Un arma que no es dado a todos manejar con acierto y justicia

El caso sobre los ataques y guerra mediática sobre Venezuela, no es un fenómeno de este momento, porque esta ha sido el arma que el capitalismo imperialista, colonialista, ha utilizado en contra de todos los procesos humanistas, independentistas y libertarios de la patria, de Latinoamérica y el mundo.

El 25 de julio de 1812, cuando el generalísimo Francisco de Miranda, el incentivador de los procesos libertarios en Europa , América y Venezuela, firmó la capitulación del ejército patriota, poniéndole fin a la Primera República, una de las causas principales de esta debacle, fue que no se contó con el apoyo de la población, debido a una brutal campaña de desprestigio en contra de Miranda, emprendida por los españoles, los mismos ingleses, la iglesia católica y los Estados Unidos, en donde infiltrados conocían sus planes y conectados con blancos criollos en Venezuela, se dedicaron a repetir en los medios de la época y regando bolas, en plazas y juntas, incluso ante los tribunales, donde Miranda, tuvo que defender su honor, por acusaciones como contrabandista, traidor a España, ateo y enemigo peligroso. Todo esto, le llevó a la cárcel y a la muerte más cruel, en el abandono.

Sobre estas incidencias hay muchísimos casos, porque el Libertador, supo crear y administrar una política comunicacional para hacerle frente a lo que él, en 1823, ya consideraba como “ los intrigantes que corrompen a los pueblos, desprestigiando la autoridad. Ellos buscan la anarquía, la confusión, el caos y se gozan de hacer perder a los pueblos la inocencia de sus costumbres honestas y pacíficas

Pero ya en 1814, había escrito una reprimenda a José Vicente Salias, redactor de la Gazeta de Caracas, por lo que consideró una apreciación incorrecta ante un hecho de política internacional :

“Ofende injustamente al Gobernador de Curazao…La imparcialidad le obligaba del mismo modo a desmentir otras calumnias…cuya impostura se descubre a primera vista…Estando además reducidos sólo a este periódico, que nos hace conocer en el mundo, es menester que nos represente fielmente, no que nos desfigure con perjuicio de nuestra opinión”

En 1818, reclama ante The Royal Gazette de Jamaica, sobre una información en un caso de asesinatos en Cartagena, de la siguiente manera:

“Permítame Ud, llamar su atención y la del público…Como hijo de la América del Sur…es deber mío…no permitir que la importante cuestión… sea tratada únicamente desde un solo punto de vista”





Igualmente, el 14 de octubre de 1822, el Libertador Simón Bolívar, escribía al Gran Mariscal del Perú, José de La mar y Cortázar, lo siguiente:

“Mucho siento tener que indicar a Ud, que las imprentas de Lima, no me tratan tan bien como la decencia parecería exigir…no basta esta causa , para empeñarse entre naciones amigas en increpar la una de la otra sus defectos. Colombia ha podido juzgar con desaprobación algunas operaciones de los gobiernos americanos; y Colombia se ha abstenido de murmuraciones, porque su gobierno ha influido de modo, que ha impedido el uso de un arma que no es dado a todos manejar con acierto y justicia. Yo espero, mi amigo, que Ud impedirá este abuso, que se está haciendo contra mí, para no verme obligado a mandar órdenes al general Paz Castillo, que me serían desagradables, pues no es de razón que la moderación de Colombia se retribuya con ultrajes”

En esta carta, el Libertador Simón Bolívar, conocedor del poder de la imprenta, para su época, se enfrentaba con la diplomacia debida, pero con la fuerza que le caracterizaba , ante la labor de los escribientes y gaceteros de su tiempo ganados al imperialismo europeo y estadounidense, que siempre hicieron su trabajo de descrédito de la lucha de la independencia, ante lo que consideraban una amenaza a su autonomía en sus colonias.Por eso el 27 de junio de 1818, crea el Correo del Orinoco, para pelear contra el monopolio y el despotismo, por la libertad del comercio universal y los derechos del mundo, como lo afirmó en su primer número.

Cuando el presidente Hugo Rafael Chávez Frías, se encarga del poder en 1999, conocedor , visionario, sobre esta situación, comenzó a desarrollar la política comunicacional de la revolución bolivariana, con bases sólidas que se han venido consolidando en la práctica, por lo vertiginosa y rápida puesta en marcha, como lo fue, primero su programa Aló Presidente, la reactivación y rescate de VTV, la creación de Telesur, el fortalecimiento de Conatel, la Ley orgánica de telecomunicaciones, los satélites comunicacionales, las emisoras comunitarias, creación de nuevos periódicos, como el Correo del Orinoco(2009) el acceso a internet, el rescate y la renacionalización y ampliación de Cantv. Entre otras.

Se cuenta entonces con herramientas, instrumentos y espacios, para hacerle frente a esta intriga que corrompe y desprestigia al pueblo venezolano, tanto en el interior, como el exterior y en verdad tenemos con qué , PERO, necesitamos la contundencia con la que reclamaba Bolivar y Chávez, para conjurar esta infamia mediática.

Venezuela es un país que sobresale del marasmo histórico, económico, político y social, en el que lo mantenía sumido la administración capitalista y neoliberal, antes de la llegada del presidente Chávez. Es una novedosa democracia participativa y protagónica, de solidaridad, de igualdad, unidad, equidad y justicia social. Un país con políticas abiertas hacia el mundo, en la búsqueda de un equilibrio pluripolar. Un país, cuyas estrategias y políticas públicas para el beneficio de las comunidades han dado resultados positivos, mundialmente, como en la educación, la salud y el trabajo.

Venezuela es un país en el que se ha desarrollado un sistema de gobierno ejemplar, pese a lo que digan los opositores, porque ha demostrado trabajo y más trabajo . Sus ministros y tren ejecutivo se ha esguazado 24 por 24 horas , desplegados en todo el país, como lo direccionó y lo ejemplarizo el titán Chávez. Venezuela es escuela de nuevos líderes, jóvenes, que de seguro conducirán a la patria potencia como soñó Chávez.

Muchos me dirán loca, que desvarío, sobre este tema, pero yo particularmente, como periodista y educadora, que he vivido la mitad de mi vida en estos oficios, considero, que la Venezuela de independencias en el continente y en el mundo, ha venido transformándose rápidamente hacia nuevas formas de conocer y hacer las cosas.

Y creo, que lo que debemos hacer todos, independientemente de los colores, credos religiosos , políticos y sociales , es dejarla ser, es ayudarla a ser, para que con nuestras acciones podamos aprender a vivir juntos, en un mundo mejor para todas y todos.

Por eso “UN ARMA QUE NO ES DADO A TODOS MANEJAR CON ACIERTO Y JUSTICIA”, como el periodismo, en nuestro país, debe ser objeto de reconsideraciones y rectificaciones, para que como decía el Libertador, seamos periodistas y no intrigantes que corrompen a los pueblos, desprestigiando a la autoridad, para buscar la anarquía, la confusión, el caos y que gocemos con hacer perder a los pueblos la inocencia de sus costumbres honestas y pacíficas. Porque eso, sin que me quede nada por dentro, es lo que hacen hoy “periodistas” que alquilan sus plumas a consorcios mediáticos capitalistas para atacar y escribir contra su país, en los, y que “grandes periódicos y medios de comunicación venezolanos”


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1412 veces.



Moraima Rodríguez Alcántara


Visite el perfil de Li Min Wu Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: