Sálvese quien pueda!!!

Paren la Oreja: La crisis del Capitalismo nos está tocando…Sálvese quien pueda!!!

Estamos en el pleno siglo XXI y no podemos obviar ni tapar con un dedo el hecho de que a nivel mundial estamos presenciando un estado de profunda crisis, crisis compleja y multidimensional que afecta absolutamente todos los espacios de nuestras vidas, llámese salud, económica, política, tecnológica y más allá intelectual, moral y espiritual. Lo queramos o no, lo aceptemos o no, nunca en la historia del mundo habíamos sentido tan cerca la posibilidad amenazante y real de extinguirnos de la faz de la tierra junto con la vida vegetal y animal…Sí camaradas cuantas veces no hemos escuchado y expresado la frase: “esto es fin de mundo”.

Estamos en cuenta que las fábricas de bombas norteamericanas han trabajado a pleno rendimiento. En la fábrica Pantex de Texas, donde se produce todo el armamento nuclear de los Estados Unidos, se aumentó el número de trabajadores y se añadieron dos turnos a fin de incrementar la producción de armas dotadas de un poder destructivo sin precedentes. Más allá de lo dicho observamos con asombro como al sistema capitalista le importa un bledo si la capa de ozono se sigue abriendo y con ello acercamos la tierra a su fin, con tal de seguir produciendo mercancías que le den más y más lucro. Las grandes ciudades del mundo están cubiertas por una asfixiante niebla tóxica de color ocre. Para los habitantes de las ciudades de los Estados Unidos la contaminación atmosférica se ha vuelto un espectáculo cotidiano y por ser el mundo uno solo hasta nosotros lo sentimos en el ardor de los ojos y en la irritación de nuestros pulmones.

El sistema capitalista es el responsable de que el agua que bebamos y los alimentos que comamos estén contaminados ambos por una amplia gama de productos químicos tóxicos, suponen junto con la contaminación del aire un grave peligro para nuestra salud.

A Estados Unidos y al sistema capitalista en su conjunto le sabe que cada año mueran de hambre más de 15 millones de personas (niños en su mayoría); otros 500 millones padecen enfermedades causadas por la desnutrición. A los que sueñan que el capitalismo le va a mejorar la vida les alerto con indicadores comprobables que nada está más lejos de lo que anhelan, porque con el capitalismo más del 40% de la población que ellos liderizan no tiene acceso a una asistencia sanitaria profesional y a pesar de ello, ese sistema gasta tres veces más en armas que en sanidad; el 35 por ciento de la humanidad carece de agua potable, mientras que la mitad de los científicos e ingenieros del mundo trabajan en tecnología armamentista.

Contradictoriamente hace más de 25 años el sistema capitalista decidió usar el término de “átomo para la paz” y trataron de presentar la energía nuclear como la fuente energética del futuro: barata, limpia y segura; nada más alejado de la verdad, resulta que tal energía no es ni barata, ni limpia ni segura, los elementos radiactivos emitidos por los reactores son los mismos que los presentes en la lluvia producidas por las bombas atómicas.

Tenemos además el deterioro del entorno social, sin duda alguna tal deterioro es el origen de las severas depresiones, la esquizofrenia, trastornos mentales y con ello un aumento exacerbado de los índices de criminalidad tan violentos que se diseminan a nivel mundial, junto con los suicidios, incremento del alcoholismo, drogadicción, niños con impedimentos en el aprendizaje y trastornos en el comportamiento.

Junto a lo anteriormente descrito, estas patologías sociales gatillan en anomalías económicas que parecen confundir a economistas y políticos. El sistema capitalista hoy día pasa por la peor crisis financiera y económica sin precedentes a nivel mundial. La inflación desenfrenada, el desempleo masivo y la injusta repartición de la riqueza se han vuelto un aspecto estructural en dicho sistema y se traduce en una triple amenaza (coctel de deterioro de recursos energéticos, inflación y desempleo) lo que hace que los políticos no sepan por dónde empezar para reducir el peligro, los economistas son incapaces de entender la inflación, los oncólogos están totalmente confundidos sobre la causa del cáncer; los psiquiatras están desconcertados con la esquizofrenia; la policía y los cuerpos de seguridad se ven impotentes ante el aumento de las criminalidad y la mayor parte de la élite académica tiene una percepción limitada de la realidad que resulta totalmente inadecuada para entender los principales problemas de nuestro tiempo….
Si esto no es el acercamiento al final del mundo gracias a la ambición desmesurada del sistema capitalista, basado en la desigualdad, injusticia, mercantilización y lucro desmesurado se parece igualito….SALVESE QUIEN PUEDA!!!!



Chávez te lo juro… La derecha apátrida más nunca volverá!!!

NO A LA IMPUNIDAD…CARCEL PARA CAPRILES YA…!!!
 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4306 veces.



Bestalia Ibarra

Licenciada en Trabajo Social, Cantante, Servidora Pública y leal al legado de nuestro Comandante eterno Hugo Chávez

 Besta67@hotmail.com

Visite el perfil de Bestalia Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social