¡Qué le vaya mal a la oposición!

Hace aproximadamente un año escribí una nota donde afirmaba que lo mejor
que podía ocurrirle al país, era que a la oposición le fuese mal; pues en
cada oportunidad que ésta logro “levantar cabeza”, el país se vio inmerso
en una crisis que generó recesión económica, reducción de las reservas
internacionales, incremento del riesgo país, alta inflación, incremento
del desempleo, desinversión y reducción del consumo.
Tras la derrota aplastante que sufrieron en 1998 el país inició un
proceso de recuperación que duró hasta finales de 2001, cuando ya la
oposición tenía suficiente fuerza como para convocar a un paro general.
El 2002 se inició con una oposición “crecida” que utilizó su fuerza para
dar un golpe de estado e imponer un dictadorzuelo hecho a su medida; más
tarde montaron la opereta de Altamira, sabotearon la industria petrolera,
“enguarimbaron” una parte de la capital y pretendieron imponernos un
referendo revocatorio fuera de los lapsos legales.
Ese revivir de la oposición “se llevó en los cachos” todos los logros
económicos y sociales de los dos primeros años de gobierno. Los
venezolanos vivimos gracias a ellos todos los males ya descritos en el
primer párrafo de esta nota.

Nuevamente debilitados, a finales de 2003, en el país se inició una
recuperación que ya suma catorce trimestres consecutivos. Gracias a que
la oposición es débil el país ha logrado reducir la pobreza, la inflación
y el desempleo; gracias a que no tienen fuerza, se construyen grandes
obras y se le brinda al pueblo acceso a servicios de calidad en educación
y salud.

Que bueno sería para la patria que la oposición siempre estuvieran en
debilidad, pero allí están nuevamente tratando de desestabilizar. Ya
usaron a los generales, a los curas, a los comerciantes, a los
empresarios y a los trabajadores petroleros en sus planes. A todos les
ocasionaron un daño terrible con sus manipulaciones y ofertas; ahora usan
a los niños de los colegios y a los jóvenes de las universidades para
intentar retomar oxigeno.

Vergüenza deberían sentir de recurrir a niños para defender sus posturas
apátridas; pero eso sería pedirles peras al olmo, en la dirigencia
opositora no hay espacio para la vergüenza y mucho menos para la razón;
siempre maniobran al margen de la ley, de los valores y de la ética.

Revise usted, las motivaciones de cada una de sus luchas y corroborará
que pasaron por encima de la ley al no aceptar la junta directiva que el
Presidente nombró en PDVSA, al disolver todos los poderes, al convocar un
consultivo, al exigir elecciones adelantadas, al sabotear la industria
petrolera, al montar el sainete de Altamira, al promover el desorden
público en el este caraqueño, al asesinar a Danilo y al querer involucrar
al gobierno en algunos secuestros que culminaron en asesinatos.
Así actúan siempre y así seguirán haciéndolo, porque se formaron como
hombres, como políticos y como empresarios a la sombra de la cuarta
república, que fue una de las etapas más oscuras de nuestra historia
republicana. Ellos formaron parte de la dirigencia que contribuyó a
implantar la corrupción, la tortura, el matraqueo, la comisión, el
maletinazo y todas esas prácticas que casi acaban con nuestro país.

Su nueva lucha se enmarca dentro de esa concepción de vida. Ellos saben
que la concesión de RCTV se venció el pasado 27 de mayo, saben que es
potestad del estado decidir si se renueva o no la concesión, saben que
RCTV dio motivos suficientes para que no le renovaran la concesión, saben
que la constitución establece la creación de un canal de televisión de
servicio público, saben que la mayoría del pueblo venezolano respalda la
decisión del ejecutivo y saben que el TSJ tiene la última palabra; pero a
ellos les tiene sin cuidado la ley, el pueblo, el gobierno y los
tribunales; siguen creyendo que están por encima de la ley, del estado y
de la voluntad popular, porque así fue siempre.

Volverán las aguas a su nivel porque no tienen la fuerza que tenían en el
2002 y el 2003, pero le habrán hecho daño nuevamente a mucha gente. Dios
quiera y no asesinen a uno de esos niños que hoy manipulan para que
salgan a defender a RCTV, como hicieron en abril de 2002 cuando usaron
francotiradores para asesinar inocentes y crear las condiciones para dar
su golpe de estado.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3038 veces.



Alexis Arellano


Visite el perfil de Alexis Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas