Fernández reitera su distanciamiento de Maduro, es cierto; pero los pateados fueron otros

Los extremistas, sean de un lado u otro se repelen. Porque el rasgo distintivo en ellos es sustituir la razón por el odio. Por supuesto, cuando intercambian, ninguno de los dos está dispuesto a llegar a acuerdos con el otro, aceptar razones por muy evidentes que estas sean y sí a mentir y, por eso, de antemano, los dos se disponen a decir cuanto sea necesario para herir y hasta intentar a destruir a su "oponente". Porque el otro no es interlocutor para intercambiar, explorar y hasta buscar el entendimiento para hacer la vida más agradable, despejar incógnitas, sino un guerrero que se le viene encima y al que hay que destruir antes que llegue a su espacio. Suponen y hasta dan por verdad que entre ellos no hay nada en que acordarse. Y son absurdos, pues piensan que el orgullo y la vanidad de ambos están en el interés y conveniencia de las multitudes.

Hay gente que intenta hacer de analista político y pudiera serlo, como para que uno, sus lectores, podamos aprender de lo mucho que saben, dado sus abundantes pergaminos académicos, pero resultan como demasiado dados a dejarse llevar por las emociones, sus vanidades, hasta el odio y no la necesidad de convencer y enseñar sino de destruir y eso les cierra muchos espacios. Es más, mal desperdician los recursos y aptitudes, como darle torcimiento a los hechos para que estos sirvan para alimentar sus malos sentimientos y hacer más contundente lo que lanzan contra "sus enemigos", en lugar de intentar demostrar sus verdades o convencer al público. En ellos predomina el deseo exponer su odio y hasta fomentarlo entre quienes le lean o escuchen.

Y cuando todo ese odio y violencia, generalmente engendrados por malos manejos del contrario, contrariedades, insatisfacciones, a manera de venganza, recibe como respuesta lo mismo. En cuyo caso, quienes participan en la disputa como observadores, pudieran divertirse y en efecto, parece que lo hacen, porque por regla general esa forma de manejar las diferencias suelen atraer mucho público, pero es dudoso que puedan convencer y servir para un aprendizaje provechoso.

Es cierto que Fernández se distanció de Maduro ahora mismo cuando acaba de obtener un triunfo rotundo en las PASO, aunque ya en el mes de julio lo había hecho, diciendo exactamente lo mismo. Para Alberto Fernández, Maduro es un dictador y si él, ostentando el rol de candidato del "Frente de Todos" tiene esa apreciación, es de esperar que una buena parte de los argentinos también tengan la misma. Y eso no es extraño, pues es la que tiene buena parte de la gente del mundo, siendo la matriz impuesta por las grandes agencias de noticias que informan y determinan la opinión en aquél. Pasamos por alto multitud de detalles, como en este medio, hasta uno mismo hace críticas al gobierno sin que lo repriman, mientras que bajo el régimen democrático de Betancourt, por cualquier insignificancia, como pintar una consigna en la pared o emitir una opinión en la calle, se iba a parar a la cárcel y hasta a campos de concentración y un simple grito era acallado con una bala de fusil; y más tarde con Leoni, se llegó a la aberración de las desapariciones. Y en Colombia, ser luchador social es un delito que se paga con la pena de muerte, aplicada por fuerzas del Estado o fuera de él pero contando con su silencio y complicidad,

Todo lo anterior no quiere decir que hayamos cambiado de opinión con respecto a Maduro. Seguimos sosteniendo todo lo que antes hemos dicho, como que es por demás incompetente para ejercer el cargo de presidente y la conducción del proceso que inició Chávez. Y es en buena medida, conjuntamente con quienes le acompañan, desde el gobierno y el partido, responsable de las calamidades que ahora padecemos y, lo decimos así, porque no nos cabe duda que también otros factores, como el gobierno de Estados Unidos, grupos económicos nacionales e internacionales y la oposición misma tienen también en eso su cuota. Negar que las sanciones de Trump han pesado en nuestro empobrecimiento es una alcahuetería, cuando el mismo New York Times lo admite.

Pero asumir lo acontecido en la Argentina o los resultados de las PASO del domingo, como un acontecimiento para denigrar de Maduro, no sólo es un disparate, un simplismo y un exponerse a quedar mal ante un público que está bien informado, tiene un muy significativo nivel intelectual, político y por ende conoce bien el asunto.

Si alguien fue "pateado", uso la palabra por razones que el lector sabrá comprender, pese no suele entrar, como otras parecidas, en nuestro vocabulario, fue Macri y con él, el Fondo Monetario Internacional y sus políticas descaradamente anti populares, como que intentan siempre, en cualquier caso, echar sobre los hombros de la gente humilde, los trabajadores, toda la carga de cualquier crisis económica. No hay duda, eso no discutimos, que en Venezuela acontece algo similar, como que el salario mínimo mensual es ahorita apenas de 2 dólares y un poco más. Pero es el resultado de las agresiones externas e internas a la economía nacional y las políticas persistentemente equivocadas del presidente y su equipo. Pero, no nos cabe duda, que la actitud de estos, está muy lejos de lo que Macri hace de manera planificada y deliberada, por resguardar los intereses de la clase que defiende y para favorecer a los grandes capitales. Y esto es tan cierto, que ahora mismo, el presidente argentino está tomando medidas en contrario, hasta con la complicidad a corto plazo del FMI, para intentar engatusar a los electores que habrán de decidir en octubre.

Ahora mismo, la prensa bonaerense dice de Macri cosas como estas: "Dirigistas. Intervencionistas. Medidas confiscatorias. Dañan la seguridad jurídica. Ahuyentan las inversiones. Populistas. Fueron los calificativos que los políticos y gobiernos neoconservadores, de los que Cambiemos fue su máxima expresión en Argentina, utilizaron para calificar a cada una de las políticas de Estado que intentaban modificar las condiciones de mercado impuestas por los grupos empresarios dominantes." https://www.pagina12.com.ar/212592-cuanto-dirigismo-en-que-te-convirtieron-mauricio

Pero se dice o se le "patea" mucho más, como que "Las cuotas de los créditos hipotecarios ajustables por el índice UVA, entre septiembre y diciembre se "congelan"; se limita severamente el margen permitido de tenencia de dólares en efectivo de los bancos; se suspende el IVA exclusivamente a los alimentos en su etapa final de comercialización hasta fin de año. Y como si fuera poco ese despliegue de "medidas antimercado", se congela el precio del crudo y los combustibles por 90 días en uso de las atribuciones conferidas por la Ley de Abastecimiento al Poder Ejecutivo. Casi una herejía: utilizar una herramienta que tan sólo habían esgrimido hasta ahora los gobiernos de Isabel Perón en los 70 y Néstor Kirchner en 2007 (contra Juan José Aranguren, entonces presidente de Shell Argentina), junto a Guillermo Moreno. "En qué te convirtieron, Mauricio", habrá pensado más de un desencantado en estos días aciagos." (Mismo link)

Es esa la manera como la prensa del país sureño y buena cantidad de analistas y opinadores de allá están juzgando a Macri; tanto que corre el riesgo de no ganar adeptos entre quienes votaron por Fernández y otros candidatos, porque saben que intenta engañarlos para volver a sus medidas anteriores y hasta perder parte de sus respaldos por los daños que ahora le ocasiona eso de "reconocer", poner de bulto, lo impropio de las políticas que había aplicado y aplicaría, en el caso negado, de llegar a ser reelecto en octubre.

Según el diario "El Popular" de Buenos Aires, "Uno de los pilares en los que siempre pudo apoyarse el presidente Mauricio Macri durante su gestión es Margarita Barrientos, la referente barrial que desde hace décadas maneja el comedor Los Piletones, al que el mandatario ha donado una parte de sus ingresos desde que era jefe de Gobierno de la Ciudad", mujer del pueblo que le ha estado apoyando y ahora opina que, "Mucha gente que quería a Macri ya no lo quiere. Yo le dije que tenía que escuchar menos a su entorno y más a la gente. Las medidas anunciadas llegan tarde" y agregó que la derrota sufrida por el candidato de "Juntos por el Cambio" se debió a que "la gente dejó de apoyar a Macri por la situación económica, muchas personas la están pasando peor que en el anterior período". https://www.diariopopular.com.ar/politica/para-margarita-barrientos-las-medidas-economicas-macri-llegan-tarde-n417093

Aparte de lo odioso que se asumen algunos analistas al abordar los acontecimientos, terminan siendo desmentidos casi automáticamente, como que no fue Maduro el pateado el domingo, sino Macri, "Juntos por el Cambio", los grupos económicos que los apoyaron, el FMI y quienes en Venezuela defienden las mismas políticas neoliberales.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5078 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a281483.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO