguien en la vida. En un joven, esta ausencia de ideas, referencias y sueños debe ser fatal. Es una idea sobre la cual nos detenemos equivocadamente, porque no necesariamente para estos seres, la vida le sea amarga. Así se vive bien porque hay cosas/objetos que suplantan esa ausencia de referencias e ideales.

¿Con qué vive en joven de los nalguitas blancas? ¿Cuáles son sus referencias nacionales? ¿Cuáles son sus referencias internacionales? ¿Qué le inspira vivir y no ver pasar los días?

Si ser muy sesudo en el análisis y en la observación, a un joven de estos nalguitas blancas, cuando mucho, su vida tiene un poco de sentido a través de la defensa de un tal Mazuco. Después de ahí no hay nada más. No le da sentido ni tienen valor y coraje para sumarse claramente a las ideas que supuestamente defienden, pero que ni conocen

Aquí, suponemos que caminan el ideal de defender privilegios e intentar regresarnos a la sociedad de exclusión que éramos antes de 1998. Lo suponemos, porque no es real. Ni de eso son capaces, por cuanto su mejor manera de dejarse ver como seres o personas es parecerse a una marioneta y estos objetos, son capaces de lograr un movimiento a través de personas.

No sueñan ni viven, aunque se mueven. Aquí los mueve su falta de referencias y por eso, no son capaces de reaccionar cuando sus paraísos se desmoronan. No son capaces de decir nada por este mundo, porque sus referencias se caen a pedazos. Se cae su modelo de educación pinochetista y no son capaces de solidarizarse con el fantasma de Pinochet instalado el sistema educativo chileno. No son capaces de solidarse con el derrumbe de su modelo de sociedad europea que también se cae y menos aún, no tienen bolas para solidarizarse con el caos que sacude a la sociedad norteamericana que vive y se sostienen matando y bombardeando a pueblos del mundo.

No son capaces de sumarse y solidarizarse con lo que dicen defender, porque como dice la vieja canción, estos seres nacieron sin corazón en el pecho. Vivir así, debería ser una angustia, pero un capado es un ser que pasa o consume su vida sin la emoción de tener un momento de celo.

evaristomarcano@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2131 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a128513.htmlCd0NV CAC = Y co = US