El diputadillo español que vino a liberarnos…

El diputado Español por la Provincia de Cataluña y secretario del partido de derecha Ciudadanos, Albert Rivera, ha venido a Venezuela a solicitud de sus pares criollos para ayudar a los venezolanos a rescatar la democracia que la tiene secuestrada el chavismo desde hace 17 años y a tal efecto, ellos le programaron la agenda para que desde el podio de nuestra Asamblea Nacional, le hablara al país nacional.

Tamaño atrevimiento y descaro de éste súbdito del reino de España, quien el martes último en sus palabras en ese recinto legislativo, dijo, entre otros asuntos: "Venezuela es un país rico en recursos naturales, pero pobre (de) libertad (..) No hay un país que sea libre si sus ciudadanos no pueden salir a las calles porque les matan. Si no hay derechos humanos, no hay democracia. No es suficiente tener urnas para tener democracia, ustedes tienen un país donde se mete la gente en la cárcel por hablar diferente".

Qué falso e hipócrita es este personaje de la cuasi realeza española, que se atreve a afirmar que los venezolanos no tenemos libertad y que, agregó, se nos irrespeta y se nos vulneran los derechos humanos, cuando en su propio país si es verdad que esas libertades y esos derechos no son otra cosa que quimeras. En Venezuela, por el contrario, en toda su historia republicana jamás gobierno alguno había respetado los derechos humanos a su pueblo como ha sucedido desde que Chávez se juramentó en Miraflores en 1999 y tanto ha sido así, que hay todo un capítulo de nuestra carta fundamental dedicado a ese fundamental tema y, además, una muy clara política de Estado que extrema su cuido y respeto frente a cualquier circunstancia sobrevenida, por más irritante y maléfica que pudiese ser.

En la España de Aznar y del Felipillo González, por el contrario, esas libertades son y han sido conculcadas desde que Franco tomó al poder en 1939, porque todo cuanto les llegó a los españoles después de su muerte en 1975, sólo han sido fantoches asalariados de los mismos poderes fácticos del mundo de entonces, que aún allí siguen disfrazados de corderos bajo una monarquía bufona y ladrona, burlándose de un pueblo, al que lo han llevado hoy a la mayor ruindad y desesperación, con un desempleo general que se ubica por encima del 25% y más del 50% para las personas en edades entre los 18 y los 25 años, una política represiva atroz para todo aquel que tenga vida militante en agrupaciones políticas de izquierda que luchan por un país de libertades plenas, de igualdad social y oportunidades para todos y en donde sea posible hacer justicia por los bárbaros crímenes de la dictadura franquista, lo cual esos poderes fácticos y su régimen monárquico lo han impedido y paremos de contar otras muchas trágicas perversiones que padecen a esta fecha los españoles, como por ejemplo, que en los últimos 8/9 años más 650 mil familias (cerca de 3,5 millones de seres humanos) han perdido sus viviendas y sufrido el bestial atropello policial para que las abandonen (en las redes sociales abundan evidencias fílmicas sobre esos desahucios).
En el caso de las libertades individuales y colectivas, vale preguntarle al diputadillo Rivera qué nos dice de la Ley Mordaza que regula en su país el derecho a las manifestaciones y concentraciones públicas, cuyo articulado no es otra cosa que Partes o Decretos inquisitoriales que prácticamente hacen casi imposible que haya plena libertad de manifestación en ese país ibérico, al punto de que si acudimos a una concentración no autorizada, por más pequeña que ésta sea (hasta, por ejemplo, una tertulia de vecinos en la plaza pública), se nos aplican multas que van desde los 600 hasta los 30 mil euros, cantidades esas que si las convertimos a bolívares al cambio golpista del "dólar today", estamos hablando de cifras impagables aquí y en la cochinchina, entre 840 mil y 42 millones de bolívares (para leerla, haga clic aquí.  (Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de protección de la seguridad).


Y hay más, para quienes vocean de forma repetida por todas las redes sociales que vivimos una atroz dictadura. Si en España un manifestante agrede a un agente policial, el Código Civil contempla entre 2 y 4 años de cárcel y adicionalmente, una multa y si esa agresión es cometida por varias personas (agavilla miento), el juez aplicará la pena más dura que, entendemos, puede llegar hasta más allá de los diez años de prisión.

Vamos a cerrar la nota, ofreciéndoles a los amigos lectores estos enlaces de la Internet, como una pequeña muestra de la represión brutal de la policía española en las manifestaciones callejeras y en los desahucios, eventos esos que muy seguramente este señor Rivera, de acuerdo a su discurso y su angustia por los venezolanos "sojuzgados por una tiranía", jamás logró enterarse que tanta bestiaidad ocurría en su propio país, sencillamente porque en esos distintos momentos, muy seguramente se encontraba en los salones reales degustando el té con el rey y su comparsa…

TERRORISMO DE ESTADO EN ESPAÑA - Brutal represión policial en ...

Represión policial contra protesta del 25-S en el congreso de España ...

Represión policía antidisturbios en España - YouTube

Policía carga en Puerta del Sol 25s 2012

Polémica en España por las cargas policiales en Madrid

BRUTAL CARGA POLICIAL EN VALENCIA (20 2 2012) - YouTube

brutal represion a los estudiantes en barcelona por manifestacion ...

Heridos y detenidos al manifestarse contra la corrupción y la monarquía

Así desahucia el Ayuntamiento de Madrid / Evictions Madrid city council style

rioliverr@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1686 veces.



Iván Oliver Rugeles


Visite el perfil de Iván Oliver Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Oliver Rugeles

Iván Oliver Rugeles

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a228512.htmlCd0NV CAC = Y co = US