A propósito de las bases militares en Colombia

Las FARC-EP y el Comandante Presidente

Con el deleite de los escritos de Jesús Santrich –armado con el fusil de la verdad contra la tiranía mediática- recibimos la manifestación de apoyo al proceso venezolano por parte de la insurgencia armada de autodefensa (FARC), quienes sin ambages ni rodeos de ningún tipo, se pronunciaron a través de un documento: donde manifestaban que estarían en el frente de batalla para defender el proyecto revolucionario del presidente venezolano, Hugo Chávez, en caso de ser necesario. La visión marxista y bolivariana de su fuerza, instituida y cimentada por el camarada Manuel así lo exige, señaló el mensaje

Esta posición de las fuerzas armadas revolucionarias de Colombia debería servir de ejemplo para muchos “revolucionarios”, de por estos lados, que a “La hora de los hornos”, de la que hablaba Martí, asumen posiciones guabinas y la ruta de los pretextos ante hechos trascendentales. La sinceridad es un arma de la revolución, sobre todo cuando está avalada por el compromiso solidario... Vuelve a decir José Martí: “Los que no tienen fe en su tierra son hombres de siete meses. Porque les falta el valor a ellos se los niegan a los Demás…”.

Hay que prepararse para la lucha antiimperialista y solamente la acción solidaria y el compromiso revolucionario nos prepara para ese fin. Es necesario acompañar con el corazón, pero también con la práctica diaria a los líderes de los procesos revolucionarios de la patria grande y el socialismo, así como también a todas las organizaciones progresistas que apuntan con dignidad a la revolución continental.

La cierto es que cualquiera que sea la apreciación que se tenga de la guerrilla colombiana (FARC-EP), nada ni nadie puede desconocer su papel, desde su fundación, en la vida política colombiana actual. ¿Por qué han durado las FARC más de 50 años como organización política y guerrillera? ¿Por qué las FARC controlan un amplio margen del territorio colombiano? La lista de preguntas podría ser más larga. 

Para nadie es un secreto que las FARC son una guerrilla bolivariana. Y que no solamente con Chávez, sino con la gran masa de pueblos y de la gente pensante de Nuestra América, coincide el ideario bolivariano. En Bolívar nos encontramos todos. Los pueblos esperan a Bolívar como su única esperanza de dignidad y soberanía, de justicia social, unidad y paz, sagrados bienes que les han sido arrebatados por siglos a los pueblos pobres de nuestra patria grande.

En conclusión, hoy cobra aún más vigencia plena, la batalla continental de la que hablaba el Ché. Una revolución no se hace con rosas…con rosas se conquista el amor, si es que tanto desastre nos deja algún tiempo para amar y cultivar rosas. Y veamos entonces lo que decia, el Ché: “el poder es el objetivo estratégico sine qua non de las fuerzas revolucionarias y todo debe estar supeditado a esta consigna”.

Las FARC–EP y todos los movimientos revolucionarios del mundo tratan de hacerlo. De lo que se trata es de tomar el poder y no tan sólo el gobierno. El gobierno es apenas el primer paso… si es que logrado, es un paso…

 Y al final sólo el Che

“Llevada la discusión al terreno de América, cabe hacerse la pregunta de rigor: ¿Cuáles son los elementos tácticos que deben emplearse para lograr el gran objetivo de la toma del poder en esta parte del mundo? ¿Es posible o no en las condiciones actuales de nuestro continente lograrlo (el poder socialista, se entiende) por vía pacífica?

… Rotundamente: en la gran mayoría de los casos no es posible. Lo más que se lograría sería la captura formal de la superestructura burguesa del poder, y el tránsito al socialismo de aquel gobierno que, en las condiciones de la legalidad burguesa llega al poder formal, deberá hacerse en medio de una lucha violentísima contra todos los que traten, de una manera u otra, de liquidar su avance hacia nuevas estructuras sociales”.

Pero, entonces: ¿Cómo tomamos el poder? Porque habrá que tomarlo alguna vez… Vía electoral, lucha armada, huelgas o poemas de amor...

Nuestra palabra es una: Revolución. Y gracias a las FARC y a todos los movimientos de liberación que luchan por mantener viva esta esperanza que nos hace vivir, y hace vivir al mundo…

¡Patria Grande, es momento de hacer la batalla donde tú has de nacer… Patria Grande, de corazón, no te rindas!

Juanc.02_ @hotmail.com

yocatari@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1859 veces.



Lic. Juan Contreras y Prof. Oswaldo Flores / Coordinadora Simón Bolívar


Visite el perfil de Oswaldo Flores para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oswaldo Flores

Oswaldo Flores

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a84257.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO