Relleno de Hallaca 2015

Si como parece siguen las colas, la escasez, la baja del petróleo y la improducttividad del agro y la indistria como afirma Alí Rodríguez, hasta el 2017 por lo menos. No tenemos nada que hacer...El pueblo ya no se plegará a quienes lo han llevado, a este fracaso...El pueblo cambia como una pluma en el viento, por ahora, el viento no nos es favorable...Perdimos por incapaces, sin hacer cambios estructurales de importancia, ni intentar hacer una revolución verdadera cuando se pudo hacer. Diecisiete años perdidos. Lo demás son cuentos de camino.

Creo que la oposición vendrá poco a poco, sin levantar mucho polvo, pero eso si con su plan. Han demostrado tener una táctica mejor que la chavista y madurista, por algo ganaron más votos, muchos más, 114 escaños en la ANB. Bien asesorados por sus amigos externos y con dinero $$$$ de sobra. Serán un hueso duro de roer. Los tiempos han cambiado.

En los compromisos del presidente Maduro, no confío en ninguno, para muestra un botón. Cambiar, rectificar, mejorar, con los mismos personajes no me jorobes tío Cosas. Nada será a fondo, bla, bla, bla y nada más, del dicho al hecho hay mucho trecho, Esperaron 17 años para darse cuenta de todo esto, al toparse con el puño del pueblo, los resultados electorales.

Movidas de mata jajajaja, quien la va a mover acaso Maduro, no me jorobes tío Virgilio. Corrupción, burocratismo, ineficiencia, Ni Chávez pudo contra esto. Si en cientos de escritos en la web bolivariana y en Aporrea, se le advertía año tras año al gobierno de Chávez y de Maduro, y no hicieron caso nunca. Ellos eran y aún se creen los papa upas.

El pueblo ya no confía en sus dirigentes. Está desilusionado, descorazonado. Revolución sin revolucionarios no dura. Revolución con hambre, inflación, devaluaciones escasez inseguridad, sin principios ni líder tampoco. En estos momentos soy muy pesimista, es más la derecha viene con su machete bien afilado para no cometer fatales errores de momento....

Digo el Rey a muerto, viva el Rey.........Con las oscuras perspectivas hasta el 2017 por lo menos, el gobierno de Maduro, no tiene mucho margen de maniobra.

Respecto a los comentarios de Díaz Rangel este domingo, pienso que: Puede venir un nuevo pacto, es posible, pero no muy cierto, acuerdos mínimos, pero es difícil un Pacto estilo Punto fijo, pues con esta ventaja en la ANB de 114 diputados..... Es muy difícil un acuerdo. No les hace falta........

Los dirigentes de la MUD, ya han demostrado en diferentes oportunidades que no le temen al chavismo, y ahora sin Chávez menos aún, o es que olvidamos el paro empresarial y petrolero, el golpe del 11 de Abril, y las guarimbas, aparte los 43 muertos de la Arrechera. La derecha, tiene muy buenos amigos que los respaldan, con miles y millones de $$$. Entre otros el FMI. El BMD Que sirven entre otras cosas para comprar conciencias y brincar talanqueras...

El motivo de los militares al cuartel, ordenado por el presidente Maduro, es muy claro para el que no este ciego. La altísima corrupción entre componentes de estas fuerzas, en todos los grados y niveles.

Acuerdos sobre amnistía puede haber, por Ejemplo: Los sobrinitos de Cilia Flores, por Leopoldo y otros más,

Al no representar la ANB y las comisiones nombradas, la política del gobierno de Maduro, esto pudiera ser el principio del fin.

O bien, el nacimiento de una nueva época

A mis lectores, y al equipo de Aporrea

LES DESEO UNA FELIZ NAVIDAD 2015.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2945 veces.



José Juan Requena


Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Juan Requena

José Juan Requena

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Venezuela en el Exterior


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social