Los misiles ya van para el otro lado

Ya empezaron a salir las fotos y las declaraciones de los que lograron salir corriendo en las 2 horas y media del aviso del bombardeo iraní. Los que se quedaron en los bunkers querían ser cusucos (armadillos) y sumergirse mas hondo en sus refugios.

Tal corrida no es casual, pues en oriente medio, particularmente en Siria después de la derrota de los terroristas y sus aliados norteamericanos y de la otan, dio inicio, como dicen los filósofos el giro copernicano y según Engels se despertó a la partera de la historia. Y ese acontecimiento se perpetró con una alborada de bombas y misiles y con el combate humano de decenas de miles de militantes de Hezbolá, guardias revolucionarios iraníes, el ejército nacional libio y militares rusos.

En esa trama militar victoriosa, el asesinato de Suleimani urdido en Lisboa por Pompeo y Netanyahu, ordenado por Trump; logró precipitar al imperialismo a su perdición, y da igual que se hunda o que se salve.

La descarga de más de una decena de misiles sobre dos bases militares norteamericanas en Irak, mostró que los guerreros del Medio Oriente ya no son los colonizados laureados y después traicionados como Saddam Hussein, Kadafy, Gorbachov o Evo Morales.

Los zarpazos de los imperialistas en la región oriental del planeta: en Afganistán se roban los minerales y la producción de amapola, el petróleo de Libia y Siria y las tierras de los palestinos. La Guardia Revolucionaria de Irán enseña a derrotar al imperialismo tirándole misiles a las garras hasta que las retiren. Irán está haciendo el giro copernicano a los soldados norteamericanos y europeos, quienes recibían la orden de reducir a monos superiores (terroristas) a los habitantes de los territorios invadidos (Yugoeslavia, Libia, Siria, Yemen, Irak, Afganistán,) para justificar el tratamiento como bestias: medio millón de asesinados en Libia, mas de 1 millón de sacrificios humanos en Irak, 300 mil muertos en Siria y el sacrificio de matar por inanición a la gente de Yemen; son los que ahora salen corriendo y dicen: "me sentía impotente" bajo los misiles de Irán.

Toda la resistencia medio oriental, como lo hace la guardia Iraní y el ejército Sirio no se hacen humanos asesinando europeos o norteamericanos. La resistencia medio oriental ya no interioriza la agresión imperialista con terror sino; con paciencia y furia. No es el suplicio el que exalta a las masas sino, la posibilidad práctica de derrotar a los imperialistas en el terreno. El inconsciente colectivo de las resistencias está lleno también de sabiduría, ya se dieron cuenta que el imperialismo fomenta las rivalidades tribales, religiosas y sociales para debilitarlos y arruinarlos con el envilecimiento moral.

La furia del nuevo hombre, molesto ante la agresión imperialista es la que está llevando a Trump a su hundimiento y a retirar las uñas quebradas en los países que luchan con virilidad por su soberanía e independencia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 589 veces.



Memo Fernández


Visite el perfil de Memo Fernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: