Del expediente secreto del Congreso de Angostura

“(Dictado) Excelencia,



En cartas reservadas enviadas desde Puerto Rico nuestros agentes informan que los realistas Ramos Chalupa, Babosa y Mezquina no descansan en su infame campaña contra el Ejército Libertador. Muy por el contrario este trío de criollos traidores indignos de llamarse americanos, han arreciado los ataques en contubernio con sus pérfidos cómplices huidos al Perú y escondidos en Lima después de nuestra toma de El Callao el pasado 2 de Enero de 1825, filoso tajo republicano que cortó la última garra del León español clavada en Tierra Firme Americana.

Odiados antaño cuando hacían daño y despreciados hogaño cuando sólo hacen el ridículo, estos bellacos proclaman que la presencia, eminencia y preeminencia militar en algunos actos protocolares y formalidades, es un atentado contra el espíritu civilista del Congreso de Angostura, que se reunió en aquel decisivo 1819. ¡Pero si cuando Angostura todavía faltaba seis meses para la batalla de Boyacá! ¡Y cinco años de sangre y fuego para la batalla naval de Maracaibo que en julio del 1823 selló la independencia de Venezuela! ¡Siete para expulsar a los godos de El Callao!

Claro que respetamos el fuero civil y la moderna división de Poderes. Nosotros los militares, obreros del mortífero acero y pretendientes de la esquiva gloria en esta Gran Patria Americana, y Su Excelencia el primero de todos, rechazamos la forma monárquica y el predominio de la fuerza sobre las leyes. Pero hubiera sido risible sólo pensar en aquellos 26 delegados al Congreso de Angostura, hacendados y letrados, élite de nuestros escasos territorios, apoyar al Libertador con algo más que la pluma, el voto y algún ganado.

Estos pícaros de Ramos Chalupa, Babosa y Mezquina son criaturas políticas de Santander y, como él, marionetas del Ministro Plenipotenciario de los Estados Unidos. No pueden hablar de Honor, esa gloria o buena reputación que sigue a la virtud, al mérito o a las acciones heroicas, y vajean al oído del público y algunos militares la palabreja “pundonor”… oropel y fantasía de bribones “estado en que la gente cree que consiste la honra, el honor o el crédito de alguien”. Creen que consiste, creen que son, creen que volverán a chupar la sangre de la manada.

Farsantes y maleantes hasta el fin, su intención es chantajear a los militares con la opinión pública y amenazarlos con sanciones de la Historia, porque saben que sólo militares desmoralizados le dan la espalda al pueblo y se ponen al servicio de la minoría egoísta. La recompensa del soldado pobre es el rico desarmado, decía el florentino, y Su Excelencia nos enseñó que la recompensa de un ejército popular es ser el pueblo en armas, marchando por la justicia hacia la paz”.

Realistas chiflados, Ramos Chalupa, Babosa y Mezquina se lo creen todo permitido y deliran mareados por el olor de su propia podredumbre. Esperemos que no se cumplan sus anhelos de violentar la situación, no sea que les toque escuchar un concierto que nunca escucharon y cuya parte más amable es aquella copla importada de Cádiz: “Anda, Jaleo, Jaleo: ya se acabó el alboroto y comienza el tiroteo…” Suyo, muy afectísimo” etc.


rotheeduardo@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2215 veces.



Eduardo Rothe


Visite el perfil de Eduardo Rothe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Rothe

Eduardo Rothe

Más artículos de este autor