De lo sublime a lo ridículo o un potazo sin alma

Hay muchas preguntas que abren este articulo y que necesariamente hay que analizar, para tratar de entender hasta que punto, el daño de los medios de comunicación se ha vuelto irreversible para algunos compatriotas, donde habrá que ponerle nombre a este nuevo síndrome mediático, mucho peor que el de Estocolmo.

¿Porqué defender un empresario que te envenena, te empobrece y encima se burla del contribuyente o del empleado explotado?

¿Porqué proteger a un delincuente en nombre de la libertad y la democracia, como lo hacen las leyes venezolanas, que le venda los ojos al victimario, pero a la vez expone al escarnio público a la victima?

¿Porqué pretender inmolarse y purgar los delitos convictos y confesos de la joya de Zuloaga, Ravell o cualquier otro oligarca prepotente y ensalzarlo como héroes y paladines de la justicia?

¿Porqué en Venezuela, ser delincuente, terrorista o estafador, es sinónimo de intocable, excelente candidato para asilo, protegido del imperio, opositor ideal para derrotar a Chávez y reunificador privilegiado para portar las banderas de la contrarrevolución?

¿ En que momento esta oposición inefable, perdió la chaveta y cambió lo sublime de la recolección para los niños con cáncer, problemas del corazón u otras nobles causas, por la recaudación fría, para saldar las alegres deudas de impuestos sobre la renta, penalizaciones de CONATEL e infinidad de transgresiones a la ley y a las buenas costumbres, por parte de uno de los mas poderosos ricachones del jet set caraqueño?

¿En que momento esta oposición subyugada por el veneno mediático del medio que defienden, cambió los valores de protección al desvalido, solidaridad con el enfermo (Caso AH1N1 vivido recientemente por una pareja), amor hacia el prójimo sin mirar su color político, por antivalores que enferman el alma y los convierte en zombis que anhelan su tumba y a su sepulturero?

¿En que momento, se le olvidó a la negra, que el millón depositado en su pote, es para el mismo oligarca con diferente cachimba, que se limpió la boca al besarla en publico?

¿En que momento, no importó el arroz, la leche, el gas, la gasolina, la vivienda, el carro, la matricula, la educación, la cuota balón, el IPC, la pensión, solo defender el grosero privilegio del patrón?

¿Cuándo dejaste de ser solidario y humano para las causas justas de tu vecindario, para volverte egoísta y defensor del que te explota a diario?

¿En que momento pasaste de lo sublime a lo ridículo, al colocarte al lado de la mentira y participar indignamente en un potazo sin alma, que solo alargará la agonía de inocentes espectadores que tendrán que seguir recaudando monedas marcadas de odio, ante la burla de Zuloaga y compañía?

La respuesta a tantas preguntas, tiene una sola explicación, Globoterror, y el nombre de este singular síndrome lo podemos llamar, “Síndrome Este es el colmo.”

Patria, Socialismo o Muerte…….Venceremos

eliasmar@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1676 veces.



Elías Martínez


Visite el perfil de Elías Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Elías Martínez

Elías Martínez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición