Colombia ¿humanitaria?

El Dr. Steven Schlozman, quien es profesor de psiquiatría de la escuela de medicina de Harvard, se ha dado a la tarea de demostrar que los muertos vivientes, los llamados "zombis" sobre los cuales, la cinematografía se ha encargado de mostrarnos como una posible realidad. Schlozman, en su trabajo de investigación denominado: "Síndrome de la deficiencia de la saciedad atáxica neurodegenerativa" o ANSD, por sus siglas en inglés, establece que la posibilidad de que una persona pueda convertirse en un muerto viviente o "zombi", es muy posible y establece que la clave para que tal posibilidad sea realizable sería que se produzca un daño irremediable en el lóbulo frontal del cerebro de la persona. Según Schlozman, es factible que una persona sufra de muerte cerebral del lóbulo frontal, se mueva y perciba al mundo a su alrededor sin conciencia cierta de lo que le rodea. Recordemos, que el lóbulo frontal es el encargado, entre otras funciones, de frenar la compulsión y el apetito. Esa persona, sin lóbulo frontal es funcional en términos de su propia movilidad, pero vive regida por la amígdala y la corteza cingulada anterior, el llamado "cerebro reptil", donde se gestan la ira y la agresividad. Alguien, bajo tales circunstancias físicas, se comportaría como esas personas "infectadas" que vemos en las películas y llamamos "zombis". Por lo general, en dichas películas, el daño del lóbulo frontal en tales personas proviene de una infección viral. Pero, el comportamiento que estamos observando en ciertos sectores de la sociedad venezolana, que presumen de su formación académica y ridiculizan al Jefe de Estado por ser un ciudadano de los que llamamos de "a pie", como usted que nos lee o quien se ha tomado la molestia de redactar esta pequeña nota reflexiva, comparándolo con ese noble animal, muy laborioso por cierto, como es el llamado burro; su comportamiento, de dicho sector de la sociedad, sin duda, es muy similar al de aquellas personas a las que se le ha ocasionado un daño irremediable del lóbulo frontal. ¿Ocasionado por quién? En tal caso, sin duda, debemos acusar tales culpas en las empresas privadas de medios de comunicación, en su diversidad de formas: tv, radio, internet, cine, telecomunicación en general.

El primer caso documentado de lesión pre frontal y uno de los más conocidos, es el de Phineas Gage que describió el Dr. Harlow en 1868. Gage, un paciente de 25 años, era trabajador de la línea ferroviaria en Vermont. Mientras preparaba unas cargas explosivas se produjo una explosión, haciendo que una barra de hierro entrara por su mejilla izquierda para salir por la parte superior del cráneo. También, tenía lesionados bilateralmente las regiones mediales de la corteza frontal anterior y polar, y el sector más anterior del cingulado anterior, además de una importante lesión de la sustancia blanca, más pronunciada en el hemisferio izquierdo. Aunque sobrevivió el accidente, sorprendentemente, fue capaz de hablar y andar pocos minutos después de ocurrido el accidente. Gage, se recuperó de sus heridas pero no volvió a ser la misma persona; se volvió irregular, irreverente, blasfemo e impaciente. Su agresividad, conllevó a que se quedara sin empleo y rompiera su matrimonio, muriendo a los 38 años después de múltiples crisis epilépticas. El comportamiento de Gage, como refería su médico tratante, fue la más aproximada a esos humanos que vemos en la cinematografía dedicada a la temática del terror y que hemos denominado: zombis. Hoy, esa forma de actuar no solo la producen como en las películas, una infección viral o un accidente con explosivos, estamos siendo testigos que tales formas de actuación pueden ser inducidas desde los medios de comunicación de masas. Un ejemplo reciente, lo pudimos apreciar con lo ocurrido en la frontera occidental venezolana con la vecina República de Colombia.

Por los medios de comunicación de la burguesía, se convocaba masivamente a ir a la zona fronteriza en búsqueda de alimentos, ir a comprarlos a la ciudad fronteriza de Cúcuta; para lo cual, se abrirían las fronteras de lado y lado, de manera que los venezolanos y venezolanas, pudieran comprar los productos requeridos para abastecerse de alimentos y demás productos de cuidado y aseo personal. "Corredor humanitario", le llamó la cancillería colombiana, los medios privados se alistaron masivamente a reportar tan valeroso gesto de "humanidad". Del lado venezolano, los partidos de la derecha sin patria: Voluntad Popular y Primero Justicia, se encargarían de movilizar las personas, de manera que se vieran avalanchas de personas huyendo del rrrégimeen que los está matando de hambre. En fin, todo un reality show made in usa, que hasta utilizó drones para que las imágenes desde las alturas, proyectaran una masiva salida de venezolanos y venezolanas huyendo, todo en alta resolución. Algunos medios colombianos, hablaron de 100 mil compatriotas o más. Del lado colombiano, militares vestidos con sus mejores galas y funcionarios del Estado colombiano, incluido el propio gobernante municipal, en espera de hambrientos venezolanos que, al llegar a las tiendas y encontrarse con productos contrabandeados desde Venezuela, años antes, algunos vencidos y con precios bachaqueros de Petare o Catia, poco a poco, fue alejando aquellas sonrisas con las que llegaron desde Venezuela aquellos "zombis" con sus carteras repletas de bolívares, más los precios volvieron nada, en cuestión de minutos, esas pacas que tan solo les alcanzó para adquirir el papel higiénico escaso en Venezuela, pero que del otro lado de la frontera se le puede conseguir libremente, tanto, como los productos contrabandeados desde nuestro país en años pasados.

Se trató, sin duda, de una operación político-comercial, que entre otras cosas, no busca sino ejercer presión sobre el Gobierno Bolivariano para la reapertura de la frontera e igualmente, reanimar la deprimida actividad comercial cucuteña, venida a menos ante la ausencia de ávidos compradores venezolanos. De Humanidad, muy poco tuvo que ver, ese falso positivo creado por las derechas bogotanas y mirandinas, sus oligarquías. Si de algo sirvió esa actividad política-comercial, es para reafirmar lo acertado que ha sido la política del cierre fronterizo, el cual estimamos, debe continuar y afianzarse, en procura de prolongar la tranquilidad del pueblo venezolano, hasta ahora lograda con dicho cierre…

Caracas, 20-07-2016



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1737 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a231180.htmlCd0NV CAC = Y co = US