Crónicas Catalanas / 24 S: Doble Poder Institucional

La situación catalana viene marcada por el pulso entre el pueblo de Catalunya, que quiere votar el referendum del 1 de octubre, y el Estado español, que quiere impedirlo.

Las movilizaciones siguen en todas las ciudades y pueblos. Hoy domingo la "maratón democrática" convocada por las dos entidades soberanistas ANC y Ómnium ha llenado plazas y calles hasta el último rincón, el último pueblo. Los dirigentes de ambas organizaciones han retado públicamente a la Fiscalía a que les acuse de "sedición", porque ellos han llamado y siguen llamando a la movilización.

Desde el día 20, cuando se produjo la concentración de decenas de miles de manifestantes ante la Consellería de Economía, es el pueblo quien marca la pauta. Aún no manda, pero sí que es el que está detrás del Govern catalán, empujándolo, animándolo y, también, impidiendo que se eche atrás. Esto parece que ya no lo para nadie.
El Gobierno español del PP es un Gobierno como los de antes. Pero un "antes" que supone tener una mentalidad de tipo colonial. Una mentalidad reforzada por el carácter fascista del antiguo régimen de Franco, de donde proviene el partido. Un Gobierno de los que se niega a ver la realidad. Y que miente por sistema y llega a creerse sus mentiras. Eso ya le ocurrió al anterior Gobierno del PP, con Aznar de presidente cuando perdió las elecciones por sus mentiras sobre el atentado hijadista del 11M. Al final las mentiras se descubren, la ciudadanía se siente estafada y se vuelve en contra del poder. Así caerá el Gobierno Rajoy.

Decíamos que el poder está ahora más en calle que en el Palau de la Generalitat o en el Parlament. Siguen los estudiantes ocupando la Universidad de Barcelona. Hoy domingo han repartido más de cien mil papeletas oficiales para ir a votar. Impresores anónimos (se supone pues que pequeños burgueses) han hecho la donación de esas papeletas y muchas más. Ómnium anunciaba que se han repartido hoy un millón de papeletas sólo en Barcelona. El President Puigdemont avisa que pueden ocurrir hechos más graves todavía, pero que "aunque me pase algo la mejor garantía sois vosotros". El Vicepresidente Junqueras también dijo: "sólo el pueblo salva el pueblo".
Sin embargo entre el poder creciente de la calle y la policía acuartelada en el barco "Piolín" y otro igual, con sus furgonetas y tanquetas en el puerto de Barcelona, están las instituciones. Ellas son las que en estos momentos concentran la atención. Y ahí es donde se está produciendo uno de los pulsos jamás vistos en el Estado español: la legalidad española contra la legalidad catalana.

El Gobierno español ha dado la orden (a través del Fiscal general, pues ya está claro que no existe la división de poderes) de que el mando de los Mossos pase a ser controlado por el Ministerio del Interior. Y concretamente pase a manos de Diego Pérez Cobos, un coronel que fue procesado por torturas a un militante de ETA, tapándole la nariz y boca mientras estaba hospitalizado. Al final él y dos Guardia Civiles más fueron exonerados. Su hermano fue militante del PP y ex Presidente del Tribunal Constitucional. Y su padre fue candidato del partido de extrema derecha Fuerza Nueva en unas elecciones al Congreso de los Diputados en 1977.

Eso da una imagen exacta de la clase de Estado que es el actual Estado español. La misión que le encomienda el Fiscal es "impedir el referendum ilegal del 1 de octubre en Catalunya". ¿Hay algo más parecido a la actuación de los Virreyes españoles en las colonias?

Esa orden del Fiscal invalida la autonomía catalana. Ya lo dijo el Conseller Forn antes de que se produjera, añadiendo que es lo que harían después de bloquear las finanzas catalanas. Y así ha sido.

Es un plan donde el orden es el siguiente, después de las llamadas a declarar de 700 alcaldes y de las detenciones de 16 cargos de la Generalitat: primero decir que las manifestaciones pacíficas son "tumultuosas", o sea violentas; segundo, por consiguiente, el Fiscal declara que hubo delito de "sedición" en las manifestaciones; tercero , en base a esa situación "tumultuosa" se manda un "refuerzo" de más tropas policiales para "ayudar" a los Mossos a "garantizar el orden"; cuarto, como los Mossos no son de fiar se les manda un torturador y franquista para "coordinar" bajo su mando todos los operativas para "impedir el referendum". La mentira como sistema.

A esa orden de la Fiscalía el conseller Forn ha respondido que es "una ingerencia inadmisible". El Mayor y jefe de los Mossos, Trapero, ha sido igual de contundente: los Mossos mantendrán "las competencias que les son propias y garantizarán la seguridad y el orden público"...pero no acepta que sean "ordenados y tutelados por el Ministerio del Interior". He aquí dos poderes frente a frente.

La semana que empieza mañana lunes será decisiva. En los actos, en las acciones militantes, ya todo el mundo habla de que ha vuelto el franquismo. Una prueba de ello es cómo se están envalentonando los fascistas. La policía no hace nada para frenar sus acciones. Ayer fue ante la sede de la ANC y en la calle, donde agredieron a un joven. Hoy ha sido ante la reunión de Podemos y las Mareas en Zaragoza, en la que defendieron el derecho de los catalanes a votar el 1 de octubre, donde quinientos fascistas han impedido que salieran del local. La policía no acudió porque sus efectivos están ahora concentrados en Catalunya.

El llamamiento de Podemos y Mareas al PSOE para que rompa su Santa Alianza con el Gobierno del PP y su represión, para formar así un gobierno alternativo, está bien. Dar el apoyo público al derecho a votar este 1 de octubre, está mejor. Pero mantener todavía a estas alturas que un referendum de Catalunya debe ser antes pactado previamente entre Catalunya y los representantes del Estado español, es ya atrasado. El pueblo catalán ya se ha ganado el derecho a votar y a decidir. No necesita ningún permiso de nadie. La pregunta del próximo domingo es clara y todas las personas con derecho a voto la pueden responder con un Sí, un No o en Blanco: "¿Quiere usted un Estado independiente en forma de República"?

La situación ante la que deberán definirse los partidos y sindicatos es la siguiente: ¿Detendrán al President Puigdemont? ¿Al Vicepresidente Junqueras? ¿O a la Presidenta del Parlament, Carme Forcadell, a quien ya señalan varios ministros y medios españoles como "agitadora"? Así están las cosas. Y si ocurre ¿qué hará el PSC y PSOE? ¿Estará al lado de una dictadura? Veremos qué pasa.

En unas horas empieza la semana decisiva. Será larga la semana que lleva al referendum del 1 de octubre. Y los catalanes y catalanas están dispuestos a votar. Cada vez más dispuestos.

Alfons Bech
24 setiembre 2017



Esta nota ha sido leída aproximadamente 531 veces.



Alfons Bech

Militante obrero, y revolucionario marxista. Miembro de de la CCOO, la federación sindical más grande de España. Activista político de L?Aurora y EUiA.

 albech12@gmail.com      @alfonsbech

Visite el perfil de Alfons Bech para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a252762.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO