Es que largó sapos y culebras contra el eje del mal pensando que era el eje del bien

Diputada Cruella de Vil está mal de la cabeza:

Tengo casa por cárcel pero no hay mal que no venga por bien, primero que, haciendo oficio sufrí una leve cortadura y por lo cual pude salir de dudas: tengo la sangre roja, no azul como siempre yo había pensado.

Es decepcionante, comprobé  que tengo la sangre roja rojita, con razón los muchachos me salieron tan maleducados y desobedientes, lo de maleducados, por mi parte.

No obstante, esclarecida mi naturaleza y, puesto que tengo mi sangre roja, asumo que debo estar preparado para ingresar al eje del mal y, por lo alto, sí es que al dictador se le enmohece el manguito rotatorio, en el 3021 y deba yo aspirar a relevarlo provisionalmente, hasta el 5021 ó acaso hasta el 5021, 05 –julio del 5022, quise decir- (advierto que si yo tuviese la sangre azul, me hubiese ido con los escuálidos).

Luego, asumo este productivo ocio para ver los debates de la AN.

La señora diputada Cruella toma la palabra y  dispara denuestos, sapos y culebras contra  Evo Morales, Daniel Ortega, Fidel, Ahmadineyad, Lukashenko, Rafael Correa, Kadafi y otros presidentes del eje del mal, por apoyar al dictador Chávez- (este teclado no tiene “ ”)- y remata salvando su voto en la aprobación de leyes, tal vez pensando en pulir el bronce; mas, ¿acaso ella ignora qué feas se ven las estatuas  bajo las aves, como diría Alí Primera?

Era de suponer que la diputada Cruella de Vil integrase el eje del mal y que combatiese contra el eje del bien ( es decir, contra Uribe Velez, Obama, Pinochet, Bachelet(a), Micheletti, José Manuel Insulsa,  Porfirio Lobo,  Calderón, Oscar Arias, Lucio Gutierrez, Laura Chinchilla, Ricardo Martinelli, Pedro Carmona Estanga, Cabecemotor, el burrósofo del Zulia, Guillermo Zuloaga, Alberto Federico Ravel, Marcel Granier, Nelson Mezerhane, Urosa Sabino, Lückert, Porras, Nixon Moreno, W Bush, Patricia Poleo, Pompeyo Márquez, el Cardenal Jacinto Berloco, Jac el destripador, Orlando Bosh, Posada Carriles, Teodoro Petkoff,  Ovidio Perez Morales, Carlos Ortega, el Cardenal Moronta, los alzados de Plaza Altamira, Pablo Escobar Gaviria, Enrique Mendoza, Radosky, Bobolongo, Ledezma, el resto de la Conferencia episcopal -sin excepción alguna- y otros otros, muchísimos otros angelitos, serafines y arcángeles) mas, ¡oh! que ella se alineó con ese eje tan bueno-contrario a su ser aparente-y se ha dado con furia contra el reeeegimen dictatorial, es por lo que salva su voto, no vaya a ser que las palomas y otras aves...

Infiero que la diputada Cruella está mal de la cabeza, obvio, es que ella dejó su papel entre nosotros y se fue al bando de los buenos, saltó la talanquera, ahora los perros la quieren muchísimo.

Bien por Sigmund Freud: “La mente es como un icberg, la inmensa parte hundida y que no se ve, representa el inconsciente y el pequeñísimo pico que apenas sobrenada en la superficie del océano, representa la parte consciente”

¿Está  Cruella, mal de la cabeza? ¿Y, sí está, son efectos de La protolíbido, que bien teorizara Jung? ¿Sabe ella donde está parada?

Es que ella se da de manera fanática y con brutal butría-desde su curul-contra la patria venezolana, por lo que vale evocar a Carl Gustav Jung:

“El fanatismo no es más que una sobrecompensación de la duda, quien no percibe el drama de su propio fin, no está en normalidad sino en la patología y debe acostarse en la camilla y dejarse curar” (+ ó – sic). 

oceanoatlanticoguillermo@gmail.com 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1942 veces.



Guillermo Guzman


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a114451.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO