Petro, en la mira

"Cuando el río suena es porque piedras trae".

(Refrán popular)

Estar en la mira, literalmente, significaría ser el blanco de alguien. En el caso del presidente de Colombia, Gustavo Petro, es el blanco de la derecha de su país y del amo que la manda desde el norte; ambos, últimamente, lo están escrutando a través de una mira telescópica.

Es así como en los últimos meses, este gobierno (que está desde el 7 de agosto de 2022) ha enfrentado diversos escándalos que van desde los choques institucionales, acusaciones contra miembros de su equipo y crecientes denuncias de intentos de derrocamiento por vías no militares.

Se ha hablado de los presuntos delitos de lavado de activos y enriquecimiento ilícito contra su hijo Nicolás Fernando Petro Burgos, quien habría confesado a la Fiscalía que, durante la campaña presidencial de su padre en 2022, recibió financiamiento irregular de varias fuentes, incluidos personajes con antecedentes cuestionables.

No bastó que el mismísimo presidente de Colombia se haya desvinculado de cualquier acción irregular y haya negado haber solicitado a sus hijos involucrarse en delitos o financiar campañas.

Es el mismo presidente que tuvo la osadía y la valentía de cuestionar la postura de Occidente respecto al genocidio que tiene lugar en Gaza y afirmó que los gobiernos de Estados Unidos y de Europa no pueden decirle al mundo, que, porque Israel es su aliado financiero, entonces sí le está permitido el crimen contra la humanidad. En este sentido, solicitó a los países del sur que embarguen la compra de armas a los Estados que apoyan el "genocidio" que comete Israel en el enclave costero.

También, Colombia fue uno de los países pioneros en América Latina en denunciar los ataques de Israel contra los civiles en el enclave costero y convocó a su embajadora en Tel Aviv para consultas.

También dijo Petro que denunciaría ante la Corte Penal Internacional los crímenes perpetrados por el régimen de Israel contra los civiles en la Franja de Gaza.

Eso los sionistas no lo perdonan.

Lo último tiene que ver con la denuncia que el mismo presidente Gustavo Petro ha realizado contra medios de comunicación, acostumbrados a construir burbujas comunicacionales por completo falsas, con el objetivo de la manipulación de la sociedad. Mencionó en este sentido, una relacionada con el ejercicio de violencia física contra magistrados de la Corte y que fueron evacuados en helicópteros y la otra, informar que había un abucheo contra su esposa.

Al respecto, el presidente Petro dijo que no solo ambas noticias son falsas, sino que hay algo peor: las informaciones que tenemos nos dicen que un grupo coordinado de cuatro personas, ajenas por completo a las manifestaciones, bloqueó por diez segundos la puerta de reja del Palacio de Justicia y retrocedió ante la oposición de los manifestantes; y que, efectivamente, había un grupo organizado de personas listas para ejercer violencia contra mi esposa; pero, sin embargo, al conocerse de la operación, tomó otro recorrido y allí solo hubo aplauso popular a mi Gobierno.

Esto significa que titulares están previamente diseñados al igual que los grupos que les darán legitimidad y ha dicho que intentan construir lo que se llama el "Lawfare", es decir que la justicia tome partido contra el Gobierno y hunda no solo las reformas sino al Gobierno mismo. Al respecto y como ejemplos, se mencionan los casos de Ecuador, Brasil, Paraguay, Perú, Argentina, donde el resultado no sólo ha sido de fuerzas políticas encarceladas, golpes de Estado, sino el incremento de la violencia y la toma mafiosa de los Estados mismos a sangre y fuego.

Dice el presidente Petro que hoy América Latina es la región con mayor éxodo humano y con mayor violencia del mundo y que en Colombia no se debe establecer el llamado "Lawfare" que comenzó con el procurador fascista Ordóñez y que el Consejo de Estado y el tribunal administrativo de Cundinamarca derrotaron a tiempo.

Insistió que su Gobierno no ha hecho sino cumplir la Constitución bajo el precepto de construir un verdadero Estado Social de Derecho, mientras que los Gobiernos anteriores construyeron fue un neoliberalismo que nos hundió en violencia, injusticia social y politizó la justicia para la impunidad. Por eso no se ha cumplido con el Acuerdo de Paz.

Este Gobierno ha presentado una terna de mujeres decentes y capaces de acabar la impunidad. No hay razón alguna para no elegir entre ellas. Pero eso causa un terremoto

en la Corte Suprema, que, con su fuerte influencia en medios de comunicación, tiene algo que temer si aparece la verdad judicial: violadores de derechos humanos, genocidas narcotraficantes y políticos corruptos.

Ha dicho Petro que la decencia hoy es una revolución en sí misma, la verdad es una revolución y que el influjo de la politización recorre los pasillos de las cortes. En este sentido, el Gobierno reitera su programa hacia la justicia: más independencia, más poder, y más justicia para la ciudadanía.

Se ha enfilado contra la aristocracia, insistiendo que en una democracia el pueblo es soberano y tiene el derecho de controlar y expresarse. Todos los poderes públicos son controlables por el pueblo, porque de él emana todo poder público.

Por tanto, este Gobierno dará garantía a toda movilización ciudadana sin violencia y, oteando lo que está en el ambiente, dijo que la movilización general de la ciudadanía tiene como objetivo no permitir la burla del voto ciudadano con maniobras politiqueras de corruptos ni permitir que haya burlas a la democracia. La movilización general de la ciudadanía no solo debe impedir un golpe a la democracia, sino también es para restablecer la decencia, la verdad y el poder de la misma gente.

En el trasfondo de este conflicto, entre el ejecutivo y el poder judicial colombiano, podemos afirmar se está en presencia de otro caso donde la "guerra híbrida" y el "Lawfare" o "golpe suave" está en pleno desarrollo y cualquier cosa puede ocurrir en Colombia. El mismo presidente lo sabe y ha dicho: "Yo creo que yo hablaba de Pedro Castillo, pero ya pasaron la frontera, mucho más allá. Nos van a seguir atacando más y más para romper la relación entre el Gobierno y el pueblo, para derribar el Gobierno".

Así que, en Colombia, tienen en la mira a su presidente y todo ello en correspondencia con las tendencias que se están expresando en América Latina para dar al traste con los gobiernos no afectos a los intereses de Estados Unidos, y que tienen las siguientes características:

-Ya no hace falta, como antaño, dar golpes de Estado con tanques y aviones que bombardean el palacio de gobierno. Ahora, basta con sembrar la duda respecto de las actuaciones de un presidente y eso ya es suficiente para desalojarlo del gobierno.

-Hoy se utiliza la justicia (Lawfare) para eliminar a prominentes dirigentes del progresismo latinoamericano (Brasil, Argentina, Ecuador, Perú).

– Se hace uso de los parlamentos y de mayorías parlamentarias para producir golpes de Estados (Paraguay, Brasil, Perú)

–Se utiliza la psicopolítica, que se difunde por internet y, por el principal medio de comunicación de hoy, las redes sociales, para generar miedo y odio en la población.

De allí que nada extraño está ocurriendo en Colombia. Es el mismo formato. Gustavo Petro está en la mira, lo tienen entre ceja y ceja; lo están vigilando de cerca; están pendiente de obrar contra él y están a punto de darle un zarpazo. Por eso. el refrán "Cuando el río suena es porque piedras trae", significa que si se está escuchando hablar sobre algo es porque alguna verdad hay.

Así que, hoy más que nunca, hace falta la denuncia de los planes macabros, en marcha en Colombia, y la solidaridad con su presidente, Gustavo Petro, que fue elegido mayoritariamente por su pueblo.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1050 veces.



Franklin González

Doctor en Ciencias Sociales, UCV. Sociólogo, Profesor Titular, Ex Director de la Escuela de Estudios Internacionales de la UCV. Profesor de Postgrado en la UCV, la Universidad Militar Bolivariana de Venezuela y en el Instituto de Altos Estudios ?Pedro Gual? del Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Exteriores. Fue embajador en Polonia, Uruguay y Grecia.

 framongonzalez@gmail.com

Visite el perfil de Franklin González para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Franklin González

Franklin González

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad