Compadre ¿Dónde está mi mujer?. - Granier a Ravell

Globovisión y RCTVas se parecen mucho a los compadres de la canción de Simón Díaz, aquella donde uno de los compadres ve, escondido tras unas ramas, cómo el caimán viene a comerle la mujer al otro. En este caso el caimán no es más que la gran estupidez de RCTVas de colocarse al margen de la ley, mejor por encima de ella, pretendiendo uso a perpetuidad de un bien público.

Más allá del interés común de Granier y Ravell (contumaz pareja de la conspiración) de desestabilizar al país, en línea con el rol que se autoimpusieron en su relación con el imperio, más allá de eso, apenas como un subproducto, del cual seguramente ambos tienen conciencia (culebras al fin), Globovisión está viendo como le comen la mujer a su compadre (quién lo manda a pendejo). Seguramente el malandro de La Florida (como bien lo llama Mario Silva) debe estar sacando la cuenta de la migración de militantes (cual partido político) de RCTVas a su propia estructura proselitista. Ya echó las cuentas que arroja la “solidaridad” y subliminalmente (de lo cual ellos saben mucho) se está colando la idea de que “muerta” RCTVas, queda Globoinvención. Cierto es que muchos disociados, como dependientes de una droga, van a requerir su dosis diaria, la que le aportaba RCTVas. Ahora, como un sacrifico, Globoinvención tendrá que darles una sobre dosis, la de ellos y la que correspondía al canal de Bárcenas.

¡Qué buenos compadres!

tonyboza@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3728 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /medios/a35417.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO