La última Guerra Mundial, llegó a su fase terminal

l.

Cuatro días antes del fatídico y muy bien elaborado, 9/11, el 7 de Septiembre del 2001, fue el inicio de la III Guerra Mundial, con la declaración que emergió de la conferencia internacional contra el racismo, en Sudáfrica, Durban, señalando a Israel, como la ultima nación apartheid ejerciendo el terror de estado, en contra sus ciudadanos y vecinos, como de suponer la delegación israelí se retiro de la conferencia, al mismo instante su sometida y fiel fetiche, EEUU, se arrastra detrás del amo.

Desde entonces, las diversas banderas falsas flamearon, las evoluciones de las guerras son diversas; económicas, desestabilizadoras, bélicas e inteligencias malignas se activaron a nivel mundial. Desgraciadamente la mayoría de los confundidos y aturdidos terrícolas racionales, sobreviven en las diferentes naciones que no visualizan al su perpetrador. Localizándose, debutando y resistiendo las adversidades de las novedosas guerras que les implementaron. Perdidos y sin rumbos, primordialmente por no poder reconocer a su enemigo para confrontarlo, la ironía no termina allí, ya que la mayoría inconscientemente están del lado del mismísimo perpetrador.

El sistema jurídico, monetario, político, económico, comunicación, acompañados con las diversas corporaciones multinacionales, se encuentra bien organizado, engranando a las mayorías de los mortales en su maquinaria. Todos los países quienes padecen de estas novedosas y diversas guerras, es por haber negado algún orden imperial.

La paciencia de Rusia y China, dos grandes potencias mundiales y miembros permanentes del concejo de seguridad de la mal nombrada, naciones unidas, fue infinita. Sus reacciones y comportamientos vislumbraban dos diferentes perspectivas, en el ámbito internacional; la cobardía o una paciencia envidiable, por seguir esquivando e ignorando los constantes y continuos chantajes, engaños, tracciones, violaciones a todas las normas internacionales y las ausencias del racionamiento humano, o el más simple sentido común. Finalmente, luego de 16 años de la III, G.M, se desbordo el aguante.

El honorable y valeroso Putin, le respondió al caricatura y narciso Trumps, su declaración en las redes sociales de estar preparado para derribar a los inteligente, bonito y precisos misiles norteamericano. La respuesta fue contundente y sorpresiva, por primera vez devolvió la amenaza, todas las bases militares norteamericanos de las zonas recibirán misiles rusos.

Décadas lleva Putin esquivando con suma eficacia y grandes estrategias, esta diabólica guerra que desean y anhelan imponer, La Mafia Khazaria Rothschild, a la humanidad, a través de sus dirigentes mundiales. Estos transitorios líderes, llevan años confiando en la infinita paciencia de Putin, las banderas falsas, amenazas y provocaciones no funcionaron para llevarlo a la guerra. La honorable reacción del líder ruso en el pasado les hacia el trabajo más fácil por su aguante y paciencia, pero ahora sorprendió al mundo entero, inclusive a la maquinaria imperial, con su ultima aclaratoria.

El sentido común y el racionamiento humano, debería emerger en los líderes occidentales, de simple pero sangrientos juegos del pasado, en la actualidad por primera vez se encuentran a la defensiva. ¿Obedecerán, los dictamines de la MKR, para ir a la guerra? ¿Aguantaran y resistirán esta orden superior? oh ¿Tendrán la paciencia y coraje que ilumino Vladimir Putin?

Lamentablemente en el lado imperial, no se vislumbra el más mínimo sentido común, no implica si rechazaste o inclusive aceptaste y obedeciste la nueva orden mundial, bajo los puños imperiales. No importa si ignoraste o permitiste con tu cobarde silencio, a las decenas de misiles y diversas detonaciones nucleares de segunda, tercera, cuarta y quinta generaciones en todas las zonas de conflictos, inclusive en su propio patio, New York, 911.

Aguantaran los líderes occidentales la presión, tendrían el valor de resistir o revelarse en contra sus superiores. Las opciones son claras, apoyaran el extermino de más del 90% de los seres humanos, de lo contrario serán expulsados o simplemente eliminados. Ser miembro de la organización criminal más grande y antigua de la humanidad, en la actualidad se conoce como La Mafia Khazaria Rothschild, los conlleva a la lealtad infinita, negar las órdenes superiores, es su fin.

Lamentablemente, cualquier silla que se vacíe, se adueñará de ella quien está dispuesto a cumplir las órdenes sin razones. Es por ello que la tercera o ultima, guerra mundial, llegó a su fase terminal.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1193 veces.



Jaled Ali Ayoub Bazzi


Visite el perfil de Jaled Ali Ayoub Bazzi para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jaled Ali Ayoub Bazzi

Jaled Ali Ayoub Bazzi

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /internacionales/a261811.htmlCd0NV CAC = Y co = US