Los intentos de invisibilizar al Cmte. Hugo Chávez en Centro América

Dos eventos recientes de profunda trascendencia para la geopolítica latinoamericana y mundial, en especial en el marco de la ruptura de la hegemonía Norteamericana sobre los pueblos de América, son los constituidos por el triunfo del Frente Farabundo Martí en El Salvador, con la toma de posesión del Presidente Funes y la reunión de la OEA en Honduras, en la cual se acaba de levantar la decisión de l962 que vetó a CUBA durante 47 años en la participación de este escenario político; como hechos significativos en ambos fue la notoria intención de invisibilizar al Cmdte. Hugo Chávez, quien desempeñó un papel protagónico fundamental en el logro de estos avances.

En este artículo no se pretende evaluar la pertinencia o no de las razones que motivaron el deliberado ocultamiento del papel jugado por Chávez, las cuales pueden ser obviamente justificadas, sin embargo consideramos algunos elementos en el contexto de la geopolítica Centroamericana y el impacto que hoy día se comienza a apreciar con este significativo intento de invisibilizar realidades inocultables.

Al respecto tenemos:

El Cmdte. Presidente Hugo Chávez, desde el inicio del proceso revolucionario en Venezuela, fundamentó el pensamiento Bolivariano en la necesidad imperiosa de construir una unidad latinoamericana que garantizara la presencia de procesos políticos, económicos y sociales entre los pueblos hermanos, partiendo de las propias raíces establecidas por el Libertador, lo cual obviamente implicaba organizarse para romper con la hegemonía y dominación de los Estados Unidos, valorizar los recursos naturales y la economía productiva, así como potenciar las capacidades tanto naturales como humanas para establecer nuevos horizontes, estos argumentos no sólo han tenido cabida en el ámbito Nacional, sino han estimulado a que nuestros pueblos hermanos vieran en ellos alternativas ideológicas y políticas para impulsar sus planes libertarios nacionales. Abren brecha así Bolivia, Ecuador, Paraguay, Guatemala, Honduras, Haití, Trinidad, El Salvador y otros, acompañando de esta forma a la otrora solitaria República de Martí - CUBA. La iniciativa del ALBA como nuevo escenario de la economía de los pueblos bolivarianos, el uso del Petróleo como instrumento para el desarrollo de todos en el marco de PETROCARIBE-PETROSUR, la iniciativa comunicacional de la Televisión Informativa hacia y desde el Sur (TELESUR), para frenar el impulso de la visión del Norte, no solo dejan caminos abiertos para esta construcción, sino que permiten valorar, reconocer y seguir a ese liderazgo que impulsa el protagonismo, no sólo en lo Nacional sino en los pueblos de América y en el concierto de las naciones. Hablamos acá de un liderazgo Libertario, Ideológico y Político Revolucionario, no de expansionismo económico o empresarial.

La crisis del CAPITALISMO GLOBAL y su expresión SALVAJE NEOLIBERAL, que se desata desde el centro del imperio, bien descrita por István Mézáros, como evolución hacia su propia muerte y correctamente interpretada por el Comandante Presidente HUGO CHAVEZ, permitía a su vez a los pueblos latinoamericanos avizorar que la salida ya no era el famoso modelo impuesto bajo pseudo democracias de capitalismo dependiente, sino que la salida está en construir un mundo más justo, de mayor distribución de riquezas que sólo es  posible en el marco del Proyecto Socialista.  

El escenario de acercarnos estratégicamente para hacer fortaleza con los afines o los homólogos con sus luchas, sueños y esperanzas, así como saber lidiar con enemigos o contrarios, ha conducido, junto a la identidad del pueblo y el líder del proceso Cubano Cmdte. Fidel, a fortalecer y ampliar una expresión de nuestra propia lucha. Es así como Cuba y su pueblo forman parte del accionar latinoamericano, sus derechos vulnerados son materia de reclamación, Chávez es ejemplo de este Liderazgo comprometido y sentido con y por el Pueblo Cubano y la decisión de la OEA es en parte fruto de esta permanente siembra.

Los nuevos elementos que derivan de la recomposición de la política exterior Norteamericana a raíz de la victoria de OBAMA, han permitido percibir la política exterior de los Pueblos Bolivarianos como una expresión de indisoluble criterio sobre la necesidad del respeto y la valoración a la libertad de los mismos, en cuanto al destino histórico como pueblos de justicia, paz, equidad, solidaridad, encuentro y construcción social, papel histórico impulsado por nuestro Cmdte. hoy acompañado cada vez más por otros liderazgos como Evo, Correa, Zelaya, Ortega.

En este marco referencial, considerando aún más las recientes resoluciones de los países del ALBA en Cumaná Venezuela y posteriormente en la reunión preparatoria de la OEA en Trinidad; donde la vocería y liderazgo del Cmdte. Chávez determinó los caminos a transitar en los horizontes de la unidad, el antimperialismo y la construcción socialista, se hace indispensable reflexionar sobre el intento de INVISIBILIZARLO en Centro América, y conlleva a plantear lo siguiente:

La política Norteamericana está basada en un reacomodo y ajuste, ya que la misma hoy se encuentra en total desequilibrio ante la crisis del capitalismo, es por ello que en el cumplimiento de sus objetivos, Chávez representa un “peligro” para el reestablecimiento de las relaciones con Cuba y Centro América.

Los intentos de ocultar el liderazgo de Chávez parecieran ser una jugada dentro de una escalada diplomática de la triada Centroamérica, Brasil, Estados Unidos, con la cual se pretende frenar la consolidación del Alba, Petrócaribe y las iniciativas de No al Alca, con el deliberado propósito de minimizar un liderazgo inocultable en la región.

La tesis del progresismo declarada por el Presidente Funes en su discurso de toma de posesión, no difiere para nada en las impulsadas por el Presidente Lula en Brasil en relación a lo que significa la búsqueda de mercados en el cual Centro América constituye un espacio importante dentro de sus tesis, cuestión contraria a las tesis del Presidente Chávez, en cuanto a la construcción de la economía socialista, la solidaridad con los pueblos hermanos, particularmente los más pobres de Centro América y el Caribe lo cual va mucho mas allá de cualquier intento de expandir capitales o de encuadrarse con las políticas que pudiera impulsar los Estados Unidos en el marco del Alca.

¿Cabría preguntarse si el ensalzamiento por parte del Presidente Funes a Lula y a Bill Clinton, hubiese ocurrido de igual forma con la presencia del Cmdte. Chávez?

El Socialismo del Siglo XXI y el Cmdte. Chávez son elementos necesarios para una negociación o mejora en las relaciones del presidente Obama con Centroamérica, incluso con Cuba, sin embargo podrían representar un factor de perturbación al sistema de relaciones que intenta ofrecer Obama, de allí el interés probable de colocar otros interlocutores con miras a debilitar el liderazgo del Cmdte. Presidente Hugo Chávez.

Estas reflexiones nos obligan a preguntarnos: ¿Se ha analizado el verdadero sentido que ha tenido el notorio ocultamiento del Cmdte. y su impacto real en la Asamblea General de la OEA?, ¿Será que este intento deliberado de invisibilizarlo  podría obedecer a algunos intereses ocultos que busca excluir el liderazgo del Presiente Cmdte. Chávez en Centro América?

¿Será que estamos ante la presencia de una estrategia solapada de la diplomacia impulsada por los Estados Unidos?

El tiempo dará respuestas a estas interrogantes, sin embargo las dudas ante la presión Norteamericana de “Con o sin Chávez”, para debilitar el proyecto socialista, no tendría cabida en el camino de lucha que transitamos con la espada de Bolívar enarbolada por los Pueblos de América Latina.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3179 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas