Ese palangrista va fuera del aire

De los días de La Concha solo queda el conchero. De aquella cofradía de golpistas que viajó hasta allá para trazar planes desestabilizadores no se consiguen trazas. Todos han quedado locos de bola, echándose cuchillo entre ellos mismos, pero enajenados por el avance revolucionario, pretenden decirle a sus disociados que la vaina es culpa de Chávez. A Alberto Federico lo han puesto sus propios “socios” en la calle, de una sola patada en el apellido. Seguro esa herida es de puntos y no podrá, como hizo el de la gorrita pa´tras, dar la “cara” con una simple curita. Nosotros ni nos chupamos el dedo ni tenemos un pelo de tontos: Estás fuera del aire.

La iguana y el mato de agua

Se fuero pa´el Orinoco

La iguana no quiso al socio

Ni el mato de agua tampoco.

Les estabas jodiendo la vida, vale decir, los negocios. Y echo no che ache entre gente que tiene más tiempo jodiendo al Pueblo que tú. Tu participación accionaria es parecida al rating de Cloacavisión, pero no fue por rating que te sacaron, fue por rata. Quisiste intrigar contra gente que cuando tu vas ya ellos tienen rato que volvieron.

Cuando vuelva el Matacuras y peles las nalgas en exclusiva ante las cámaras, ya la gente sabrá con pelos y señales como se desarrolló la truculenta trama de tus intrigas, así que no se vale echarle la culpa a la revolución. Mira que ya Luís Planas hizo el ridículo señalando al gobierno como responsable de la división de Copei. Tú desestabilizaste los negocios del Turquito y el Cazador Furtivo y ellos si están en la misma liga de Cisneros, tu no. Cada uno de ellos te cantó un strike; entre los tres te poncharon.

Debo confesar que desde aquello de la “madre patria” no había escuchado tamaña estupidez, como la apología que te hizo Nitu. Sin dejar de lado la vehemencia en tu defensa de Carla, Kiko, la cacatúa Roland y otros que ahora aprietan los esfínteres ante la defenestración de su “jefe”. La ola de rumores a través de los medios electrónicos los tenía al borde de un ataque de nervios. Parecía como un homenaje póstumo. Cuidado, mira que tu salida está siendo celebrada a todo trapo.

Así es Alberto Federico. Quien a Twitter mata a twitter muere. Y lo que te espera es “la gusanera” en Maimi.


pladel@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3096 veces.



Plácido R. Delgado


Visite el perfil de Plácido Rafael Delgado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Plácido Rafael Delgado

Plácido Rafael Delgado

Más artículos de este autor