La noticia del año en Mérida

Cinco familias construyen ranchos en El Vigía por falta de viviendas

Con titular  en la portada  y media  página en su interior,  el diario Frontera  de Mérida, de hoy (ayer) domingo  13 de julio  (“totalmente  imparcial”)  informa  a sus lectores  que  cinco familias  invadieron  un terreno  en el sector  de  Bubuquí II,  urbanización   ubicada  en la   segunda  ciudad más importante  del Estado Mérida.

Esta  información,  que  para  algunos pasará  inadvertida, nos  llama  a la reflexión y  sobre   todo a los  que  conocemos  a esa región  del país,  donde  por  muchos años  ha estado  cubierta  de ranchos  por los  cuatro costados.  Si  alguna  zona  del país  ha tenido y todavía  sigue  teniendo  ranchos en  cantidades    industriales   es en   el Municipio  Alberto  Adriani, cuya  capital  es  la ciudad  de El Vigía del Estado  Mérida .

La noticia  puede  tener  dos  lecturas:  Que  el problema  habitacional  en esa  zona  fue  resuelto  por el gobierno  revolucionario y que como excepción esas cinco familias  no fueron atendidas,  o que el  problema  continua  siendo tan grave  que  la gente  no  consigue otra salida sino el continuar construyendo ranchos  para resolver  sus problemas  de habitación.

El  gobierno  nacional ha reconocido  que hay un  déficit habitacional nacional heredado de 3.5 millones  de viviendas  dignas y  que  se ha fijado la meta de resolver este problema  construyendo y mejorando  en seis  años  todas  las viviendas  que sean necesarias  para  dar cumplimiento a  los postulados  sociales  de nuestra  Constitución Nacional. 

Actualmente  la  GMVV reporta  que en los  últimos tres años han  construidos  más de  500 mil  nuevos  hogares  dignos  para  satisfacer  las necesidades  de los refugiados  y sectores  poblacionales  ubicados  en zonas de pobreza extrema.   O sea  que la solución total del problema  va a llevar más  tiempo del planificado.   Por eso extraña  que la prensa  regional  se ocupe  de  cinco casos  particulares, cuando  todavía  hay miles  de ranchos  en el país  y  muchos de  ellos  en  proceso  de construcción:

“Cinco familias  que no poseen ningún  beneficio habitacional, cansadas  de vivir  arrimadas  en casas de familiares, tomaron la decisión de construir  cinco ranchos de zinc y acerolit en el sector  Bubuquí en unos predios  de la populosa  comunidad  de la Parroquia Rómulo Betancourt de  forma  improvisada”.   “José  Gregorio Zambrano, vecino dela invasión, expresó que  desde hace  varios meses  están esperando  el beneficio gubernamental, bien sea a través de la Gran Misión Vivienda Venezuela u otra Misión  que les ayude, de una vez por todas,  a obtener  la infraestructura  habitacional soñada  por las cinco familias  que decidieron  construir los ranchos”…..Finalmente  dijo  que  las cinco familias  se mantendrán en ese lugar hasta conocer  algún tipo de respuesta que beneficie  en  materia habitacional, pues han tratado por todas  partes  y hasta ahora  no tienen  ningún tipo de respuesta, por consiguiente deben permanecer  en los ranchos  que acaban con el ornato del urbanismo”

La  noticia en cuestión  tiene  la intención manifiesta  de apoyar las invasiones  que  en forma  secuencial  han  venido  realizado  habitantes  de esa zona  y que  se habían detenido  gracias  a  la advertencia  realizada por  el Comandante Chávez, de que quien invadiera  perdía  el derecho a ser beneficiado por la Misión Vivienda. 

Esta  acción  de la  prensa regional  para  incentivar las invasiones, la violencia  carcelaria y la  delincuencia  organizada debe ser investigada,  pues  no se trata  de informar, sino de la  intención  que esa información tiene para hacer  oposición política al gobierno regional y nacional.  Un ejemplo  de lo aquí afirmado  es el apoyo que recibieron las guarimbas  que se montaron  en la ciudad de Mérida  en los meses pasados.

Revisamos  la prensa local y no encontramos  informaciones  sobre  el desabastecimiento artificial que realizan  los comerciantes para  encarecer  los  productos  de consumo básico, como tampoco  sobre  los problemas  que sufre  la ciudad por  la incompetencia   manifiesta  del  actual alcalde, por ser éste  militante  de la oposición. 

Si  a la   cobertura    de  la  noticia   sobre   los cinco  ranchos  se  le diera  igual trato  a las miles  de viviendas  construidas  y entregadas  al pueblo en ese  Municipio;  se hubiera  necesitado de  por lo menos  diez ediciones  completas de  ese  diario para informar  a  la comunidad.   Pensamos  que  ya es tiempo  de que la prensa  regional merideña  recupere  su  verdadero  rol  de  informar  imparcialmente   y dejen  de funcionar  como partido  político  de oposición. (ojo: tampoco queremos  que funcionen como órganos informativos  del gobierno).



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1946 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: