La empresa privada ya no necesita publicidad

 En Venezuela se acabó o escasea la demanda insolventeBasta una hojeada ligera o exhaustiva de la prensa escrita, de la radio y TV para que nos demos cuenta de que la publicidad comercial que tuvo tanta demanda años atrás hoy se halla en bancarrota.

Ahí están los diarios Últimas Noticias, El Carabobeño y otros cuyas hojas tienen pocos avisos comerciales. El carabobeño ya no saca sus tradicionales "minianuncios". La excusa de que su circulación haya mermado o de que sus editores hayan reducido el número de sus páginas por falta de papel no es válida; lo que ahora les escasea es la publicidad comercial.

Una buena explicación de este raro fenómeno publicitario es que sencillamente las mercancías no han terminado de ser descargadas del camión cuando ya tienen demandantes a granel o en largas y diarias colas de consumidores y bachaqueros.

Esa explicación es derivada de la notoria, ingente y creciente demanda que la presente Administración Pública ha potenciado y acelerado mediante su alto porcentaje de Inversión Social volcado sobre muchos millones de ciudadanos entre los que se encuentran venezolanos que antes se hallaban en pobreza extrema cultivada por los gobiernos y la burguesía de la República anterior.

Por ejemplo, ya señalamos meses atrás que alrededor de 5MM de anos estaban por primera vez probando papel sanitario, habida cuenta de que esos millones de venezolanos antes no comían o necesitaban muchos días para que sus intestinos acumularan los bolos fecales que les impulsaran a su vaciado.

En esa oportunidad señalamos también que las primeras e improvisadas "casas de alimentación" daban de comer a mendigos e indigentes en general, a "personas en situación de calle"; les daban comida caliente en recipientes no menos improvisados como los envases de leche o de jugos pasteurizados.

Estos nuevos comensales de la calle se veían obligados el siguiente día a ensuciar los zaguanes de las casas del centro de la ciudad o los rincones ya que tampoco disponían de baños donde satisfacer sus novísimas necesidades fisiológicas. Estos mismos indigentes fueron recogidos por la Misión Negra Hipólita, y muchos de ellos empezaron a recibir "pensiones de vejez", y de allí que pasaran a engrosar la demanda de esa mercancía sanitaria que hoy sigue escaseando en los anaqueles de los centros comerciales.

La demanda nacional de las mercancías de la cesta básica ha experimentado altos y sostenidos crecimientos anuales debido también al elevado y todavía creciente número de empleos que el resto de las "misiones sociales" absorbe crecientemente, en especial la Misión Vivienda y ahora su homóloga Misión Barrio Tricolor.

Es nuestra actual elevada demanda la que explica también la coyuntura favorable para la aparición del fenómeno del acaparamiento. Es un hecho que el capitalismo forma comerciantes sujetos al juego de la oferta y la demanda. Por supuesto, una demanda tan alta como la que existe actualmente permite encarecer los precios de venta escondiendo las mercancías, o invita a los comerciantes a restringir la oferta para que esas alzas de precios se vean reforzadas.

Esa misma creciente y permanente alta demanda explica también la aparición de bachaquero, un comerciante informal usado organizadamente por los mismos comerciantes para asegurarse una sobredemanda que físicamente no les cabe en sus actuales establecimientos comerciales, los mismos que fueron hechos para aquella mezquina y exigua demanda formada por escasos consumidores que mantuvo al IV República. La Superintendencia podrían ir pensando en obligar a los comerciantes a que presten sus servicios en locales físicamente más adecuados y a otros a que abran todas las cajas disponibles.

Y esa misma alta demanda solvente es la que ha facilitado todas las tramposerías financieras e ilegales que vienen practícanos los Caínes de la vecina república occidental.

08/09/2015 06:00:45 p.m.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1670 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: