La Tecla Fértil

Colapsa la izquierda latina, ante una economía de colcha y trochas

El modelo político y económico que pervive en Venezuela fracaso. Las élites de poder y los cuadros militares lograron penetrar el patrón mafioso y socialista que parasita el gobierno bolivariano de Venezuela y, de alguna manera el proceso del mercado petrolero emergió para que el capital transnacional fomentara un boom y quebrantara el conjunto de ciudadanos y su comportamiento ante las variables macroeconómicas que permiten hacer una rápida caracterización de la economía latina y venezolana.

Polémico. Atractivo. Brillante. Controvertido. Los seis meses de Yanis Varoufakis (Atenas, 1961) al frente del Ministerio de Finanzas de Grecia lo convirtieron en una celebridad global, en una suerte de estrella del rock de la política económica. Sus detractores lo caricaturizan como un extremista medio chiflado de izquierdas —según su propia definición—, enamorado de las motos potentes, de los restaurantes chic, de las chaquetas de cuero y del glamour de las islas griegas. La troika afirma que su gestión le costó a Grecia 100.000 millones de euros.

Así, quiere vivir la mayoría izquierdista del globo, obviando que Ernesto Guevara De La Serna, argumentó un conjunto de proyectos para detener el mundo equivocado de algunos potentados oligarcas que fabricaron mimetismos para que los jóvenes intelectuales y académicos revolucionarios cayeran en el manto de la oligarquía griega y española que deseaban independizar algunos territorios productivos de la vieja Europa y Latinoamérica.

Lo más suave que dicen sus críticos es que se trata de un intelectual cuya inmersión en la política, más allá de la fama, puede calificarse como mediocre. Varoufakis acaba de responder a sus censores con un ejercicio de funambulismo literario: Comportarse como adultos, que en España acaba de publicar Deusto, ofrece una mirada única a las entretelas de Bruselas y es, sin duda, uno de los libros del año. A lo largo de 700 suculentas páginas se explica, asume algunos errores y, sobre todo, salda cuentas pendientes con una prosa de gran altura que incluye sonoros disparos a diestro y siniestro. El exministro conserva una lengua venenosa y es dueño de un análisis demoledor para Europa. "No se engañen, la crisis sigue ahí; el euro corre peligro", Europa crece a un ritmo superior al 3%. El paro ha bajado de la cota del 9%. Los déficits mejoran. Los populismos acechan, pero de momento siguen quedándose a las puertas de llegar al Gobierno en los grandes países. Las instituciones europeas presumen, en fin, de recuperación. Sin embargo, Varoufakis desdeña todo eso —"Una reactivación cíclica", lo llama— y brinda un mal dato por cada dato bueno. Y, sobre todo, esboza un relato mucho menos complaciente que el de las élites de la UE.

En la fase más aguda de la crisis del euro, hubo serios riesgos de fragmentación. El BCE supo contenerlos, pero las amenazas aún existen, aunque adopten otras formas: el Brexit, una Alemania que no logra formar Gobierno, la extrema derecha en Austria, Cataluña, el hundimiento del bipartidismo en Francia y los reflejos autoritarios en Europa del Este son claros síntomas de un malestar profundo. Las grandes crisis son momentos de revelación de las fallas del sistema: en Europa le hemos visto las costuras al euro y si nada cambia la amenaza es el hundimiento gradual de lo que solíamos llamar democracia liberal.

¿Lo peor ha pasado? No. Varoufakis, que ha fundado un nuevo partido (DiEM 25) para luchar contra ese malestar, se ríe cuando se le recuerda que el apocalipsis casi siempre defrauda a sus profetas: "Los análisis más pesimistas, entre ellos los míos, no han fallado en los últimos años; lo siento, pero es así". ¿Lo peor ha pasado, al menos? "La situación actual me recuerda a la de 2001: veníamos de veinte años de encadenar burbujas, estalló la de las puntocom, y aun así nos las arreglamos para seguir igual y provocamos una crisis aún más grave con una burbuja aún mayor que estalló en 2008. Corremos el riesgo de volver a las andadas.

En España, la deuda total va al alza. En Italia hay fuga de capitales, una crisis bancaria en ciernes, una situación política explosiva. Lo que tenemos en Grecia no puede llamarse recuperación, y la deuda es impagable. Los ejemplos son inagotables. En toda la periferia hemos cambiado empleos a tiempo completo por trabajos precarios, y con ello se ponen en peligro las pensiones futuras y las bases de la economía europea. Los desequilibrios financieros y macroeconómicos no solo no se han reducido, sino que son incluso mayores: me temo que no estamos para celebraciones. El euro, tal como está hoy, es insostenible.

En Venezuela, tenemos un presidente populista que nos destroza, sus asesores civiles y militares son incapaces de reforzar la arquitectura del bolívar y la moneda, estamos ante una fuente de incertidumbre. Europa puede aguantar unos años porque es muy rica y sus bóvedas tienen todo el oro y minerales robados por los galeones a Suramérica y, puede mantener con pie de barro ese euro por un tiempo más, pero, a su tiempo, a la larga, esas costuras se saltarán.

El pueblo tiene hambre, sobre todo el chavista y la izquierda latina sigue con sus errores. Claro, las burbujas financieras atacan ferozmente y las inversiones no tienen consistencia En el póquer, si tienes malas cartas, solo tienes una posibilidad de ganar si tu farol es creíble y lo mantienes hasta el final, pero si crees que el oponente no va a retirarse no deberías jugar.

El presidente, Nicolás Maduro Moros juega su última carta, un populismo decadente.

El empresario brasileño Marcelo Odebrecht confirmó ante fiscales peruanos que financió las campañas políticas de la oposición venezolana, una política que impulsaba en ese país suramericano y que quería seguirla en Perú. El empresario, que se encuentra bajo arresto, fue sometido a un interrogatorio por las autoridades peruanas por los casos de corrupción y financiamiento de su empresa al actual presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, y a Keiko Fujimori, cuyas declaraciones salieron a la luz recientemente, en el portal Aporrea. Odebrecht aseguró, durante su interrogatorio en Curitiba, Brasil, el pasado 9 de noviembre, que "con certeza" financió a la oposición peruana al igual que lo hizo con los candidatos de la derecha venezolana, sin especificar nombres.

El magnate de la construcción explicó que la estrategia que desempeñaban era financiar a sectores opositores en América Latina, aunque no fueran a ganar, con la finalidad de "evitar problemas" en el futuro.

Todos están corrompidos.

Leyendo esto, nos damos cuenta que estamos eligiendo malos políticos que engañan a la población y, mientras acá tenemos farsantes y delincuentes, en el otro lado, tenemos una nueva generación haciendo de tontos y una tecnología que indaga y nos descubre en internet.

Me parece que Estados Unidos está subestimando seriamente la importancia estratégica no solo la de carácter bilateral, sino la regional y global de su relación con México que se percibe extensiva al resto de países de América Latina.

México no se ha quedado de brazos cruzados ante la embestida de su socio del norte. El presidente de México, Enrique Peña Nieto, participó en los primeros días de septiembre pasado en la IX Cumbre de los países del BRICS, (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), que se realizó en China, en la cual le abrieron a México las puertas para incorporarse a este formato multilateral. Esta iniciativa abre espacios que podrían redundar en un replanteamiento de la asociación estratégica entre China y México.

México, al igual que los países del SICA y Colombia, requiere de grandes inversiones en infraestructuras de conectividad y desarrollo económico. Si Estados Unidos no ofrece para ello mecanismos financieros competitivos y viables, esta región de América Latina, empezando por México, estará abierta a desarrollar una relación más estrecha con China y mostrar interés de participar en el AIIB como lo hicieron en su momento los principales socios y aliados de Estados Unidos. El presidente Xi Jinping lo tiene claro.

El repliegue de Estados Unidos en América Latina es la oportunidad para que en las próximas décadas China en armonía con la integración global pueda afirmar que está en el centro del escenario mundial.

Venezuela se ha quedado atrás, por su desorden administrativo y carencia de liderazgo

Dejo con ustedes un pensamiento del columnista Jesús Quijada: Buenos días, el problema de México es distinto al de Venezuela, la devaluación del peso es para mantener competitivas sus exportaciones, algo similar aplico China, incluso Colombia, eso permite mantener el nivel de empleos y sostener los gastos del estado, el problema de Venezuela es el desorden, somos desordenados, te voy a dar este ejemplo, el Presidente anuncia un bono de 500.000,00 para 8 millones de familias, estoy de acuerdo con los subsidios directos pero con previsión presupuestaria, pero así como se hace, como hay que pagar, hay que monetizar ese gasto y de allí la terrible inflación y la pérdida del poder adquisitivo por parte de la población.

Pemex la corrupción es muy superior a la de PDVSA, ahora la auditoría de Pemex, señala pérdidas, el estado catastrófico de PDVSA, no tiene comparación.

Con todo y la devaluación, los precios en Méjico, prácticamente ni suben, con Salario mínimo de Méjico se puede vivir, pero como haces en Venezuela, que un Perro caliente te supera los 26.700,00 del salario mínimo.

Con respecto al dólar hay un detalle que te voy a comentar, pudiera subir, la llamada reforma fiscal, prevé un perdón para las empresas que repatrien sus dólares hacia los Estados Unidos, si la cifra de empresas que se decide por esta opción es alta, el valor del dólar se incrementara

A Venezuela le conviene una devaluación del dólar, la razón si el dólar sube, el petróleo baja, y esto no interesa.

Saludos

Muy acertada y le felicito por su diagnóstico.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 709 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a257439.htmlCd0NV CAC = Y co = US