¿Entre Roberta Jacobson y la MUD hay un cable pelao?

Entre lo que dijo la señora Roberta Jacobson, Subsecretario de Estado de EEUU, y la “respuesta” de la MUD, en su defensa, al quedar en evidencia muy incómoda, por lo que no parece una inocentada o imprudencia, cual improvisación de la primera mencionada, hay toda una comedia y al mismo tiempo un juego macabro de la política que envuelve el interés y hasta la tranquilidad nacional.

En este juego infeliz y cínico, lo primero que se advierte es el lugar común y la patraña, según el cual los legisladores están “muy preocupados respecto a las violaciones a los derechos humanos en Venezuela y la falta de resultados en las negociaciones”. Cosa que, como es de esperarse, la señora Jacobson, comparte plenamente.

También se advierte o re advierte, esa reiterada “preocupación” de los gringos por nosotros. Cuando no es Obama, es Jhon Kerry. De pronto quien manifiesta ese estado de ánimo, como para agradecérselo, si uno fuese agarrado a lazo, es el Jefe del Comando Sur o de las Bases Militares que nos circundan y amenazan, Jhon Kelly y, de pronto es la Jacobson quien nos hace saber de su buena disposición hacia los venezolanos. Es decir, todo el gobierno de EEUU, está preocupado por nuestros problemas y eso no les deja dormir. ¡Qué ternura!

Por supuesto, a uno, aún a sabiendas que ellos no tienen ningún motivo para preocuparse por problemas que no existen, pero que ellos quieren que sí, le provocan sentimientos de culpas por juzgarles siempre mal pensados y cínicos.

La Jacobson dijo de bulto, y eso debe haber sido muy bien pensado que “los dirigentes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), pidieron al Departamento de Estado no introducir sanciones en este momento, contra Venezuela”.

Quizás esté demás recordar que EEUU nunca se ha preocupado por eso de los derechos humanos, como ahora, cuando se hace el loco con respecto a lo que acontece en Ucrania con los ciudadanos pro-rusos, entre los cuales a una buena cantidad incineraron los del gobierno que aquel país ampara. Como les trae sin cuidado lo que sus funcionarios hacen en cualquier parte del mundo, incluyendo en el enclave militar carcelario de Guantánamo.

Lo que interesa en este momento es resaltar como la Jacobson, con todo el piquete puesto, deja saber que algunos de la MUD, “Nos han pedido no trabajar en ellas en este momento” –se refiere a las posibles sanciones a Venezuela-, al mismo tiempo que admitió que “Hay una diversidad de opiniones. Ciertamente reconozco eso”.

Jacobson, le está diciendo a quien la quiera escuchar, que en la MUD hay quienes “parecieran arrugar”, cuando piden “time”. Eso es como un mensaje en favor de los más extremistas.

Revela pues la Jacobson, como para que no se diga que uno lo está inventando, la diferencia de opinión que hay en la MUD, lo que cualquiera pudiera interpretar como signo de división.

Pero es bueno dejar claramente sentado que, de acuerdo a lo expresado por la Subsecretaria de Estado, si en algo ha habido coincidencia en la MUD es que han pedido, “como un solo hombre”, que los gringos nos sancionen; sólo que algunos les han pedido “no trabajar en eso en este momento, pues “actuar ahora dañaría las negociaciones ente el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición”.

“A declaración de parte relevo de pruebas”, dice un lugar común usado entre abogados. La Jacobson, o el Departamento de Estado, ha admitido que ese ente y los legisladores gringos han pensado en sancionarnos porque la MUD se lo pidió. ¿Cómo se llama o califica eso? ¿No es traición a la patria o por lo menos incurrir en el grave desliz que un país extranjero se inmiscuya en nuestros asuntos hasta de manera coercitiva?

De allí a pedirle a Obama que ordene a Jhon Kelly, pese las preocupaciones que tienen por nosotros, que proceda a bombardearnos desde el otro lado de la frontera y hasta invadirnos con sus soldados armados hasta los dientes, no para salvarnos sino para todo lo contrario, sin preguntarle a nadie si es chavista o contrario, no hay más que un paso.

Según la Jacobson pues, la MUD ha pedido que nos sancionen; sólo que unos dicen que ya, quizás por aquello de “La salida” y otros que esperen un momento más, en espera de los resultados de lo que ellos llaman las “negociaciones”.

Una parte de la MUD, porque debe ser sólo eso, si respetamos la información envenenada de la Jacobson, saltó como picada de culebra e intentó defenderse con un comunicado que está en la prensa, donde no sé si vergonzosamente o todo lleno de sinceridad, admiten que cualquier país, en esta caso EEUU, puede aplicarnos sanciones por problemas entre venezolanos, pero, como suelen decir ante todo desde el 2002, “yo no fui”. Sobre lo que anunció la Jacobson, es decir, esperar el momento preciso para aplicarnos sanciones, según la MUD de Aveledo, “Ningún funcionario de la MUD, lo ha solicitado” y luego agrega “Si alguna organización lo ha hecho, es bajo se responsabilidad y debe asumirla”.

La MUD de Aveledo no niega que hayan solicitado sanciones a Venezuela, lo que sí reconoce es que han solicitado “no trabajar en ellas en este momento”, como declaró la Jacobson.

¿Qué hay detrás de ese juego retórico? No creo que la Jacobson esté interesada en poner de bulto las diferencias entre la derecha venezolana, como si sus coincidencias.

¿Intentará con ellas ejercer coerción sobre todo la MUD para fortalecer las posiciones de los más intransigentes o lo que es lo mismo, alentar a las debilitadas y decaídas fuerzas extremistas que quieren prender la guerra en Venezuela, para que Jhon Kelly pueda hacer su trabajo?

Esto es posible, pues la respuesta de la MUD es muy débil y le descubre; pues se limita a decir, que “Ningún vocero de la MUD ha solicitado a funcionario norteamericano alguno lo que ha trascendido en los medios”.

¿Qué fue lo que trascendió en los medios? Pues que la Jacobson reconoce que le han pedido que por ahora no apliquen las sanciones solicitadas desde aquí por la MUD.

Por último, tal como muchos dicen, las diferencias en la MUD existen pero son demasiados frágiles; pues para la MUD de Aveledo, la paz y respeto a la constitucionalidad están sujetos que a lo que alcancen en las “negociaciones”, como suelen decir.

Por cierto, los gringos, según lo expuesto por la Jacobson, están también preocupados “por la falta de resultados”. Es decir, están apurados y eso hay que resolverlo ya, pareciera pensar la alta funcionaria.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1823 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a187868.htmlCd0NV CAC = Y co = US