Madre, yo si miento

Con su charm de borrachito impertinente, Alberto Federico nos demostró el buen uso del trompabulario. Fíjense con cuanta soltura y facilidad le espetó a Carvajalino esa frase, convertida en catarsis de sus entrañas y expulsada sin estreñimiento.

Lo verdaderamente sorprendente fue su dicción. Debo reconocer a regañadientes que el tipo sabe mencionarle la progenitora a cualquiera que lo pille en conspiraciones. Tiene estilacho.

Los otros tres si es verdad que son unos pendejos. El niño modosito de Julio Borges, casi un cliché de mosquito muerto con santurrón, diciendo que les fue bien. El Luisito Planas con su cara aplanada tomando fotos con el celular para “contrarrestar” inútilmente el coraje de Carvajalino y el fósil viviente de Omar Barboza, como salido de uno de sus “pozos de la muerte”, lanzándole miradas “profundas”.

Partida de Puras Ratas enconchados en un hotel de curioso nombre para intentar una vez más roer la voluntad popular, entre comidas, bebidas, chicas y funcionarios de potencias extranjeras ¡Cuánto se “la-mentarán” entre ellos mismos, al verse descubiertos llegando de la Concha!

Dirán a los cuatro vientos que trabajan por las libertades democráticas, pero a solo cinco días de haber vuelto comienzan a verse las acciones producto de su “enconchamiento”: guarimbas estudiantiles, quema del Guaraira Repano, pronunciamientos por Cloacavisión, aquelarre episcopal y todavía faltan. Creo que me equivoqué, compa, el fascismo si está siendo transmitido impunemente por Cloacavisión.

Recrudece la arremetida golpista por su certeza de que va a seguir siendo apoyada por Obama y la directriz es que hay que derrotar la enmienda. Lo que pasa es que la oposición ya aprendió a jugar el juego de la candelita y a conjugarse con el Chavismo sin Chávez en nuestras propias narices. Esos, que también se “la-mentan” constantemente; esos, que se dan golpes de pecho pero para que no se les atore el poder en el güergüero.

Profundización del Proceso Revolucionario, con un saco a cuestas lleno de todas las posibilidades de reelección y una sola pregunta para definir el destino de la Patria, pero la oposición prefiere la participación de su militancia para producir caos y golpes de estado. Les encanta una polar ice, pero no con cerveza, con gasolina y mecha de trapo. No es para refrescarse, es para prender en candela esta vaina.

Impunidad y bochinche es el círculo vicioso que los tiene como perro tras su propia cola. Parece que haber alcanzado algunos feudos mediante el voto popular no los calma de manera alguna, si no que por el contrario les adereza la sarna fascista.

Por ahora veremos como un personajillo vulgar como Alberto Federico pasea muy orondo  con una orquesta de golpistas cual si fueran el Gran Combo de Puerto Rico y que se va de gira por niu yor. De concha en concha luchará por la libertad del neoliberalismo salvaje en Venezuela, con la vana esperanza de zafarse con una mentada de madre de las mil merecidas que le acuña El Pueblo a diario.

Y panita, cuando estés en manjátan y alguien te grite: ¡La concha de tu madre! No vayas a pensar que el tipo cree que el hotel ese de Puerto Rico es de tu mami.

pladel@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2954 veces.



Plácido R. Delgado


Visite el perfil de Plácido Rafael Delgado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Plácido Rafael Delgado

Plácido Rafael Delgado

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a70815.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO