Por qué Toby Valderrama molesta ahora

Antes de armar la idea que sustenta este artículo, necesito decir, que extraño mucho no oír más voces de intelectuales involucrados y comprometidas con el proceso. Oigo voces, fuera del mundo de aporrea, andando muy de pinga en un especie de paseíto turístico riéndose de la oposición. Extraño voces que sean capaces de ver e ir evaluando el desarrollo de las situaciones que hacemos, dejamos de hacer y omitimos. Hacen también falta más voces que nos miren más al proceso y dejen la manía de estarse riendo solamente  de  la oposición.

Hubo un  encuentro hace unos años en el Centro Internacional Miranda, en el cual se tuvo la oportunidad de oír y leer una variedad de voces y curiosamente, en el curso de ese evento; el presidente Maduro soltó una frase de total descalificación, que transcurrido ya cierto tiempo, parte de ese intelectualidad optó por hacer chiste de la oposición para reírnos de ella. Valdría la pena hoy (ahora mismo) releer algunas de esa intervenciones que fueron muchas. ¿Qué ha cambiado desde entonces?

Muchos serán de la idea, que esto no es necesario y que los intelectuales sirven para hablar paja. No comparto esa idea; los intelectuales son un importante recurso y fortaleza para una revolución. Después de ese encuentro, creo que ha operado una “burocratización intelectual” y los pocos que suelen verse,  van siendo arrinconado.

¿Por qué salen los que han botado o salido?

He oído de voceros oficiales, decir que estos camaradas no han salido ni los han botado y que la medida es un simple asunto de horario. O sea, los han echado. Al último que no le encontraron horario fue Manuel Lazo. Hay un hecho concreto, real y aunque no me guste mucho esta expresión, hay una situación muy objetiva con un grupo de camaradas, que por supuesto tienen algo en común: dicen cosas buenas, pero también insisten en las malas. Los que sólo hablan y “analizan” las cosas buenas de nosotros pero tienen prohibido hablar de las cosas que no van bien, continúan en sus cargos hasta nuevo aviso. Salió Vladimir Acosta de Radio nacional, aunque en Radio Nacional digan otra cosa, salió Mario Silva jugándosela por este proceso. Toby Valderrama que era hasta no hace mucho una de la más importante voz del proceso,  cayó en desgracia porque dice algunas cosas y sin observar más nada, le pedimos que de una vez salte la talanquera. Con ese “salta la talanquera” practicamos un ejercicio, que según cuentan, es uno de los favoritos del avestruz.

Pienso que no han sacado a Luis Brito García de Circulación, porque no tiene programa en RNV, no escribe en ningún medio oficial y no tiene programa en VTV. Si estuviera por esos predios, Luis Brito García ya también hubiese sido movido por “Problemas de horario”.

No quiero continuar esta reflexión, sin antes y por anticipado ofrecerle disculpas al camarada, Raúl Bracho Julián por si incurro en un error o no me dejo explicar bien. Recientemente, el camarada Raúl Bracho Julián escribió un artículo que respeto mucho, pero que me sonó no oportuno. Al leer su trabajo no dejé de recordarme la expresión que manifestó el Camarada Maduro, cuando tuvo lugar el encuentro intelectuales.

En mi opinión, Toby Valderrama al igual de Vladimir Acosta y otros muy pocos que quedan por ahí, son muy necesarios para el proceso. En mi opinión, no me pareció adecuado para un análisis -que tenía como objetivo, según el título- observar el desempeño de Toby Valderrama, mezclar así muy rápidamente, la visión y el trabajo de Toby Valderrama con el de Emil Quijada. Es una total exageración sostener que estamos a la puerta de un fascismo como lo sostuvo Quijada, pero eso está muy lejos de los trabajos que ha venido produciendo Toby Valderrama.

Este miércoles 18/09/13 y en mi opinión, Toby Valderrama nos entregó un trabajo que debería ser objeto de una profunda reflexión porque atiende una situación de suma importancia para el proceso. Toby Valderrama analizó el asunto del Poder Popular, que si somos sinceros y creemos en algunas de las ideas expuestas en el libro rojo y en documentos básicos de lo que ayer y hoy pueden ser considerados como puntos clave de una teoría desde la izquierda, nos coloca frente a una punto, que si no lo asumimos como importante y estratégico, debe estar muy cerca[i]. Toby viene molestando por sus trabajos y esa evolución en su pensamiento y manera de captar la realidad no se explica  porque Toby Valderrama está apostando hoy a un “salto de talanquera”. Hay cosas que no van bien y debería ser una fortaleza para el proceso tener voces que den señales.

En una oportunidad, creo que Toby escribió que ese intento de cazar corrupto no parecía lo más apropiado y hasta donde he podido leer  a Toby Valderrama, no descalifica por ladrones a nadie, porque su insistencia ha estado puesta a observar el rumbo político del proceso y sus observaciones ha sido crudas y duras, pero siempre bajo la idea de  tener a Chávez y al socialismo como guía.

Si eso no fuera así: ¿Qué sentido tuvo la 3-R en sus diferentes versiones? ¿Qué sentido tuvo lanzar un documento sobre las cincos líneas con el cual estamos total y completamente en deuda? ¿Qué sentido tuvo que Chávez ya muriéndose y resistiéndose a morir saco fuerza para dejarnos “Golpe de Timón? En verdad hemos tomado tiempo para leer y releer estos documentos. Si uno pone cuidado en la lectura, llega a la conclusión que nada de lo tratado por Toby Valderrama en sus artículos, queda fuera de estos documentos con los cuales estamos en deuda.

Pienso que Toby Valderrama nos viene advirtiendo de movimientos al interno del proceso. Es posible que no se corresponda exactamente con la realidad o que algunos de nosotros no los comparta y eso es razonable, pero no son puntos de vistas sueltos y reactivos. Son consideraciones fundamentadas y creo que no podemos despachar a Toby así tan ligeramente.

No debería preocuparme, pero no puedo evitarlo. Me preocupa que el camarada Raúl Bracho Julián diga cosas como esta: “La salida del camarada –se refiere a Lazo- se suma a la de varios camaradas cuyos cargos han sido solicitados desde que tomó posesión Nicolás Maduro y que con suma dignidad y conciencia revolucionaria asumimos con silencio”[ii]. Respeto mucho al camarada Raúl Bracho, tiene pleno derecho a formular su opinión y argumentarla, pero siento que nos van quedando pocas voces y ello incluye al Camarada Raúl Bracho, pero incluye también a esta página de Aporrea, que es en verdad, una forma de ser Toby Valderrama.  Si no queda bien así, corrijo. Toby Valderrama es una manera de ser Aporrea, que es una de las pocas voces que nos quedan y lo que no debemos hacer es asumir el silencio, como una conducta revolucionaria. Esto no es una ocurrencia o idea  mía, fue una orientación de Chávez y es una idea que nos reclama el pensamiento crítico. Nada más contrapuesto a lo que dice el camarada Raúl Bracho es Aporrea donde el camarada escribe. Sin Aporrea, el silencio fuera muy grave.


[i] PODER POPULAR, PODER REVOLUCIONARIO. Disponible en: http://www.elaradoyelmar.tv

[ii] El Artículo del Camarada Raúl Bracho está disponible en: Señores Toby Valderrama y Antonio Aponte, me gusta cuando callan... ¿Maduro pactando con la burguesía? http://www.aporrea.org/medios/a173651.html



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5200 veces.



Claudio Dominguez


Visite el perfil de Claudio Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a173819.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO