El Pueblo lo Exige

Devuélvannos La Hojilla, El Grano y a Vladimir

Nada más injusto y contradictorio, ha sido la medida de sacar del aire y en plena gestación de una revolución, los programas más vistos y escuchados por la audiencia nacional, su salida significa un alto grado de debilidad por parte de los responsables de la Comunicación en Venezuela, las razones que se han esgrimidos para tal medida, el Pueblo las desconoce y si me dicen que es por esto u aquello, yo les digo; nadie es culpable de una falta, hasta que se demuestre lo contrario y eso en los casos nombrados, no ha ocurrido.

Si nos remitiésemos a programas que se han transmitido en canales abiertamente de oposición, por nombrar a uno de ellos, Globovisión *le inventaron la madre, a nuestro Comandante Eterno* y nuestro Líder Eterno, no cerró el canal y ni siquiera ordenó se disculpara el susodicho que hizo tal ofensa, ni el espacio que le entrevistaba*.

Desde el comienzo y antes que el Comandante asumiera la Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela, los medios privados en todos sus segmentos, no han cesado hasta el día de hoy, de insultar, mentir, conspirara y dar golpe de estado y estar preparando otro, solo que ahorita, están agazapados a igual que los delincuentes, sólo que estos son de cuello blanco y no se ocultan en las sombras y otros más descarados, lo hacen públicamente incluso, uno de ellos asaltó embajada y nada ha pasado, hasta se ha permitido que sea el candidato de la oposición y a igual que los que le acompañan, que andan viajando por el mundo desprestigiando a su patria donde por desgracia de nosotros los revolucionarios, nacieron y lo hacen con dineros foráneos para la sedición, estos sujetos actúan de manera impune y no hemos visto a nuestras autoridades que imparten justicia, hacer absolutamente nada al respecto, ni siquiera hablaré de cuales son los detenidos por los crímenes que se cometieron después de las elecciones y ni hablar de los que asesinan a nuestros campesinos, a esos señores que deben impartir justicia teniendo todas las evidencias, no los tocan ni con el pétalo de una rosa, están libres, viajan, conspiran, tienen sus medios donde vomitan su ODIO a igual que lo han hecho siempre, nadie toca a esos medios, eso es CACA.

Si de verdad cuando decimos que VENEZUELA SE RESPETA, los primeros que la han irrespetado, son nuestras propias autoridades al no cumplir el mandato de hacer justicia, la IMPUNIDAD es la bandera de la Corrupción.

Nuestra Constitución tiene dos maneras de ser violada, una de ellas es no respetarla y la otra es no aplicarla, ahí dejo demostrado el alto grado de injusticia que se ha cometido con nuestros compatriotas que lo único que han hecho y seguirán haciendo, es cumplir con su deber militante, que es orientar y denunciar a través de nuestros Propios Medios al Pueblo revolucionario lo que los medios privados, *no quieren que sepamos* como dice Alberto Nolia, en sus Papeles de Mandinga.

He querido unirme a los y las camaradas, que han exigido el retorno de estos programas junto a nuestros camaradas y en el horario que estaban programado al momento de su suspensión, las razones de esta mordaza, la pongan como la pongan es injusta, creo sin duda alguna, que a nuestras autoridades y al propio gobierno, los medios golpistas le pusieron una *concha de mango* y la pisaron, simplemente deben rectificar y devolver al Pueblo lo que el Pueblo ordena y más nada, apliquemos la máxima de nuestro Comandante Eterno, Gobernemos obedeciendo, ¿a quién?, al Pueblo.

Que vuelva La HOJILLA, El Grano de Maíz y Vladimir Acosta y unos cuantos más que también son nuestros camaradas

Comunicador Social Alternativo

pedromarillan41@gmail.com

pedro_marillan@hotmail.com

Caracas, 06 de junio del 2013

Año de VICTORIAS del Pueblo



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4197 veces.



Pedro Marillán Sánchez

Comunicador Social Alternativo

 pedromarillan41@gmail.com      @psmarillan

Visite el perfil de Pedro Marillán Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Marillán Sánchez

Pedro Marillán Sánchez

Más artículos de este autor