El apretón del caribe

Primero se cayó el muro de Berlín, después la bolsa de valores en Wal tres y ahora con este apretón de manos entre el negro Obama y el “tiranuelo” Chávez, la oposición “democrática” venezolana está casi que tira la toalla y comienza a gritar: ¡Fuera el negro y el maldito! ¡Queremos otro presidente como Bush y bien blanquito!

Será que yo andaba confundido con lo que decía Oswaldo, Miguel Enrique Otero y Pablo Medina, acerca del “tenebroso” mar de la felicidad cubana o será que bajo cuerda el “cadáver” insepulto de Fidel ha mareado al mismisimo presidente del imperio, para que al pisar la otra islita rodeada por todas partes de negros, lanzara esta perla caribeña: "Déjenme ser claro. No estoy interesado en hablar por hablar. Pero creo que podemos llevar la relación entre EEUU y Cuba en una nueva dirección".

Sin dirección táctica ni estratégica está quedando el dandy Graniel, Andrés Mata y todito Globovisión; porque por todo el universo menos en el Universal, anda recorriendo al mundo no precisamente el fantasma del comunismo, sino el apretón de mano entre el antiimperialista de Sabaneta y el que salió de Honolulú a producir cambios imperiales.

De socialista, marxista y comunista se ha declarado el presidente Boliviano y en tono airado ha declarado que a él también lo expulsen de la OEA. Yo no sé si esta iracunda conducta del primer indio del altiplano será de mascar tanta hoja de coca; pero lo cierto es que la islita hoy ausente está coincidiendo más con el socialista Lula, el guerrillero Ortega y el izquierdista Correa. También el que se ha calado más de cuarenta años de expulsión, ahora mismo le están abriendo las puertas los del FMLN, el socialista Tavaré de la Uruguay Montonera, el cura del diminuto Paraguay y el Manuel Zelaya, quien cada vez se mete más en honduras en aras de este cambote integrador.

No tiene línea el insulso de Insulza, quien según el camarada Fidel hace un buen rato que lo dejó el tren y el pobre no se ha dado cuenta; pero tampoco saben que hacer los insulsos de aquí, quienes recibiendo líneas de los otros focos ciegos mediáticos, viven gritando y pidiendo que la mortecina OEA reviva de una vez por todas; para también expulsar al que inició toda esta revuelta que hoy tiene de cabeza hasta el propio jefe del imperio, quien en un gesto pá no quedarse en la orilla llegó y se montó la ola; pero eso si, agarrado y bien apretado de la mano del que va oteando la tempestad en el Caribe.

douglas.zabala@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3264 veces.



Douglas Zabala


Visite el perfil de Douglas Zabala para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Douglas Zabala

Douglas Zabala

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Venezuela en el Exterior


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición