Sanciones, recesión y pandemia. Inventamos o nos siguen jodiendo/colonizando. (II)

Fragmentos de la realidad.

Los seres humanos que conformamos las mayorías sociales de este Estado Nacional definido constitucionalmente como la República Bolivariana de Venezuela, hemos estado sufriendo, con mayor intensidad y perversidad criminal, una diversidad de padecimientos económicos, sociales, sanitarios, psicológicos, peticiones públicas y amenazas permanentes de agresiones militares e invasiones extranjeras, manipulaciones monetarias e inflacionarias, escasez de productos y combustibles, todo esto desde que la mayoría de Diputados electos en el proceso electoral parlamentario del 05-12-2015 organizado y administrado por el Consejo Nacional Electoral ( CNE - Poder Electoral) asumieron sus cargos como mayoría parlamentaria en nombre de la Oposición Liberal Extranjerizada (OLE) en enero de 2016. Desde los primeros meses de ese año, comenzamos a recibir las dolorosas muestras de sus resentimientos germinados, abonados, plantados y cosechados contra las mayorías nacionales, atacando nuestras aspiraciones de soberanía y bienestar, agrediendo su propia Matria/Patria de origen, así como sus actuaciones irracionales ante las dificultades y graves errores cometidos en sus frustrados intentos para retomar el poder del Estado y el Gobierno Nacional Venezolano, perdido electoralmente desde diciembre de 1998. A partir de enero-febrero de 2016, comenzamos a sufrir los efectos destructivos de una variedad de acciones, medidas, decisiones, agresiones, ataques y bloqueos contra todo el conjunto de la economía pública y privada, solicitados, tramitados, facilitados y operados en el terreno nacional y desde el exterior por un número importante de integrantes de esta nueva mayoría parlamentaria.

En medio de estas graves circunstancias que hemos estado padeciendo las mayorías sociales de Venezuela, situación no conocida en los últimos 50 años transcurridos entre los siglos XX y XXI (1970-2020) los habitantes de este país denominado VENEZUELA, hemos sufrido una especie de invasión de los destructivos/depredadores insectos de langostas. Nos referimos a la presencia de unos activistas políticos dedicados a solicitar, diligencias, coordinar y hasta implorar medidas de agresión, bloqueos y todo tipo de daños contra el Estado, el Gobierno, la Nación Republicana y la Sociedad Venezolana. Estas medidas agresivas, destructivas, morbosamente criminales, no ocasionan sufrimientos, limitaciones, desnutrición, enfermedades, deterioros de los bienes muebles, inmuebles, y demás activos/propiedades de los miembros de las élites políticas que manejan el Poder Publico Nacional, Regional y Municipal, tanto del partido político mayoritario que gobiernan (PSUV) y de los altos jefes militares, como tampoco las personas que hasta ahora han dirigido los partidos opositores conocido como Voluntad Popular, Primero Justicia, Acción Democrática y Un Nuevo Tiempo (VP, PJ, AD y UNT). Todos ellos tienen accesos privilegiados a los recursos públicos y privados para cubrir las necesidades de sus familias y entornos cercanos/asociados. No se requiere realizar una ardua, prolongada y compleja investigación, desde las ciencias sociales, para determinar que la mayoría de los habitantes de esta Nación somos las víctimas de estos experimentos muy parecidos a los practicados por los Jefes Políticos, Militares y Científicos Nazis contra los cientos de miles y millones de prisioneros secuestrados en los campos de esclavitud y concentración establecidos en los territorios europeos bajo su control y dominio.

En medio de estas dramáticas circunstancias mundiales y particularmente nacionales, desde comienzos del año 2020 se registra la presencia de una agresiva, extraña y peligrosa enfermedad viral. Desde marzo la Organización Mundial de la Salud (OMS) la caracteriza como una enfermedad producida por un Virus del tipo Corona. Se le identifica como una cepa SARS-CoV-2 que ocasiona diversas patologías o enfermedades definidas como Covid-19. Es una desconocida cepa viral muy contagiosa, agresiva y peligrosa por la variedad e intensidad de daños que ocasiona entre muchas de las personas contagiadas, pero también por la cantidad de fallecidos.. Ya desde el mes de marzo de 2020 se le define como una PANDEMIA por la cantidad de regiones/países/poblaciones afectadas de manera simultánea y su expansión. Hasta este domingo 01-11-2020 en horas de la mañana las cifras generales de contagiados, fallecidos y recuperados y las de los países más afectados se refieren de la manera siguiente:

País Contagiados Fallecidos Recuperados

Mundo 46.061.804 1.195.361 30.819.564

EEUU 9.125.482 230.548 3.612.478

India 8.184.082 122.111 7.491.513

Brasil 5.535.605 159.884 5.005.161

Rusia 1.606.267 27.787 1.208.440

Francia 1.412.709 36.826 123.095

España 1.185.678 35.878 150.376

Argentina 1.166.924 31.002 973.939

Colombia 1.073.809 31.598 968.927

Reino Unido 1.014.793 46.645

México 924.962 91.753 779.371

Perú 900.180 34.411 822.316

Sudáfrica 725.452 19.276 654.182

Italia 679.430 38.618 289.426

Irán 612.772 34.864 481.930

Alemania 531.790 10.483 356.410

Chile 510,256 14.207 486.642

En un lugar Nª 54, muy alejado de estos 16 países que se ubican entre los que registran mayor número de contagiados y fallecidos aparece nuestra nación, según las cifras que reportan los diversos portales y organismos internacionales Allí se registran para Venezuela 92.013 contagiados, 798 personas fallecidas y 86.773 recuperadas desde el estado de contagiados virales de SARS-CoV-2. Todas estas cifras han seguido subiendo y con mayor intensidad en el continente europeo, los EEUU y varios países de América Latina ubicados entre los primeros 16 lugares ya referidos. Es indudable que la Nación Venezolana tendría menos casos de contagios, menor de fallecidos, mayor cantidad de recuperados, además estaría ayudando a muchos venezolanos ubicados en otros países y también prestando apoyo (como siempre lo hemos hecho desde 1812) a las poblaciones de América Latina y el Caribe. Pero estamos sometidos a esas variadas medidas criminales de bloqueos y agresiones económicas/comerciales/monetarias por parte de quienes dirigen las instituciones de Estados y Gobiernos de EEUU, la Unión Europea y Reino Unido, con el activo apoyo de activistas políticos venezolanos.

Esperábamos que en medio este grave y deteriorado escenario internacional y nacional, los políticos agrupados en la Oposición Liberal Extranjerizada, decidieran reorientar sus iniciativas y acciones contra las mayorías sociales de Venezuela. Esperábamos que se dedicaran a trabajar, desde sus aspiraciones/ambiciones/deseos de reconquistar el Poder Público Nacional, Regional y Municipal, a favor de las ya muy afectadas y sufridas familias venezolanas. Ya con las sanciones contra Venezuela, aplicadas y extremadas progresivamente desde 2016 y la entrada en una gran paralización de la economía mundial, tenemos encima desde marzo 2020 esta agresiva, peligrosa, destructiva y mortal pandemia viral. Un escenario muy grave, triste, dramático y cargado de mucha INCERTIDUMBRE, ante lo cual se hace imprescindible colocar un gran aviso público, con proyección nacional e internacional que exprese lo siguiente: SE BUSCAN políticos con ideas, programas y propuestas soberanas, con hábitos y costumbres cargadas de narrativas ETICAS para la sustentabilidad.

En la próxima entrega de este grupo de artículos nos referiremos a la necesidad de inventar y trabajar para trascender la profunda y enraizada perspectiva cultural y educativa que nos lleva a despreciar los grandes aportes, enseñanzas, desarrollos científicos, técnicos, estéticos, organizacionales, constructivos, sanitarios y alimentarios que se han desarrollado durante siglos en estos territorios de Abya Yala o América. Cuando se registra que las culturas Incas o Ingas construyeron complicadas ciudades en áreas más complejas aún, que desarrollaron alrededor de 30.000 kilómetros de vías de movilidad humana. Cuando se conoce lo estudiado y reconocido en ciudades como Tehotihuacan cerca de Ciudad de México, y la propia Technotitlán (ciudad sobre un lago) construidas siglos antes de la llegada de los españoles; o cuando se conoce la ciudad Maya de Tizcal o la que acaba de ser referenciada cerca de esta ciudad, con una proyección de población de alrededor de 10.000.000 (DIEZ MILLONES) de habitantes, siglos antes de la llegada de los españoles. Entonces nos venden y compramos las explicaciones que nos indican que la única forma de lograr esas construcciones y desarrollos es porque llegaron unos extraterrestres o marcianos. Estudiar, reconocer y valorar los aportes de las culturas originarias o ancestrales que habitaban estos amplios territorios de América implican una postura cultural radical y revolucionaria, una verdadera ruptura de trascendencia y afirmación que no implica negar los aportes de las otras etnias y/o culturas del África y Europa por ejemplo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 655 veces.



Germán Yépez Colmenares

Historiador - Profesor de la UCV

 germilio.yeco@gmail.com

Visite el perfil de Germán Yépez Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas