Grillos, resultaron ser el armamento de última generación

Lo que fue señalado por el gobierno de Donald Trump de haber sido una extensa epidemia entre los diplomáticos norteamericanos en Cuba, como resultado del uso por parte de –un perverso actor estatal—de un avanzado armamento de guerra acústica, resultó ser causado por la llamada de apareamiento de un tipo de grillo. En respuesta a las acusaciones que se trataba de un armamento sónico dirigido contra el personal de la embajada de Estados Unidos en Cuba, el gobierno de Trump retiró a la mitad de su personal de la embajada norteamericana en la Habana y expulsó a quince diplomáticos cubanos de la embajada de Cuba en Washington. Durante el año 2017 unos 26 diplomáticos norteamericanos se quejaron de náuseas, dolores de cabeza, problemas a la vista, desórdenes cognitivos y otros achaques producidos por un zumbido sumamente agudo que experimentaban en sus domicilios y hoteles.

De hecho, un minucioso estudio del fenómeno reveló que los culpables no eran los servicios de inteligencia rusos, chinos o cubanos, se trataba del grillo de cola corta oriundo de las Indias, científicamente conocido como "Anurogryllus celerinictus." La llamada de apareamiento del macho de esta molesta especie nocturna es de siete (7) kilohertz, justamente la frecuencia que causa incomodidad e insomnio en algunos seres humanos.

Dos biólogos, el Dr. Fernando Montealegre Zapata de la Universidad de Lincoln del Reino Unido y el Dr. Alexander Stubbs de la Universidad de California, realizaron estudios comparativos de las grabaciones hechas de los sonidos sospechosos que afectaron a los norteamericanos en Cuba y aquellos emitidos por los grillos de las Indias. El resultado fue que la tasa de repeticiones del pulso acústico, la frecuencia armónica y su duración coincide casi de manera completa con aquellas del grillo de cola corta de las Indias. La pequeña diferencia entre los sonidos se debió a que algunas grabaciones fueron hechas en exteriores y otras en interiores con ecos ocasionados por paredes y pisos produciendo pequeñas diferencias. Los hallazgos iniciales de ambos científicos obtuvieron evaluaciones favorables de parte de sus colegas académicos.

Un detalle enigmático del estudio es que el grillo de cola corta de las Indias se encuentra en varias partes de la región del Caribe pero no se sabe que habite en Cuba. El año pasado un informe preliminar del Buró Federal de Investigaciones (FBI sigla en inglés) que trabajó con autoridades cubanas concluyó que solo los sonidos estridentes no pudieron causar los problemas médicos experimentados por los diplomáticos.

El gobierno cubano negó las acusaciones de Estados Unidos de haberse empleado un armamento sónico. Un estudio científico cubano de las grabaciones de los sonidos aludidos por Washington de ser causados por un armamento para la guerra acústica, coincidió con el informe de Montealegre-Zapata-Stubbs que sostiene que las grabaciones realizadas en la Habana fueron parecidas a los sonidos emitidos por chicharras y grillos a lo largo de la costa cubana. No obstante, el estudio cubano no fue enfocado sobre el grillo de cola corta de las Indias no oriundo de la región como el origen de los sonidos molestos debido a que esta especie no habita en Cuba.

El grillo de cola corta de las Indias se encuentra en Jamaica, las Islas Cayman y de manera más enigmática en los Cayos de Florida. El principal beneficiario del congelamiento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos es la comunidad derechista de exiliados cubanos en Estados Unidos al sur de Florida, lo cual incluye a los Cayos al Condado de Miami donde se sabe que se incuba el grillo de cola corta de las Indias. La comunidad de exiliados, desde hace largo tiempo relacionada con la Agencia Central de Inteligencia, CIA pudo haber introducido el grillo de cola corta de las Indias en el vecindario de los diplomáticos norteamericanos en la Habana con pleno conocimiento e intención que estos insectos eventualmente causaran problemas de salud a los diplomáticos, problemas que posteriormente podrían achacarse al empleo de un armamento acústico de parte de los gobiernos de Cuba, Rusia, China o Corea del Norte o de los cuatro juntos actuando concertadamente. Semejantes y extravagantes acusaciones fueron agitadas por los medios de prensa derechistas en Estados Unidos.

La introducción de una especie foránea, invasora y destructora en cierto hábitat causará enorme daño, cosa que ha sido parte del manual de la CIA durante décadas. Los planes de la CIA para llevar a cabo operaciones de guerra bacteriológica involucran a Cuba y a la comunidad de exiliados que vive al sur de Florida.

Por ejemplo, el proyecto "Baile Tradicional" de la CIA realizado en concertación con el Estado Mayor Conjunto, comprendió la destrucción de las cosechas cubanas de caña de azúcar introduciendo el parásito Bunga conocido científicamente como Aeginetia Índica. La operación "Baile Tradicional" también comprendió la introducción en Cuba de fiebre aftosa con el propósito de destruir el ganado de ovejas, chivos y cerdos en Cuba. La operación "Baile Tradicional" se lanzó con el objetivo de producir el colapso del régimen de Fidel Castro.

Durante el año 1972 agentes de la CIA infiltrados en Cuba reclutados principalmente entre la comunidad de exiliados cubanos en Florida, introdujeron la fiebre porcina en el ganado de cerdos de la isla. En consecuencia, Cuba se vio obligada a sacrificar cinco millones de cerdos. El virus provino de una reserva para la guerra bacteriológica mantenida en el Fuerte Gulik ubicado en la Zona del Canal de Panamá. Entre 1979 y 1981 la CIA –una vez más con la ayuda de los exiliados cubanos de la Florida—introdujo en Cuba la conjuntivitis hemorrágica, la fiebre del dengue, el parásito Bunga y el hongo del tabaco. Algunos de estos fueron dispersados por vía aérea empleando vuelos comerciales en ruta desde Miami a la isla Gran Cayman.

Está dentro de las posibilidades de la comunidad de exiliados cubanos al sur de Florida –que nunca ha abandonado la esperanza de derrocar al gobierno socialista de Cuba—de explorar entre los manuales de guerra bacteriológica de la CIA para descubrir los beneficios a obtener introduciendo el grillo de cola corta de las Indias en ciertas partes de la Habana, es decir, en el hotel y en las áreas residenciales estatales para diplomáticos y sembrar el caos en la salud del personal diplomático.

Existen algunos indicios que apuntan hacia el grillo de cola corta de las Indias que fue introducido en la Habana con la consecuente intención de causar una ruptura de los vínculos de Estados Unidos con Cuba. Uno de esos indicios es que los efectos del llamado al apareamiento del grillo no solo afecta a los norteamericanos. Diez diplomáticos canadienses fueron afectados por las emisiones acústicas del grillo y fueron enviados de regreso a Canadá. Los canadienses vivían en el mismo conjunto habitacional como sus contrapartes norteamericanos. Si se hubiera empleado un armamento acústico habría estado dirigido solo contra los norteamericanos. No obstante, tratándose de los grillos, la marca del impacto habría sido mucho mayor y menos discriminatoria en relación a las víctimas. En el mes de mayo del año pasado un funcionario consular norteamericano en Guangzhou, China experimentó síntomas parecidos a los de los diplomáticos en Cuba. China quedó tan asombrada como Cuba y anunció que estaba investigando el incidente.

Si el grillo de cola corta de las Indias ha sido convertido en un arma, cosa que Estados Unidos ha hecho con otras especies, incluyendo delfines, marsopas, ballenas, nutrias, murciélagos, ratones, gatos, zorrillos, coyotes, varias especies de pájaros (especialmente cuervos, lechuzas y palomas) y además insectos, creemos que hemos visto las primeras salvas de operaciones de bandera falsa en Cuba y China con la participación de insectos. Después de todo, los insectos han sido parte de muchas películas taquilleras de misterio y espionaje. ¿Quién no recuerda a James Bond luchando con una tarántula venenosa en la película "El Dr. No" y a Hércules Poirot enfrentando a una cobra letal en "Muerte en el Nilo"?

Durante la década de los ochenta se supo que la marina norteamericana empleó delfines como asistentes en el minado de puertos nicaragüenses. Por otra parte, se informó que la marina norteamericana empleó delfines entrenados en la lucha anti personal soltándolos desde sus guaridas en la Bahía de Cam Rahn para matar a unos sesenta hombres rana zapadores vietnamitas durante la guerra de Vietnam.

La agencia del Proyecto de Investigación Avanzada para la Defensa (DARPA sigla en inglés) financia actualmente un programa denominado "Insectos Aliados". Entre los insectos figuran los pulgones, las arañas, la mosca blanca, las langostas y las cucarachas que están siendo convertidos en armamento ya sea para lanzar cargas letales o ejercer vigilancia. Por ende debemos plantearnos la siguiente pregunta: ¿Habrá la CIA y sus aliados cubanos de los Cayos de Florida reclutado al grillo de cola corta de las Indias para su ejército de guerreros de bandera falsa?

Traducción desde el inglés por

Strategic Culture Foundation Sergio R. Anacona

Nota.- Sus comentarios y opiniones acerca de este artículo serán bienvenidos en

www.strategic-culture.org



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1255 veces.



Wayne Madsen

Escritor. Especializado en Asuntos Internacionales


Visite el perfil de Wayne Madsen para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: