Oposición nihilista

¿Qué respeta la oposición venezolana? Porque todo lo degrada, menosprecia, vilipendia, incluso a sí misma. Ahí tienes a sus candidatos, una manga de ladrones, asesinos y borrachines. Corte de los milagros.

¿Hay un personaje, principio o monumento que reverencie? Nada. Ni Dios, que la misma Iglesia mercadea.

Hace años un amigo mío se hizo nihilista. La palabra nihilista viene del latín nihil, que significa 'nada'. Una vez lo vi venir y, para probarlo, le hice una pregunta provocadora, para lo que elegí a un grupo humano que gozase de aprecio unánime:

--¿Qué piensas de los bomberos?

Respondió inmediato, cabal, certero:

--¡Que debieran dejar que todo se queme!

Pero la oposición es aún más nihilista. Su más consumada producción ha sido el Acta de constitución del gobierno de transición democrática y unidad nacional, proclamada urbi et orbi el 12 de abril de 2002. Mientras, Simón Bolívar se echaba a las calles a convocar al pueblo, por más que dicen que plantaron su retrato en un baño.

Volviendo: esa acta es un arquetipo de nihilismo de derecha, pues dilapidó todas las instituciones al instaurar una satrapía oriental en la que confirió todos los poderes a Pedro Carmona Estanga. Estaba facultado por esa acta para decidir, como buen autócrata, sobre toda materia, incluso juramentarse ya nombrado Presidente recursivamente por esa misma acta, o sea, la serpiente se mordió la cola. Todo en nombre de que, según reza el acta, Hugo Chávez se había arrogado todos los poderes. Luego resultó que el acta no la redactaron ni Daniel Romero (que la leyó con voz triunfal y estentórea), ni Alan Brewer Carías, ni Cecilia Sosa. Nadie la escribió, o sea, la nada perfecta, que ni el Nowhere Man de los Beatles, el 'hombre de ninguna parte'.

El fullero José Ignacio Cardenal Velasco firmó el acta en un papel suelto, o sea, engañó a golpistas, chavistas y ninís.

Jamás se vio tamaña mentecatada articulada sobre un solo papel y ovacionada y firmada por gente tanta y tan arrogante.

Se evidencian unos paramilitares confesos y los medios de oposición dicen que es un montaje. Se promueve una constitución avanzadísima y gritan que NO y ahora la invocan para todo. Se crea Barrio Adentro y dicen que hubo mala praxis. Millón y medio de personas aprende a leer y dicen que el vídeo que se usó era feo. Se traen los restos simbólicos de la heroína Manuela Sáenz, uno de los seres más maravillosos de América, y la degradan a barragana cuyas únicas batallas fueron en la cama. Se descubren los restos del Padre de la Patria, en un acto científico y reverencial (ciencia y reverencia no se excluyen) y dicen que es un rito palero, con babalawos y todo. En este país laico las religiones de influjo africano valen igual que todas, ¿oíste, Santa Inquisición?

Sí, la oposición reverencia el Imperio, pero de él solo Miami, donde se guarecen sus bellacos. Con razón todo lo degrada. Ojalá haya excepciones.

roberto.hernandez.montoya@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2299 veces.



Roberto Hernández Montoya

Licenciado en Letras y presunto humorista. Actual presidente del CELARG y moderador del programa "Los Robertos" denominado "Comos Ustedes Pueden Ver" por sus moderadores, el cual se transmite por RNV y VTV.

 roberto.hernandez.montoya@gmail.com      @rhm1947

Visite el perfil de Roberto Hernández Montoya para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Hernández Montoya

Roberto Hernández Montoya

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a105562.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO