En el Gobierno de Stalin: República Socialista Federativa Soviética de Rusia

La Unión Soviética es un Estado multinacional, con unas 60 grandes nacionalidades (en total tiene más de 180), la mayoría de las cuales posee su propio Estado nacional y forma repúblicas federadas o autónomas, regiones autónomas y comarcas nacionales.

La Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas se basa en la unión voluntaria de las Repúblicas Socialistas Soviéticas, iguales en derechos. Integran la U. R.S.S. las quince repúblicas federadas que enumeramos a continuación: 1) República Socialista Federativa Soviética de Rusia, 2) República Socialista Soviética de Ucrania, 3) República Socialista Soviética de Bielorrusia, 4) República Socialista Soviética de Uzbekia, 5) República Socialista Soviética de Kazajia, 6) República Socialista Soviética de Georgia, 7) República Socialista Soviética de Azerbaidzhán, 8) República Socialistas Soviética de Lituania, 9) República Socialistas Soviética de Moldavia, 10) República Socialista Soviética de Letonia, 11) República Socialista Soviética de Kirguizia, 12) República Socialista Soviética de Tadzhikia, 13) República Socialista Soviética de Armenia, 14) República Socialista Soviética de Turkmenia y 15) República Socialista Soviética de Estonia.

Esbozo histórico y geográfico de la R.S.F.S.R.: La zona del centro se encuentra en el corazón de la llanura oriental europea, cosa que la garantizaba al máximo contra las agresiones del exterior y le permitía comunicarse con las zonas periféricas por sus ríos, que divergen en todas direcciones. Gracias precisamente a su situación, la zona industrial del centro hizo en tiempos antiguos de intermediario entre las zonas periféricas, y ya en el siglo XIII pasó a ser la región principal y el embrión del Estado ruso, su metrópoli.

La República Socialista Federativa Soviética de Rusia es la mayor de todas las repúblicas de la U.R.S.S., tanto en superficie como en población. Corresponden a la República Socialista Federativa Soviética de Rusia (R.S.F.S.R.) unas cuatro quintas partes de la superficie de la U.R.S.S. y alrededor de las tres quintas partes de su población. En abril de 1956, la población de la R.S.F.S.R. sumaba 112,6 millones de habitantes.

Al norte y al este, las fronteras de la R.S.F.S.R. coinciden con las de la U.R.S.S.

La R.S.F.S.R. se extiende de oeste a este, del Báltico al Pacifico, sobre 8.000 km.; de norte a sur, del Océano Glacial Ártico a la cordillera del Cáucaso, al Mar Caspio, a los montes del Altái y de Sayani y al Amur, hay de 2.500 a 4.000 kilómetros.

Entran en la R.S.F.S.R.: toda la tundra, la taigá y la zona mista de bosques y estepas, casi completas, y la parte septentrional de las estepas de tierras negras. Las estepas áridas y las tierras semidesérticas, con algunas zonas subtropicales y los sistemas montañosos del Tian-Shan y Pamir-Altái figuran casi en su totalidad en otras repúblicas. Sólo en el litoral del Mar Negro, en el Cáucaso, tiene la R.S.F.S.R. comarcas subtropicales.

Los ríos más grandes de la U.R.S.S. —Volga, Obi, Yeniséi Lena y Amur— nacen y desembocan en la R.S.F.S.R.

En la R.S.F.S.R. están enclavadas las cuencas hulleras de Siberia —entre ellas las dos mayores del país por las reservas de carbón: la de Kuznietsk y la del Tunguska—, así como la de la región de Moscú. La mayor parte de la cuenca del Donbáss, que ocupa en el país el primer lugar en cuanto a extracción, se halla en la R.S.S. de Ucrania. Por el momento, aunque cuenta con nueve décimas partes de las reservas de hulla de la U.R.S.S., la R.S.F.S.R. sólo proporciona poco más del cincuenta por ciento de la extracción global del país.

Los yacimientos petrolíferos más importantes de la Unión Soviética eran antes los de Bakú, en la península de Apsherón (R.S.S. de Azerbaidzhán). En la actualidad, la base petrolífera principal es la R.S.F.S.R., donde existen grandes yacimientos: Grozny y Maikop en el norte del Cáucaso; la Segunda Bakú en la zona de los Urales y del Volga; Sajalín en el Extremo Oriente. En cuanto a la extracción de petróleo, los yacimientos de la Segunda Bakú pasan a ocupar el primer lugar en la Unión Soviética.

Corresponde a la R.S.F.S.R. la mayor parte de las reservas de mineral de hierro y de hulla, con yacimientos tan ricos como los de la Anomalía magnética de Kursk y de tan buena calidad como los uralianos. Además, la R.S.F.S.R. cuenta con yacimientos de hierro descubiertos recientemente por los geólogos soviéticos en la Siberia Occidental, en la Oriental y en el Extremo Oriente. Sin embargo, los que más mineral proporcionan son los de Krivói Rog, de la R.S.S. de Ucrania.

En la R.S.F.S.R. hay yacimientos de metales no ferrosos y raros, principalmente en los Urales y en Siberia. Es de señalar que en otras repúblicas de la Unión, especialmente en el Kazajstán, hay yacimientos de gran importancia para la economía nacional del país.

La R.S.F.S.R. es extraordinariamente rica en materias primas para la industria de productos químicos: apatitas y fosforitas, en Jibini y en la divisoria del Viatka y del Kama; sal de cocina, en los lagos del Volga Inferior —Baskunchak y Elton—; sales potásicas, en Solikamsk (Urales); sulfato de sodio, en los lagos de la estepa de Kulundá, y cromitas y piritas, en los Urales.

Además, la R.S.F.S.R. ocupa el primer lugar en el mundo por sus reservas de madera y de energía hidráulica, gracias a sus inmensos bosques y caudalosos ríos.

La R.S.F.S.R., no sólo es la primera república de la U.R.S.S. por su superficie y población, sino también por su poderío económico.

La R.S.F.S.R. proporciona el 70% de la producción industrial y de energía eléctrica, y en ella se encuentra alrededor del 70% de los sembrados de la U.R.S.S. En la economía de la U.R.S.S., la R.S.F.S.R. destaca por su industria de maquinaria, la producción de metales no ferrosos y de calidades especiales, industria química, textil, de calzado de cuero, pesquera, forestal y maderera.

La R.S.F.S.R. dispone de zonas fabriles tan antiguas como la central y la de Leningrado, que fueron las primeras del país y surgieron en la época zarista. Estas zonas desempeñaron un importantísimo papel en el cumplimiento de los dos primeros planes quinquenales, contribuyendo a la creación de nuevas ramas de la producción industrial, al fomento de la construcción de máquinas complejas, y proporcionando especialistas e instalaciones para la industrialización de las zonas periféricas.

Pertenecen también a la R.S.F.S.R. los yacimientos de hierro de los Urales y los de hulla de Kuznietsk, elementos fundamentales del conjunto Uralo-Kuznietsk. Dicho conjunto, poderoso resorte del desarrollo industrial en el oriente, es un ejemplo sin igual de construcción planificada en un inmenso territorio equivalente por su superficie a toda la Europa Occidental, excluidas las penínsulas.

Por último, se encuentran en la R.S.F.S.R. todos los espacios árticos de la U.R.S.S., con la Ruta Marítima del Norte, donde se han alcanzado importantísimas victorias sobre la naturaleza.

La importancia de la R.S.F.S.R. para la Unión Soviética no sólo viene determinada por su superficie, población y economía, sino también por el papel dirigente desempeñado por el pueblo ruso en la Gran Revolución Socialista de Octubre y en la guerra civil, en la construcción del socialismo y en la defensa de la Unión Soviéticas durante la Gran Guerra Patria.

La R.S.F.S.R. está estrechamente ligada con el resto de las repúblicas federadas por un sistema único de transporte y por la división del trabajo de acuerdo con los factores geográficos, establecida de antiguo. Los vínculos económicos de la R.S.F.S.R. con las demás repúblicas federadas revisten considerable importancia tanto para estas repúblicas como para ella misma.

La R.S.F.S.R. proporciona a las demás repúblicas federadas de la Unión toda clase de máquinas e instalaciones (principalmente, automóviles, aviones, locomotoras, vagones, bloomings, máquinas automáticas muy complejas, maquinaria de gran precisión, herramientas, etc.), productos químicos (abonos, pinturas, artículos de goma, etc.), tejidos, madera y derivados de toda clase (papel, libros y además producción de las artes gráficas), etc., etc.

La R.S.F.S.R. recibe, a su vez, los excedentes de la producción de las otras repúblicas. Ucrania, por ejemplo, le suministra hulla, metal, trigo, azúcar, etc.;

las repúblicas del Báltico —Lituania, Letonia y Estonia—, productos pecuarios (mantequilla, carne de cerdo, etc.), lino, madera contrachapada celulosa y algunos artículos industriales (papel, instalaciones eléctricas, etc.;

las repúblicas de la Transcaucasia —Azerbaidzhán, Georgia y Armenia—, petróleo, algodón, fruta, vino y seda;

las repúblicas federadas del Asia Central —Turkmenia, Uzbekia, Tadzhikia y Kirguizia—, algodón, fruta y seda;

la R.S.S. de Kazajia, productos pecuarios (carna, lana, cuero y mantequilla), cereales, petróleo, carbón, cobre y plomo.

En la postguerra, el peso de la R.S.F.S.R. en la economía del país se ha elevado en gran medida debido al desarrollo de las zonas orientales: los Urales y Siberia. Hoy, la R.S.F.S.R. proporciona bastante más de la mitad de las máquinas, el carbón, el acero y y la energía eléctrica producidos en la Unión Soviética.

El xesto plan quinquenal estipula que se desarrollen a gran ritmo las zonas orientales de la R.S.F.S.R. En los Urales y, principalmente, en Siberia se construirán nuevas plantas metalúrgicas, empresas extractoras de mineral de hierro, fábricas de aluminio, potentes centrales eléctricas, más de cien fábricas de maquinaria y gran número de empresas de las industrias ligera y de la alimentación.

Se iniciará la explotación de nuevos yacimientos de petróleo y de gas en la República Socialistas Soviética Autónoma de Tartaria, en la R.S.S.A. de Bashkiria, en las regiones de Kúibishev, Sarátov y Stalingrado e un el territorio de Stávropol. Se tenderá gran número de gasoductos y oleoductos.

En la agricultura, la tares más importante del nuevo plan quinquenal consiste en desarrollar al máximo la producción de cereales y de artículos pecuarios. Aumentará la superficie de tierras de regadío, se construirán canales y embalses, principalmente e las regiones del curso inferior del Don y en las del Cáucaso del Norte. SE efectuarán grandes trabajos para llevar agua a unos 16 millones de hectáreas en las zonas áridas del Cáucaso del Norte, la cuenca del Volga y Siberia.

La República Socialista Federativa Soviética de Rusia es una república multinacional.

La R.S.F.S.R. la habitan, además del ruso, decenas de otros pueblos: tártaros, bashkires, buriatos, chuvashos, udmurtos, komis, mariis, yakutos, kabardinos, osetinos, evenkos, carelos, nenets, etc., etc.

En la Rusia de los zares, todos estos pueblos se hallaban sojuzgados.

Lenin dijo que la Rusia zarista era "una cárcel de pueblos". La Gran Revolución Socialista de Octubre demolió aquella cárcel y liberó a los pueblos de Rusia.

La política nacional del poder soviético asegura a todos los pueblos sojuzgados en la Rusia zarista el libre desarrollo de su cultura, nacional por la forma y socialista por el contenido. Los pueblos más numerosos de la R.R.F.S.R. se han unido en repúblicas autónomas y han fundado, con el pueblo ruso, una federación única, es decir, han formado un Estado federal, asado en la igualdad de derechos de todos sus componentes. El territorio de la R.S.F-S.R. donde predomina la población rusa está dividido en regiones y territorios. A las minorías nacionales de las comarcas con mayoría de población rusa se les ha concedido el derecho de agruparse, dentro de los territorios, en regiones autónomas.

La aplastante mayoría de la población de la república —las cuatro quintas partes— la constituyen los rusos.

La parte fundamental del pueblo ruso se encuentra alrededor de Moscú, en el centro de la llanura europea oriental, cerca de las fuentes de los grandes ríos rusos, donde se constituyó el núcleo del pueblo ruso. En estas zonas, en las regiones densamente pobladas de la zona industrial del centro, de la zona de tierras negras del centro y en el oeste, así como en la parte meridional del noroeste de la república, los rusos constituyen del 90 al 95% y más de la población. En estas zonas, que son la cuna de la historia y de las culturas rusas, se encuentran las ciudades más antiguas de Rusia.

De allí, los rusos se esparcieron al norte, hasta el litoral del Océano Glacial Ártico; al sur, hasta las montañas del Cáucaso, y al oriente, hasta el Océano Pacífico.

Hay muchos rusos que viven allende las fronteras de la R.S.F.S.R., la mayor de las repúblicas federadas, dividido en zonas económicas que comprenden regiones, territorios y repúblicas autónomas.

—Las minorías nacionales más reducidas se agrupan en circunscripciones y distritos nacionales.

¡Siempre Stalin!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1737 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel Taibo

Manuel Taibo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a263282.htmlCd0NV CAC = Y co = US