Qué tanto foro de artillería, ni qué carajo de seguir demostrando los abusos de libertad de prensa, Izarra

 ¡Qué tal, camaradas! Cada día un poco más tranquilos por el tsunami que golpeó la salud de nuestro comandante-presidente. Aquí voy. 

Desde los espacios del Celarg

Artillería del pensamiento enfrenta fábrica de mentiras con debate de ideas

Periodistas e intelectuales venezolanos y extranjeros discutirán la participación de los grandes grupos económicos en los conflictos mundiales. 

¿Camaradas, en este encabezamiento sienten ustedes algo nuevo o impactante o que dé repuestas al problema de la manipulación de la mass media venezolana e internacional que afecta sobremanera nuestro proceso de cambios en una revolución pacífica? 

Cuando escribo Izarra, podría haber escrito cualquier otro nombre de camaradas que han sido ministros del MINCI, pero le toca a Andrés Izarra por ser el actual. O también a cualquiera de los funcionarios de CONATEL, si existen. O a los revolucionarios miembros de la Asamblea Nacional, con mayor énfasis en los de la Anterior que no tenían oposición, salvo la m… de Ismael. 

Voy a acentuar la diarrea que sacan algunos medios sin que les quede nada por dentro y, a la vez, sin impunidad. Y que no es que dañan a la revolución, dañan a la mente y al espíritu de cada venezolano (a). 

Encienda el televisor bien temprano para ver noticias, para estar informados, con el estilo oposicionista, ya que con el nuestro, en nuestros canales, todo son ejecutorias del gobierno. Los camaradas, como es lógico, dirán que no ven esas porquerías privadas, pero es lo único que ven los de la oposición, los escuálidos y muchos venezolanos independientes, algunos ni-nis, como mal los llaman.  

A todo el mundo gradualmente le metieron una dosis de veneno o de esa droga que enferma y se la siguen metiendo constantemente.   

Menos mal que a esa hora la mayoría de los revolucionarios que le echamos bolas a verlos estamos sin desayuno, porque al revolvérsenos el estómago no tenemos qué vomitar. Aunque aprovechamos para estimular los intestinos y hacemos unas deposiciones grandotas, ahhh...  

Lo más tempranero es la leedera de periódicos de un pelón de aspecto despreciable y peor verborrea, en Globoterror, que por más que al final menciona su nombre jamás he podido grabármelo. Andaría con la conciencia bien sucia. 

Lee las porquerías que sacan los diarios de oposición y, para cagarla completa, les agrega su interpretación llena de rencor y de desprecio por la humanidad. Pienso que se desprecia él mismo.  

De ahí se inicia la revuelta de la bilis de los escuálidos, y la de los escualigths, porque se les carga la mente de arrecheras, y entonces el desayuno lo toman sin hablarse y les cae mal, le dan unos cogotazos a sus hijos, tratan a las patadas a las muchachas de servicio y salen a tirarle el carro y a insultar a todo aquel que se les atraviese. Y en la mente hay que sacar o matar a Chávez. 

Y siguen drogándose escuchando circuito Éxitos o Unión Radio, que creo es lo mismo. 

Alguien dice que para no ver tanta estupidez desbalanceada por esa televisora-partido, a las 6 cambiamos a Venevisión para ver “primer contacto” que se supone es equilibrado. La pareja comienza a leer los titulares de El Nazianal con toda su carga vomitiva. Para mostrar equilibrio pasan a leer VEA, que son puras cosas buenas. Saltan a El Universal con sus titulares resaltantes de la porquería que ellos desean mostrar en contra del gobierno.  

En la demostración de equilibrio se tiran un titular del Correo del Orinoco, “bella información”. Pasan a Ultimas Noticias que es más o menos. Y antes de ir a comerciales la periodista anuncia que de regreso leerá un suceso, que siempre es relativo a un asesinato, característica de las últimas páginas. De regreso, ¡zás!, escuchen esto: “Un malandro apuñaló a una señora que se negó a que la violaran…”, o cualquier información especulativa de una aberración que muestre que es por el mal gobierno de Chávez.  

Una sonrisa aparece cuando leen alguna noticia deportiva, o de farándula, que nos tranquiliza un pelín. Menos mal que no le agregan muchos comentarios. 

De seguidas el Noticiero Venevisión con el periodista que manipuló la versión de Puente Llaguno junto a una linda y agradable damita que no leen periódicos sino que hacen un esfuerzo por hacer televisión de información y piden informes de periodistas en cada estado. Y el formato equilibrado es el siguiente: “estamos en el barrio tal donde los habitantes piden cloacas”, y sale el mierdero desde unos terrenos lejanos que ocuparon.  

“Desde un pueblo de Monagas les habla fulana… en esta escuela no hay tizas”. Escuchemos a sutano desde San José de Tiznados: el hospital tal no cuenta con curitas. 

Eso sí, intercalan al Alcalde Ocariz informando sobre unas fachadas pintadas.   

Siguen las visiones desde la morgue. Las entrevistas a señoras que de vainas hablan por el llanto y el dolor de la pérdida de un hijo. No dicen qué hacía el hijo. Claro, algunas veces son por causas totalmente injustas. Pero hay la manipulación pareja. 

Para “mantener el equilibrio” intercalan a Pablo Pérez -en campaña por todo el país, desatendiendo al estado con mayor delincuencia- diciendo cómo va a arreglar al país. 

A veces sale, por ejemplo, algo del Hospital X; como un sótano donde están unos equipos o camas abandonados. 

Diremos que eso está  bien, pero no. Sin embargo, como es la costumbre, no mencionan nada de lo que se está haciendo. Ni las miles de vidas que se salvan; ni destacan las mejoras en los quirófanos que se hicieron o se están haciendo. Y así transcurre hasta las entrevistas donde si invitan a un escuálido y aun revolucionario. 

Y nos emociona saber y ver hoy 08.09 que el Presiente ordenó a sus ministros la revisión de los Hospitales, ya que alguien engaña a alguien, o a muchos, para perjudicarnos a todos los revolucionarios.   

“Aquí estamos con el gobernador Capriles Radonsky -en campaña mostrando todo lo angelical de su gestión y lo que ofrece para el futuro-. O un alcalde de oposición indicando cómo reparan un hueco, la donación de un par de sillas de ruedas, etc.

Todos hablan mal del presidente, de lo negativo, o de lo que no se ha hecho de tanto que falta, y como están en campaña, de las maravillas que harán, aun cuando sus municipios y estados están por el suelo. 

Recientemente, para atizar más las arrecheras, incluyen un diario reportaje de un propietario que no puede sacar a un inquilino y vive en su carro. Que de paso es una súper injusticia que hay que resolver porque tanto derecho tiene un inquilino como el dueño. Pero estos medios lo que desean es dañar la Ley Inmobiliaria que hay  

El noticiero de Venevisión de la noche tiene el mismo formato: noticias de asesinatos y aspectos negativos del gobierno y entrevistas a candidatos opositores despotricando de Chávez y prometiendo maravillas, de vainas mezcladitos con alguna información positiva del gobierno.  

Así como los escuálidos salen por las mañanas con la mente y el espíritu distorsionados, luego de ver este noticiero, o el de Globoterror, apenas cierran los ojos les caen todas las pesadillas juntas, con la monstruosa figura del Chávez dictador. Pobres. 

Dígame si ven al chileno en Grado 33, ¡nojoda!, inventos y mentiras con impunidad.  

Las radios opositoras tienen los mismos formatos. Leer los periódicos amarillistas, “porqueriístas”. Imaginen que hasta muestran a Tal Cual o El Nuevo País, que son bazofias. Esas transmisiones matutinas en las radios son peores porque, escondidos, dicen cualquier estupidez tanto el entrevistador como el entrevistado. 

Camarada, perdona lo extenso pero es necesario para que tenga fresco sentido el tratamiento de un tema tan delicado. Voy a anexar parte de un artículo sobre la misma situación, con mis proposiciones: 

“Seguimos perdiendo la guerra mediática. Andrés Izarra, ¡vamos a hacer una revolución o no! La timidez informativa nos está jodiendo”

Y voy a comenzar, resumiendo, claro, por las medidas para frenar el libertinaje de opinión en medios, que significa que no deben expresar sólo lo negativo sino equilibrando, oígase bien, equilibrando la información. 

“Ahora, con sus permisos, vuelvo con una especie de utopía personal: ordenar en los medios radiales, y en especial los televisivos, para que sus programaciones de noticias, todas, sean generadas por ellos mismos dándole mayor empleo a periodistas.  

Servirá para prohibir la lectura de periódicos. Menos mostrándolos, ya sea directo del papel o de las páginas de internet. El que quiera verlos que compre sus periódicos, pero no podemos calarnos toda esa diarrea de información falsa, tendenciosa, o exagerando problemas que nos muestran a toditos, bien amaneciendo o cerrando en las noches. 

Vainas vomitivas como Tal Cual, el Nuevo País, Reporte de la Economía, y pare usted de enfermar, que nadie compra ni por urgencias sanitarias de carretera, nos las calamos tanto los revolucionarios como, y con peor efecto psicológico, los escuálidos y los ni-nis. 

Además, si es necesario apurarse para legislar al efecto, aunque la sigan chillando, para que exista un verdadero equilibrio informativo, por lo menos en las primeras y últimas páginas, por cada defecto, error, que hay por montones (descuidos de mucha gente) que muestren en fotos o titulares debe presentarse al lado un logro con las mismas dimensiones.  

Equilibrio informativo. Menos ventajismo visual opositor. Comenzar a medio ganar, aunque sea una batalla, en la inclemente guerra de cuarta generación, que nos están ganando, y es lo único que nos perturba nacionalmente.

Hay varios globoterrores en TV y radio con programas hasta insultantes. Llenos de mentiras. Si usted invita a  alguien y miente, deben ser penalizados ambos, entrevistador y entrevistado, y tal vez el productor y el director del programa. A veces repiten, sin asegurarse de la veracidad de todos  los mensajitos de texto que les llegan.  

Queremos, rogamos, exigimos un nuevo CONATEL y si tienen miedos o compromisos apoyarse en las contralorías de usuarios. 

Pedimos una “Política Informativa” (comunicacional). Insistimos en que se den charlas semanales sobre proyectos, obras (que desconocen hasta de los mismos empleados de institutos), y de capitalismo vs. Socialismo, etc., en todas las oficinas de gobierno.  

Obligatorio para todos los funcionarios (más del 60% son escuálidos, escuálidos lights y ni-nis, quienes sólo cumplen con lo básico de sus funciones) ya que los cambios debemos lograrlos entre todos, no que se beneficien de las medidas gubernamentales y no arriman nada al mingo. Por el contrario, siguen criticando y jodiendo. 

Queremos que la “Política Informativa”, Andrés, que obligue a los directores de gobernaciones, y de las alcaldías, del proceso -claro y si es que los son de corazón- a conversar, dictando charlas a sus empleados –también asistencia obligatoria, y participativa la discusión–, sobre esos temas revolucionarios.  

Sin pena, sin miedos de aparecer como chavistas ante todos el resto de escuálidos que le quitan el empleo a los propios revolucionarios y no arriman una al mingo del proceso. Sólo denigran, hasta del Presidente, delante de nosotros y venga 15 y último. 

Incluye a gobernadores y alcaldes que sólo hablan en entrevistas o en sus programas. En otros espacios no se les escucha nunca. Menos, cuando andan de visitas en centros comerciales, en espacios de reuniones colectivas –no Psuvistas-.  

La revolución debe ir por delante sin jugar a aparecer como ecuánimes, creyendo que ganan votos porque les sonríen los comerciantes que sólo piensan en el dinero. 

Es que, por ejemplo, los comerciantes escuálidos –incluyendo los dueños de restaurantes y hoteles que permanecen hasta las metras, o los dueños de líneas aéreas y de autobuses, también hasta el tope- son tan mezquino-imbéciles que aún cuando están vendiendo bastante no reconocen que es producto de que ha aumentado el poder adquisitivo de todos por las previsiones del Presidente y que, con todo y la grave crisis del “capitalismo mundial”, nos ha afectado levemente.  

Ese es otro aspecto que, para variar, no hemos destacado, ni explotado a fondo. Hay que “miniencadenar” diariamente mostrando la realidad de la pelazón en otros países, y así darnos con una piedra en los dientes. 

Informar sin miedo. ¿Queremos cambiar mentalidades? Bueno, a echarle bolas. Que no estarán de acuerdo, que es ideologización, discutámoslo también. 

Que se escuche vibrar la Revolución en las comunidades. Queremos debates. Calle pareja. Megáfonos.  

Hay que darle un revolcón a muchos. Chavistas inclusive. Jerarcas también (porque hasta hemos heredado jerarquías impenetrables) 

Como será que la mayoría de los funcionarios, gobernadores inclusive, que tienen varios períodos de vaina sí se ponen las gorras y franelas rojas en manifestaciones o mítines para que los vean los jefes y otros revolucionarios. Les da pena con los vecinos, en las panaderías donde compran. Hasta con los compañeros de trabajo escuálidos y que porque quieren respetarlos. 

Que se aguanten nuestra fortaleza.  

Mira, Andrés, lo ideal, a mi manera de ver que no soy periodista, tú sabes mejor de eso, propongo una participación nacional revolucionaria con los aspectos que debe incluir la “Política Informativa Revolucionaria” 

Bueno, apreciado Andrés, se te presentó una nueva oportunidad de trascender el Proceso Revolucionario. Mira que vienen las elecciones presidenciales y sería la gran cagada –perdonen el término, pero así sería– si pierde Chávez.  

A correr todo el mundo, en especial los que estamos resteados y que así nos conocen. Ah, porque hay muchos, incluso de altos niveles, que conviven, comparten –hasta negocios–, congenian, con opositores de todo nivel y calaña. 

Los mismitos que se hubiesen “autodesenmascarados” –algunos estuvieron a puntico, otros le sacaron provecho a la suerte de ser detenidos– de haber durado un poco más el derrocamiento del Presidente en el 2002, y hoy están potenciados desde sus cargos.

¡Suerte, Andrés!, ese ministerio es, talvez, el más importante. Ya tienes más experiencia. No es cubrir un cargo más ya que de ahí depende el éxito de la Revolución. O su fracaso, que más que perjudicarnos a nosotros los que tenemos algunas oportunidades, perjudicará a todo un esperanzado pueblo de bajos recursos y que perderemos la Patria soberana que estamos tratando de construir. 

De paso, Andrés, no estuvo bien en eliminar el bono que le venían dando a los empleados a quienes bastante les exigen, y que no son muchos y trabajan parejo, por lo menos en Oriente. Es, además, un retroceso en los beneficios laborales adquiridos o establecidos, con el que muchos organizaron sus vidas, hablo de adquirir viviendas, o vehículos, y contaban con él.

edopasev@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2922 veces.



Eduardo Palacios Sevillano

Ingeniero Civil. Escritor y caricaturista. Productor radial y locutor. Miembro de la directiva de la Orquesta Sinfónica del Estado Anzoátegui. Miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Bolivariana del Edo. Anzoátegui. Coordinador de la Red de Historia, Memoria y Patrimonio de Anzoátegui.

 edopasev@hotmail.com

Visite el perfil de Eduardo Palacios Sevillano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Palacios Sevillano

Eduardo Palacios Sevillano

Más artículos de este autor