Evo tiene el gobierno, pero el poder es otra cosa, Bolivia no debe repetir el Chile 73

Las teorías reformistas han sido históricamente adormecedores de los pueblos, vendedores de baratijas y cuando los pueblos se dan cuenta ya es demasiado tarde y deben pagar con su sacrificio y su sangre los errores de dicha política, a raíz de los resultados del referéndum en Bolivia saltaron de alegría los seguidores de las líneas reformistas, no dándose cuenta que lo que está en juego en Bolivia no se resuelve de manera pacífica, por que nadie entrega sus espacios ganados por las buenas, Bolivia es centro de una gran lucha de clases condimentado con lo peor del sentimiento humano como son las concepciones racistas, pero pareciera que la dirección del gobierno en Bolivia o no se ha dado cuenta o no se quiere dar cuenta que en la lucha por el poder la repuesta está en las armas, ir en otra dirección es perderse. La dirección del Mas- Boliviano debería rescatar las enseñanzas de Mao Tse Tung quien planteaba que el poder nace de la boca de un fusil, el pueblo boliviano debe ir mas allá de lo organizativo, lo organizativo sirvió en una etapa de luchas reivindicativas y para la toma del gobierno, pero ahora estamos hablando del poder y el poder lo toma quien además de organización tenga las armas.

Un ejemplo de que la diferencia entre el gobierno y el poder radica en las armas podemos observarlas en los inicios del gobierno revolucionario en Cuba a la caída de Batista, el gobierno revolucionario lo presidía Urrutia, Fidel le tenía confianza porque era juez cuando lo procesaron a él por el Moncada y se había portado bien. Un burgués de texto. Estaba Miró Cardona, que era de los yanquis, y Agramonte, que era de los yanquis, esa era la conformación del gobierno revolucionario a la caída de Batista

Fidel, funcionaba en lo que ahora es el Habana Libre, con Raúl, con el Che. Ahí funcionaban. Pero en el gobierno no estaban ellos. Hubo todo un proceso. Establecieron un gobierno y se quedaron afuera, pero ¿quién tenía las armas? Las armas las tenían ellos... Eso es lo que debe de entender el MAS Boliviano, que el poder está donde estén las armas, lo demás se resuelve con políticas decididas y haciéndolas cosas con rapidez, desmontar el antiguo estado y no tenerle miedo al enfrentamiento, que vendrá y para el cual el pueblo boliviano debe prepararse para salir victorioso.

borges48@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2117 veces.



Jesús Borges


Visite el perfil de Jesús Borges para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: