¿Qué coño está ocurriendo con Aporrea?

Aporrea es una página que nació en mayo de 2002, a raíz del golpe de Estado
contra el presidente Hugo Chávez, con la idea de servir de contrapeso a un
gran poder mediático que se acababa de dar el lujo de tumbar un gobierno a
punta de información manipulada. No teníamos en ese entonces, los que
estábamos del lado de los sueños del pueblo, la oportunidad de comunicarnos
con él, para expresar la verdad que la gran media ocultaba con descaro y
manipulaba sin ética. Acudimos, entusiasmados muchos, al llamado y nos
dedicamos a alimentar la página con opiniones, denuncias y análisis que
sirvieran con el objetivo que ella se había planteado.

Pocos años después (2006) escribimos una nota titulada: ¿Qué vaina es
esta, Aporrea? Lo hicimos ante la presencia en la página de una serie de
articulistas que hacían, en nombre de la autocrítica, denuncias
irresponsables y sin prueba alguna contra decisiones hasta del propio
Comandante Chávez. Para nosotros estaba claro lo que esos “críticos y
autocríticos” buscaban, pero nos parecía insólito que Aporrea les abriera
las puestas para descargar su veneno contra la revolución, al mismo tiempo
que Globovisión, RCTV, El Nacional, Tal Cual, Últimas Noticias, El
Universal y pare de contar, censuraban la voz y el sentir del pueblo.

Entre otras cosas dijimos en aquella nota lo siguiente: “En la lucha por
la defensa y consolidación de la Revolución Bolivariana, una de los
primeros objetivos es derrotar a quienes atrincherados en unos medios de
comunicación, propiedad de un grupo de apátridas, que no contentos con
envenenar y alienar el alma de una buena parte de nuestro pueblo, conspiran
constantemente y ordenan el asesinato de jóvenes como el Fiscal del
Pundonor.

Los medios alternativos son una de las herramientas de las que tendrá que
valerse nuestro pueblo en esta lucha, que a ratos luce ventajosa para los
cipayos.
Por eso de estar en desventaja en la batalla comunicacional, es que no
entendemos por qué nuestra punta de lanza (Aporrea) le da cobertura a
quienes nos atacan con mentiras y calumnias. No se trata de cerrarse a la
autocrítica, pero son inaceptables algunas de las afirmaciones que enemigos
de este proceso, pero disfrazados de chavistas, hacen irresponsablemente.

… Es más que evidente que los autores de esas “críticas” actúan de la
misma manera que lo hace Golobovisión; repitiendo una y mil veces sus
mentiras con la esperanza de que se conviertan en realidades. En nada se
diferencian de calumniadores de oficio de la calaña del matacuras, la Poleo
y Martha Colomina, pues no presenta ninguna prueba que sustente sus
afirmaciones.

Pendejos pudieran lucir estos “revolucionarios críticos” pero no lo son.
Una buena parte de ellos son enemigos a muerte de la Revolución Bolivariana
o escuálidos de alma que una vez estuvieron de este lado pensando que
podrían sacar ventaja personal del proceso de cambios”

¿Cuán acertados estuvimos en aquel análisis? Usted, amigo lector tiene la
palabra, pero lo que si es cierto es que hoy Aporrea sigue brindándole
espacio a quienes atacan sin piedad a Maduro, Diosdado, otros líderes
importantes de este proceso y a la revolución misma, logrando con ello que
además de hacernos pedazos en sus medios; tengan la oportunidad de hacerlo
desde los que fueron creados para defender la revolución.

Esos "inocentes pajaritos" que consiguieron un medio más desde donde
atacar al gobierno bolivariano, se hacen de oídos sordos ante la guerra a
muerte que poderosos sectores económicos han desatado para acabar con la
revolución. Para ellos, es mentira que haya una estrategia para atacar
nuestro signo monetario, para acentuar la escasez y el contrabando para
generar la sensación de que Venezuela es el país más inseguro del planeta.

Somos enemigos de la censura (?), pero tampoco podemos aceptar que pasemos por
pendejos. Aporrea, mientras los medios de la oligarquía no recojan la voz
del pueblo y sigan con su campaña de mentiras, no debería darle a los
enemigos de la revolución las oportunidades que aquellos nos niegan.

Tienen ustedes la palabra señores de Aporrea. Nosotros, seguimos
preguntándonos ¿Qué coño está ocurriendo?

 

NOTA DE APORREA.ORG

Tenemos normas de publicación. Algunos las infringen, y cuando
las aplicamos los autores riegan por la red que Aporrea, los censura. Un autor nos mando a
"comernos una tonelada de mierda", por no publicarle una nota infractora de las normas. Pero
lo que nos comimos fue una "tonelada de paciencia".

"Si nos pela el chingo, nos agarra el sin nariz". Gajes del oficio...

Algunas reglas a seguir para la publicación de artículos de opinión: (http://www.aporrea.org/nosotros)

Artículos que violen estas normas serán modificados antes de su publicación o simplemente no serán publicados

Sé claro(a) y consciso(a) en tus artículos.
Evita mandar rumores.
Evita criticar a terceros basándote en la raza, orientación sexual, nacionalidad u origen étnico, afiliación religiosa, género, condición de discapacidad, color de la piel, acento al hablar, etc. Ver NO AL RACISMO, LA HOMOFOBIA, XENOFOBIA, EL ANTI-SEMITISMO, LA ISLAMOFOBIA y EL SEXISMO
Si tu artículo se trata de críticas, procura que las mismas sean constructivas y ayuden a buscar soluciones al problema planteado.
Procura ser respetuoso(a), en especial al referirse a otros columnistas de Aporrea o a figuras del Gobierno Bolivariano o de la izquierda en general, con las que puedas tener discrepancias. Sugerimos que las críticas o réplicas a otros artículos, se limiten a responder con argumentos, no con ataques personales o descalificaciones. Nos reservamos el derecho de rechazar material en el que se ofenda, difame o humille a terceros.
Poemas y otros materiales culturales, deben ser remitidos a nuestros compañer@s de ENcontrArte.
Verifica la ortografía y la redacción de sus artículos de opinión. Aporrea está integrada por un equipo pequeño y muchas veces carecemos del tiempo necesario para corregir errores ortográficos.
No mandes mensajes repetidos o similares muy seguidos, especialmente si son muy grandes. Nuestro filtro de "correo basura" esta configurado para evitar "ataques" con correos masivos y muchos de estos mensajes similares son ignorados por nuestro servidor.
No nos mandes mensajes para que se los demos al Presidente de la República, ministros, alcaldes, etc. No somos un ente gubernamental y no tenemos acceso directo a altos personeros del gobierno. El gobierno venezolano tiene muchos sitios web, visítalos y contáctalos por los canales regulares. Denuncias como la no cobertura de VTV en tu región, huecos en la calle, cortes de electricidad, etc., son bienvenidas.
Cuando quieras emitir opiniones cortas, usa nuestro FORO. Mensajes cortos como "Si, es verdad, los majunches están asustados", obstaculizan nuestro trabajo.
Evita repetir argumentos ya expuestos por otros columnistas.
Si tu artículo es en respuesta a otro columnista de Aporrea o a un artículo aparecido en otro medio, indica la dirección web (URL) de dicho artículo.
Evita remitirnos artículos de medios comerciales.
Si estas haciendo una denuncia o remitiéndonos un artículo que no es de tu autoría, indica la fuente para darle el crédito que se merece.
Si han pasado más de 24 horas no hemos publicado tu artículo, mándalo de nuevo recalcando que es el 2do o 3er envío. En Aporrea trabajamos muy pocas personas y no tenemos las grandes infraestructuras con las que cuentan medios comerciales y del estado. En ocasiones, la avalancha de personas que quieren expresarse a través de nuestro web, sobrepasa nuestra capacidad de procesamiento. Ten un poco de paciencia y no asumas que te estamos censurando.
 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 14987 veces.



Alexis Arellano


Visite el perfil de Alexis Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Arellano

Alexis Arellano

Más artículos de este autor