Las preocupaciones de Obama

Cuando tengo un gasto extra seguramente la señora quincena se reciente ante el temor de no poder cumplir mis obligaciones pecuniarias. En tales malhadados sucesos se me despiertan insufribles preocupaciones y como consecuencia, un inopinado insomnio me atormenta durante una temporada. Frente tales inquietudes debo esperar al señor último para calmar la ansiedad y una vez amortizada la deuda, nuevamente Morfeo me acoge entre sus brazos para que nuevas fantasías oníricas me venga a mi entendimiento, entre estas, el anhelado mundo posible. Esta cavilación la traigo a mi cabezota pensando en mi amigo, el negro Obama (lo del color de la piel no es por racismo sino por cariño y por la confianza que existe entre ambos. Eso de africano-descendiente me parece como demasiado académico). Si yo, con una sola preocupación pierdo el sueño, el pobre, ante tantas acontecimientos y problemas por resolver, vinculados con asuntos del imperio, evidentemente, el pana presidente nunca podrá dormir. Es decir, permanecerá meses y meses en vela. Veamos algunas de las intranquilidades de mi amigo:

Obama se preocupa porque el gobierno castro-chavista-comunista-madurista mantiene en un calabozo al terrorista guarimbero Leopoldo López, pero no se acuerda que resguarda como prisioneros a los héroes cubanos, al patriota puertorriqueño y un centenar de musulmanes en la prisión de Guantánamo.

Obama se  angustia por los vínculos del gobierno de Venezuela con Cuba, Bielorrusa, Iran, China, Rusia, Nicaragua, Ecuador, Boliviaentre tantos gobiernos progresista, pero se hace el loco con los lazos de los EEUU con el régimen de Israel al cual le suministra miles de millones de dólares y armas mortales para reprimir al pueblo palestino.

Obama no duerme pensando que Venezuela es un país de tránsito de la droga proveniente de Colombia, donde él tiene bases militares para impedir el comercio ilegal de dichas sustancias, pero parece no importarle las enormes plantaciones de mariguana cultivadas en EEUU. Juzgo que no le impacienta que el país donde el gobierna un alto porcentaje de sus nacionales consumen todo tipo de doga (mariguana, cocaína, pega, éxtasis, piedra, heroínay todo aquello que se puede beber, lamer, inyectar, esnifar o güeler, como dirían donde me crié).

Obama sufre pensando en la violencia desatada en Venezuela y les pide a sus compatriotas que no viajen a ese país castro-conmista-chavista-madurista. El pobre limpió de su mollera que en EEUU hay más de ¡doscientos millones! de armas en manos de civiles y es la nación que exporta todo tipo de artilugios de la muerte hacia diversos países del hemisferio. En USA nunca falta, de vez en cuando, un robocop que se atrinchere con un arsenal y descargue una ametralladora, un fusil con mira láser, una granada, entre otros ingenios mortales, sobre los pobres inocentes de un colegio, simplemente porque el director le cae mal.  

A Obama le sale urticaria porque no soporta que en Venezuela, Cuba, Bielorrusia, Ecuador, China, Boliviase violen los derechos humanos, pero su memoria es ingrata y despistada. No recuerda los centenares de presos conviviendo en los pabellones de la muerte en las cárceles de EEUU en espera de la dosis letal. Para desgracia del presidente, la mayoría de los condenados tienen el color de su piel y alguno que otro latino o sudaca, como dirían nuestros hermanos europeos. Qué decir de las torturas a las que someten a los panas musulmanes en la prisión de Guantánamo, en las cárceles itinerantes y clandestinas que existen en toda Europa, las cuales se utilizan para aterrorizar a los árabes y todo aquel que mire mal a un soldado norteamericano.

Obama no soporta el terrorismo y los terroristas le quitan el sueño. El hombre tiene la certeza que Venezuela protege a estos delincuentes. Pero la memoria del negro es corta o el recipiente de recuerdos lo mantiene vacío. El presidente africano-descendiente no tiene presente que es la nación donde él  gobierna, junto con las grandes corporaciones,  donde se protegen a los terroristas, los corruptos y a los banqueros ladrones. De vez en cuando sus drones, a eso de las tres de la madrugada, descargan uno cuantos misiles humanitarios que mantiene aterrorizada la población de Afganistán. Además, financia terroristas para desestabilizar gobiernos democráticos como Venezuela, Irán, Siria, Ecuador, Bolivia, Ucrania...

En eso estamos de acuerdo: Obama es el vigilante de la democracia internacional. Si en algún país de África, Asia y América del sur un presidente no sigue las reglas que ellos imponen, el pobre negro pierde el sueño como consecuencia de sus preocupaciones. Pero se desentiende de las elecciones de  EEUU, cuyo presidente se elige en elecciones de segundo grado en la cual es posible que un candidato que gane por votos pierda la candidatura.

Obama no soporta que en un país como Venezuela, Cuba, Rusia, China, Ecuadorse viole la libertad de expresión. Estas transgresiones a la libertad de hablar pendejadas de los ciudadanos de otras naciones le preocupan en demasía a su esposa. Su marido se la pasa en vela todas las noches, durante todo un mes, caminando como un sonámbulo por los jardines de la Casa Blanca. Su consorte le da temor recordarle la Ley Patriota, a riesgo que la envíe a Guantánamo por poner en riesgo la seguridad de los EEUU.

Obama es implacable en eso de la miseria. Se angustia al constatar la cantidad de niños que mueren de hambre en los países del tercer mundo. Tristemente, nada hace por solucionar el problema de la pobreza de cuarenta millones de pobres que viven en EUU.

Me pregunto ¿Para qué sirven los hombres con tantos conocimientos y son incapaces de interpretar la realidad? En estos tiempos se sabe más de cosas sin relevancia y cada vez menos de lo primordial. Es posible que Obama tenga  la solución de todos los problemas mundiales, pero para zanjarlos debe vivir sin las preocupaciones  que lo mantienen insomne. 

Ciertamente, no le debe ser fácil a Obama conciliar el sueño con tantas vainas malas que pasan en el mundo y que ponen en riesgo la seguridad de EEUU. Lo más prudente es proponer en la ONU, eso si respaldado por la OTAN, un mundo perfecto y solidario con los intereses de las avaras corporaciones económicas.

En ese universo ideal todos los gobiernos deberían ser neoliberales, las reservas energéticas y las materias primas ajenas deben ponerse a la orden del gobierno de los EEUU para que los gringos vivan con el confort acostumbrado, las transnacionales del crudo se ganen una bola de dólares, además, el partido demócrata y el republicano se alternarían en las elecciones sin problemas. Si no es mucho pedir, todos los candidatos presidenciales del globo convendrían ser escogidos por el Departamento de Estado, con la certeza que los compromisos con el BM, el FMI, OMC, entre tantas organizaciones financieras globalizadas deberían ser prioritarios. La esposa del negro, en protección del sueño de su marido y con la finalidad de que el mundo viva en paz, todas naciones se comprometen a firmar los TLC que le asegure a las fábricas estadounidenses exportar cualquier porquería made in usa. Obama sabe que es un abuso, me lo confesó en una noche de tragos, pero insiste,  que para que él pueda dormir sin angustias las Cartas Magnas de todas las naciones deben ser redactadas por expertos constitucionalista graduados en prestigiosas universidades yanquis. ¿Qué vaina es eso de referendos consultivos o llamar a constituyentes?

En la actualidad numerosos peritos en diversas áreas de las actividades económicas, culturales y sociales se mantienen reunidos para diseñar planes y estrategias para evitar que Obama no se preocupe y pueda dormir a calzón quitado.  En tales circunstancias, de seguro él y  los habitantes del planeta vivirán felices.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1330 veces.



Enoc Sánchez


Visite el perfil de Enoc Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Enoc Sánchez

Enoc Sánchez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a189874.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO