Propongo para el Premio Nacional de Periodismo a Beatriz Adrián

Sacudamos al Colegio de… Ingenieros de Venezuela y a la Federación Médica. Y apoyo a la FMNOTICIAS de Nueva Esparta.

¡Qué tal, camaradas! Con las emociones encontradas participando en esta lucha que será muy dura y larga. Muchos años, tal vez.

Solamente la primera frase de este título es una patada a la libertad de expresión. Se las estoy dando para captar su atención, la de usted, apreciado camarada.

Fíjense, creo que hay que hacer una revisión de la creación de los colegios profesionales, alcances y potestades. Es una de las tareas para permitir que los viejos mecanismos de la IV sigan gravitando en nuestro proceso de cambios revolucionarios.

Hemos ido modificando y haciendo nuevas leyes (Asamblea y Habilitantes) para poder funcionar y darle soporte al dinámico accionar que Chávez requiere para seguir ordenando al País.

Y con urgencia, porque no hay tiempo que perder. Ya perdimos 200 años desde la Independencia y, dentro de ellos, los 40 de la IV república.

Por ejemplo de cambios en los colegios está el de Ingenieros (C.I.V), hay una figura que dice que “el Colegio de Ingenieros es asesor del Estado en asuntos de su competencia” y por ello permanentemente quieren tener injerencia directa en muchas de las políticas del gobierno.

Era normal en la repartición de la IV y donde cada uno de los que llegaba a presidente del Colegio, dependiendo de “la alternabilidad democrática” adeco-copeyana, iba directo al mayor de los ministerios. Un escalón, pues.

Estuve muchos años alejado de las elecciones del CIV, sentía que no se correspondía a mis expectativas en cuanto a las funciones de apoyo gremial que requerimos los ingenieros (y arquitectos y afines) en especial l@s más novat@as.

Hoy día la sede del Colegio en los Caobos ha servido para las reuniones políticas de Ismael García y su disminuido combo de “nopodemos”, y, en reciente vista, me encontré a Ledezma que desde ahí despacha alternamente. ¡Vaya desprestigio!

En Anzoátegui cuando comenzó el gobierno de Chávez, logramos darle un vuelco a la directiva, entonces muy cuestionada, y tomamos el poder.

El equipo, por nuestra sugerencia, comenzó con reuniones de directiva ampliada, bien democrática y transparente, con participación de varios combatientes, pero luego pasó a desviar el sentido colectivo en la toma de decisiones y, apoyados con Miquilena hijo, y García (hermanito de Ismael), presidente y vice del CIV nacional, volvieron a los cónclaves.

Y –me perdonan- la cagaron, la cagamos. Por desorden, desunión y ambiciones, perdimos las elecciones y la actual directiva, salvo un calificado compatriota, cuenta con colegas de “gente de petróleo”.

Cómo nos sentiremos los revolucionarios que, espero no sea yo el único, no les perdonamos la alta traición a la patria por someter al pueblo entero al angustioso y deshonroso paro petrolero. Sólo si se arrepintiesen públicamente, y de paso no jodieran tanto, los perdonaría, o excusaría.

Bien. Todos los ingenieros debemos pagar una cuota mensual para mantenimiento de las Directivas. ¿Y? Por supuesto, es importante que continúe funcionando para constatar la autenticidad de los títulos.

El CIV sigue controlando la presencia de ingenieros en las obras y cobrando por ello. Pero hasta ahí. No hacen seguimiento de sus actuaciones, ni más nada, lo que no es suficiente para asegurar un buen ejercicio profesional.

Ocurre con las contrataciones que el Estado hace con las universidades. No estoy de acuerdo. ¿Por qué? Y no es por no ayudar a las universidades, como el caso de FUNDAUDO en Anzoátegui, sino que ponen a trabajar y les pagan a profesores que ya tienen sueldo, o contratan a profesionales a quienes les descuentan una comisión.

Pero, lo más importante, le restan oportunidades de trabajo a los egresados de esas universidades. Se formaron allí para trabajar.

He propuesto que se conformen equipos profesionales para que sean contratados por las diferentes Instituciones del Estado, que todavía siguen contratando a los grandes grupos o consorcios que ganan el dinero parejo y que la mayoría están conformados por escuálidos. Hasta las secretarias. Odio callado, a Chávez.

El problema radica en las contrataciones. Requerir de servicios profesionales nuevos es harto difícil y la necesidad de producir obliga a las Instituciones a caer con las ya inscritas. Las que hicieron un billete y donde laboran los que firmaron contra Chávez. O se hicieron los locos y no firmaron, pero ni sonríen, eso lo dice todo. Amargura, aún chupando del gobierno

Ya voy para lo de los periodistas, calmita, camarada.

La Federación Médica sigue cobrando por los exámenes médicos para conducir. Menos mal que el gobierno alargó a dos años la duración del certificado. Considero que esa expedición debiese durar por lo menos 5 años (variando en función de las edades), y más que expedición sería los variados exámenes y pruebas para la constatación de las condiciones para conducir un vehículo.

Reduciríamos la neurastenia, las agresiones, las muestras de falta de educación, y los accidentes. Porque los exámenes para obtener una licencia, que como puede ser para matar por deficiencias e impericias, deben ser bien exigentes. Previo cursos de capacitación.

Y deben provenir de un organismo público que las garantice.

Digo esto porque recientemente fui a renovar la mía y luego de cancelar Bs.F. 45,00, había una colita (imagínense la cantidad de conductores y el billete para la Federación), pasé al examen, el médico me preguntó si yo usaba lentes para manejar, le dije que no y me dijo que fuera a tomarme la foto y a retirar el certificado.

Estimo que el examen para conducir un vehículo de cualquier tipo, desde moto, y bicicleta, a camión o maquinaria, amerita que sea bien cuidadoso y en especial sobre las condiciones psicológicas (hasta culturales y de conducta), ya que cada conductor es miembro de un gran condominio de tránsito donde deben imperar desde las reacciones a situaciones hasta el comportamiento ciudadano.

De repente no tendrían licencia para conducir todos los psicóticamente desviados, escuálidos, pues. Ah… y el dinero no iría a alimentar a la oposición.

De paso, camaradas, he recogido de médicos bien revolucionarios su incomodidad, que parece también es del Dr. Bianco, de que el ministerio de la Salud esté en manos de un militar, por revolucionario que sea. A menos que sea un asimilado a la milicia, un médico asimilado. Considero que el compatriota Mantilla, podría estar en funciones administrativas y el que debe dar declaraciones en epidemias, etc. fuese un médico aquilatado.

Siempre he creído que el Presidente Chávez, por desconocer el mundo civil donde hay calificados profesionales, todos chavistas, recurre a su “partido” inicial, el militar.

Me comentaron estos galenos revolucionarios, muy a bajo perfil, que también un militar está al frente del Seguro Social. Yo reconozco que no siempre un médico es bueno en esas tareas, pero pudiese ser un economista.

Bien. Cuando propongo a la Adrián para el premio de periodismo me refiero al que debería dar el Colegio Nacional de Periodistas, para sus seguidores escuálidos, que podría llevar alternativamente el nombre de Rafael Poleo, o de Patricia, -…..#&*… perdón, se me trabaron las teclas-, el de Leopoldo Castillo, etc. para que sientan bastante orgullo al recibirlo. O “Tal cual Petkoff” O “Granier”. Ya vengo que tengo nauseas.

De vuelta. Y que dentro de las reformas de los colegios profesionales, a mi manera de ver, ojo, mía, es que se debería legislar para un nuevo colegio, pero de comunicadores.

Me explico: se habla de periodistas y las escuelas universitarias son de comunicación. Y, además, somos muchos los comunicadores que no periodistas. Hablo de locutores, articulistas, miembros de los medios comunitarios emergentes. Que quedamos al aire.

Es más, dentro de los premios, que serían para los comunicadores, habría que incluir uno para estas actividades no universitarias, pero válidas por su importancia cotidiana.

¡Caramba! Lanzo un llamado a las instituciones nacionales para que le den un apoyo a la FMNOTICIAS (97,3 en Nueva Esparta, 95.9 en Anzoátegui y 98.1 en Sucre) que, como aprecian, cubre el espectro radioeléctrico de esta amplia zona nororiental, inclusive parte de Monagas, siendo, me atrevo a comentarlo, la única emisora privada totalmente revolucionaria.

Y saben qué, las empresas del gobierno nunca le dan cuñas, como tan poco lo hacen las empresas privadas por que son chavistas.

¿Y entonces, cómo seguir sirviendo de tribuna popular –llama un gentío y se expresa- con buenos críticos (Augusto Hernández, Porfirio Torres y otros vergatarios) si no le arriman una?

Si algún sábado de 9:30 a 11: 00 a.m. están fastidiados y frente a su computadora, sintonicen mi programa “PROPOSICIONES” (disculpen que a lo mejor me cuele entre los vergatarios) por WWW. FMNOTICIAS, seria un honor y apreciaría sus críticas, como lo hacen con estos artículos a mi correo. ¡Gracias, camaradas!

¡Patria –que es amor-, Socialismo –que es dura lucha y humanismo-, o Muerte –que es vida! Y si actuamos con celeridad y los funcionarios con honestidad y eficiencia ¡Venceremos!

edopasev@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2707 veces.



Eduardo Palacios Sevillano

Ingeniero Civil. Escritor y caricaturista. Productor radial y locutor. Miembro de la directiva de la Orquesta Sinfónica del Estado Anzoátegui. Miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Bolivariana del Edo. Anzoátegui. Coordinador de la Red de Historia, Memoria y Patrimonio de Anzoátegui.

 edopasev@hotmail.com

Visite el perfil de Eduardo Palacios Sevillano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Palacios Sevillano

Eduardo Palacios Sevillano

Más artículos de este autor