El acuerdo de Irán se trancó otra vez. Podrá la Unión Europea rescatarlo de las fauces del aplazamiento

Traducción desde el inglés por Sergio R. Anacona

Strategic Culture Foundation 

http://www.strategic-culture.org

*/Mientras Irán y Occidente pasan el nuevo plazo es por lo menos Israel el que ha indicado recientemente que en algún momento será "inevitable"./*

El acuerdo entre Irán y Occidente –denominado el "Acuerdo de Irán—o JCPOA (sigla en inglés) está a punto de ser firmado o no será nunca firmado, dependiendo a quien Ud. escucha. Pero en la medida que Irán y Occidente agotan el nuevo plazo, sería por lo menos Israel el que recientemente ha indicado que en algún momento será "inevitable".

Sin embargo, resulta difícil señalar una fecha en particular cuando el acuerdo pudiera pasar por las manos de negociadores inexpertos e ineptos, aunque por el lado iraní dirigido por Bagheri Kani, quien pareciera incapaz de asumir la tarea que tiene a la mano impedido no solo por su limitado conocimiento del idioma inglés o su tendencia a distraerse con detalles banales o triviales, lo cual hace que el avance de las conversaciones vaya más allá de "lentamente" hasta un "punto muerto".

En todo caso, existe una valiosa y legítima crítica contra Joe Biden quien no solo desperdició una oportunidad en sus primeros cinco meses de gobierno para tratar y elaborar con Zavad Zarif, formado en occidente y cuyo brío diplomático llegó hasta calmar a los conservadores en Irán al que tiempo que encantó a los periodistas occidentales –pero quien ahora ha asumido una posición que lo hace parecido a Trump. Actualmente, es Biden quien se apega a una campaña de "máxima presión" con sanciones devastadoras mientras pretende que lo tomen en serio negociando al mismo tiempo un acuerdo que los norteamericanos no pueden garantizar que sea renegado cuando un nuevo presidente llegue a la Oficina Oval.

Sin embargo, eso no impide al nuevo equipo que pida un milagro. Irán está exigiendo garantías que Estados Unidos se adherirá al nuevo acuerdo y luego no se retirará como lo hizo Trump el año 2018. "Esto es algo que no puede ser prometido debido al sistema político de Estados Unidos y los iraníes lo saben," como una fuente de inteligencia se lo comentó recientemente a Al Monitor. Eso hace que algunos escépticos piensen que tal vez Irán no habla en serio para alcanzar un acuerdo pero quiere mantener el diálogo abierto indefinidamente—táctica negociadora en sí que podría prolongarse durante meses si no años.

Otros destacan el permanente aspecto de la elitesca guardia iraní. Nos han hecho creer que la desclasificación de este grupo de la lista de organizaciones terroristas que tiene Estados Unidos es un aspecto central para negociar y alcanzar un acuerdo, dado que esa fue la movida de Trump luego que se retiró del acuerdo el año 2018.

Aunque quizás, como han especulado algunos, ahí hay algo más de lo que se ve a simple vista dado que el IGRC es un conglomerado financiero en cantidad y calidad y ha sido duramente perjudicado en su tráfico comercial más allá de sus fronteras.

¿Podría Estados Unidos mantenerlo en la lista pero retirarle las sanciones en su contra?

Otro aspecto sobresaliente en el campo de Biden, el cual cada día que pasa, aparece como la rana que yace en la olla para hervir el agua a punto de morir en la medida que sube la temperatura hasta el límite letal –incapaz de detectar los sutiles cambios que ocurren en cada minuto que pasa.

Brett McGurk, asesor del presidente Biden sobre el Medio Oriente, dijo recientemente que las negociaciones con Irán se habían agotado y hablando con un grupo de expertos la semana pasada dijo que "es altamente improbable que el acuerdo nuclear de 2015 sea reactivado en el futuro cercano.

https://translate.google.com/website?sl=es&hl=es-419&anno=2&prev=search&u=https://www.axios.com/2022/07/27/iran-nuclear-deal-return-biden-mcgurk-unlikely

El acuerdo nuclear del año 2015 será reactivado en el futuro cercano.

No obstante, algunos tienen la esperanza puesta en el propio Mr. Bean de Europa, también conocido como Josep Borrell, hombre incansablemente latoso y carente de personalidad –tanto es así que llegó a quejarse recientemente con un periodista occidental acerca del ministro de relaciones exteriores de Rusia para figurar en los medios de prensa….

https://tranlate.google.com/website?sl=es&hl=es-419&anno=2&prevsearch&u=https;//www.republicworld.com/world-news/russia-ukraine-crisis/eus-josep-borrell-protests-over-medias-massive-coverage-of-russian-fm--lavrov-over-amid-war-articleshow.html

pero, que tiene un plan. Borrell pertenece a una generación de políticos que creen que la Unión Europea tiene un rol internacional que cumplir y que a pesar de los fracasos anteriores de su colega la italiana, Federica Mogherini, en construir tardías cláusulas para el acuerdo con Irán acordado y firmado en año 2015 –para proteger a los iraníes contra la maniobra de Trump –reconoce que existe una oportunidad para la Unión Europea para corregir su propio y anterior borrador.

Borrell ha redactado su propio borrador para los iraníes que se supone les brinda una suerte de red de seguridad en contra de ser engañados por Occidente por segunda vez. En todo caso, es difícil tomar en serio a Borrell. En primer lugar, el documento que él redactó está cubierto de secretismos y en segundo lugar, él carece de antecedentes negociando acuerdos semejantes ya que su carrera como político socialista español no es destacada aunque también es inflexible. Ni siquiera podríamos referirnos a él como un "ha sido" porque, en primer lugar, nunca se ha destacado en nada. Él es más bien alguien que "participó". Quizás alguien podría agregar un tercer aspecto a la lista de razones de por qué el plan de la Unión Europea no será tomado en serio tanto por los iraníes como por Estados Unidos: la falta de credibilidad de parte de la Unión Europea luego del Brexit, el Covid y ahora una economía implosionando a consecuencia del erróneo espectáculo tribunalicio contra Putin.

El problema que nadie está tratando es cómo elaborar un plan que pueda aplacar los temores que el siguiente presidente de Estados Unidos lo rechace. Este debiera ser construido con incentivos de manera que cada cuatro años sea más lógico para un presidente de Estados Unidos notar la sabiduría de conservarlo e impedir que Irán enriquezca uranio más allá del punto en que un período de "ruptura" se convierta de manera preocupantemente corto y Occidente entre en pánico. La Unión Europea, siendo cualquier cosa menos aquello que pudiéramos llamar democracia, podría tener la solución también cambiando sus gobiernos cada cuatro años y pudiera ofrecer algunas compensaciones a Irán en caso que Estados Unidos repitiera lo que hizo Trump.

A modo de avalar. Quizás esto es lo que está en el documento de Borrell. No está en el interés de nadie que Irán adquiera armamento nuclear –y menos que todos Irán ya que esto desestabilizaría cierta armonía que tiene hasta ahora tanto con Rusia como con China –pero no resulta difícil notar que el último intento de la Unión Europea de salvar las vapuleadas conversaciones puedan conseguirlo. Como se hizo el año 2015.

Nota.- Sus comentarios y opiniones acerca de este artículo serán bienvenidos en

www.strategic-culture.org



Esta nota ha sido leída aproximadamente 565 veces.



Martin Jay

Periodista británico.


Visite el perfil de Martin Jay para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: