...Y sobre el diario del Ché

Al mártir de la Revolución Bolivariana Alex Saab, víctima del imperio rapaz gringo


Los que amamos la historia de Nuestra América y navegamos en sus
aguas, debemos contar con el Diario del Che en Bolivia para conocer
sobre la lucha por la autodeterminación de los pueblos.

No podemos olvidar que Ernesto Guevara, en toda su lucha guerrillera
anotaba en una especie de diario personal sus observaciones del día.

Cuando descansaba, al fin de la jornada, escribía los apuntes logrados
en el día y esos escritos hicieron que pudiese realizar sus
extraordinarias narraciones sobre sus experiencias en la lucha
insurgente, que nos sirven de un magnifico material pedagógico y
revolucionario.

Al escribir sobre la historia insurgente por la autodeterminación de
los pueblos no podemos escapar de la magna figura del Che y para
conocer los heroicos meses finales de su vida, este diario nos marcan
la senda para conocer la vida del Guerrillero Heroico.

Conociendo e investigando sobre los últimos días de este
extraordinario ser humano que fue el Comandante Guevara y su diario me
hizo; adentrarme en mi biblioteca; sumergiéndome en cuatro textos que
considere prioritarios para recabar la información para este capitulo
y fueron: "La CIA contra el Che" de Adys Cupull y Froilan Gonzalez,
"Che en la Memoria de Fidel Castro"; editado por David Deutschamann;
"Fidel Castro, Biografía a Dos Voces" de Ignacio Ramonet y por su
puesto El Diario del Che en Bolivia.

Como era de esperarse después de los sucesos de La Higuera y el vil
asesinato del Che el imperialismo y sus esbirros tratarían de crear
unas acciones difamatorias para manchar la lucha guerrillera en esa
nación bolivariana.

Comienzan a los pocos días de la muerte de Guevara y de la emboscada
de aquel 31 de agosto donde muere la revolucionaria Tania en las
riberas de Río Grande. Intentan desde la CIA con un articulo de
prensa, donde una ex oficial de Inteligencia de la extinta República
Democrática Alemana, de nombre Guether Maennel, vertía calumnias en
contra de la guerrillera.

Pero el objetivo de la Central de Inteligencia yanqui no era la
guerrillera, la mira la tenían enfocada en el Guerrillero Heroico. Los
yanquis despreciaban a los bolivianos, acusándolos de no saber leer,
pero les importaban los norteamericanos y europeos.

Tenían la intensión de utilizar la versión de que el Che se había
equivocado al seleccionar a Bolivia, ya que no existía condiciones de
lucha y que había actuado así debido a la contradicción que tenían
los cubanos.

Además la agencia de Inteligencia trataba de insistir que Guevara
decía en sus escritos que Cuba lo había abandonado y no le prestó
ninguna ayuda.
Tanto había sido la intención de descrédito del Comandante
Guerrillero, que manejaron la matriz de opinión que el
revolucionario se sentía derrotado y cuando fue capturado pidió que no
lo matasen diciendo que era más útil vivo que muerto.

Pero no sería un secreto que el internacionalista argentino combatió
hasta que el cañón de su fusil M-2 fue destruido por un tiro,
inutilizándolo completamente. Su pistola no tenía municiones y se
encontraba herido en las piernas, que a pesar de no ser graves no
podía caminar.

Los norteamericanos comenzaron de igual manera a preparar de una
forma minuciosa las alteraciones que le realizarían al diario, para
adecuarla a sus intereses de desprestigiar al revolucionario y su
lucha insurgente.

Desde la embajada yanqui en La Paz trabajaban expertos calígrafos para
adecuar el diario a los sucios designios de los imperialistas.
Pero no terminaron con los planes cuando el diario fue publicado en
Cuba, ya el régimen boliviano había realizado intentos de vender los
derechos de publicación.

Se llegó a decir que el gobierno de Barrientos vendió los derechos de
difusión de todos los documentos de Ernesto Guevara, obtenidos en el
Diario, al grupo The New York Times y una cadena de televisión de los
Estados Unidos.

Estas noticias lograron ofertas y contraofertas que se había iniciado
por 20.000 dolares y llegó a cifras de 400.000 dolares.
Barrientos y su camarilla resguardaron en un caja fuerte el diario,
con medidas de seguridad como cambiar la clave de las combinaciones
continuamente.

La agencia europea Magnum Publicity ofreció 50.000 dolares por la
compra del Diario del Revolucionario argentino, Barrientos aceptó la
oferta, pero Ovando, jefe militar se opuso y narró que tenía un mejor
ofrecimiento , sin ningún tipo de vergüenza, como hienas despojando a
sus víctimas.

Aseguró el militar boliviano que el Diario llevaría mejor postor con
un ofrecimiento de 100.000 dolares, y esto denotaba la tensa
relaciones entre los dos "gorilas" bolivianos.

Esto trajo como resultado que los roces entre los dos hombres se
discutieron en el alto mando del ejército, llegando a la conclusión de
que las fuerzas armadas eran las que decidirían la venta del Diario.

A los días se filtró a la Prensa que el diario no había sido vendido a
mejor postor debido a que los calígrafos de la CIA no había concluido
el trabajo de eliminar o incorporar los aspectos que les interesaba al
diario.

En la puja por obtener el Diario del Che participaron la Magnum; que
incluía al Paris Match que ofreció 400.000 y el Time Life que
sostenían una pugna por el derecho a publicarlo.

Barrientos denunció que el "comunismo internacional" trataba de
apoderarse del Diario perturbando las negociaciones con la Magnum,
pero que habían fracasado.

Ovando entrega el Diario a Barrientos que imparte ordenes para que
fuera al ministerio del Interior y le sacaran copia. El Ministro de
ese despacho Antonio Arguedas a escondidas saca una copia de más y
regresa el original y una sola copia.

Las negociaciones continuaron, pero la CIA no concluía las enmiendas
planeadas y por eso no le interesaba que fuera vendido todavía.

Al gobierno boliviano no le interesaba publicar el diario ya que en
sus paginas se puede constatar la inmensa incapacidad de las tropas
bolivianas, a pesar de la ayuda norteamericana, sus derrotas por un
puñado de guerrilleros mal armados y peor aprovisionados, que les
quitaron grandes cantidades de armas.

Cuando el Diario del Che en Bolivia comienza a distribuirse
gratuitamente en Cuba el 1 de enero de 1968 y que iba a ser publicado
por las editoriales Punto Final en Chile, Francois Masperó en Francia,
Ruedo Ibérico en España, Feltrinelli en Italia, Trikont Verlag en la
República Federal de Alemania, revista Ramparts en los Estados Unidos,
Editorial Siglo XX en México; provocó un gran escandalo en La Paz, en
donde Barrientos negó su veracidad, asegurando que nunca habían
concedido derecho alguno a la obra y que se encontraba en resguardo de
las fuerzas armadas bolivianas.

Barrientos no acuso a Ovando directamente de la fuga del material,
pero indirectamente se refería a él, con la clara intención de
deshacerse del militar.

Ovando termino culpando a Arguedas, aduciendo que al cotejar las
paginas del escrito, faltaban las 13 paginas sacadas por él. El golpe
contra el Ministro del Interior se dirigía de igual forma contra el
Presidente Barrientos.

Para el 19 de julio de 1968 comenzó el sumario para conseguir la
verdad sobre los cuidados del documento del Che, fueron llamados a
declarar diferentes personas que no pudieron ocultar la presencia de
la CIA y su intervención en la destrucción del foco guerrillero del
revolucionario argentino-cubano.

Antonio Arguelles desaparece apareciendo a los días en Lima Perú,
revelando sus vinculaciones con la CIA y después de incontables
presiones del organismo inteligencia concede una entrevista a los
periodistas donde señala que había enviado a Fidel Castro una copia
del Diario del Che, por que los yanquis intentaban usarlo en una
provocación contra el gobierno cubano.

Como dijo Abraham Lincoln: "Se puede engañar al pueblo una parte del
tiempo, se puede engañar a una parte del pueblo todo el tiempo, pero
lo que no se puede es engañar al pueblo todo el tiempo".

El Che y su ejemplo de entrega a los pueblos cobrara fuerza y su
bandera por la autodeterminación de los pueblos, la lucha por el
oprimido permanecerá a través de los tiempos......

¡Honor y Gloria Comandante Guevara!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 634 veces.



José Rosario Araujo


Visite el perfil de José Rosario Araujo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: