¿El agente de Dios en la tierra renuncia para combatir la corrupción?

Comentar la renuncia del Papa Ratzinger parece inevitable para los que luchamos por los Derechos Humanos. El sistema capitalista ha terminado de corromper a todas las instituciones que conviven en el planeta tierra, eso es evidente. La inmensa mayoría de las personas consideramos que debemos erradicar la corrupción si queremos justicia social en la tierra. Algunas personas consideran que es imposible radicar ese maleficio humano. Lo que no se puede aceptar, es que la iglesia católica se resigne a ella, ese fue mi razonamiento hasta el día miércoles de ceniza.

Afortunadamente, Benedicto XVI durante la misa del miércoles de ceniza, en la Basílica de San Pedro del Vaticano, llamó a los fieles a la “unidad de la Iglesia católica y denunciar los “golpes contra la misma”. También emplazó a los fieles a superar el “individualismo”. Dijo que Jesús denunció la “hipocresía religiosa, el comportamiento de quienes buscan el aplauso y la aprobación del público”. “El verdadero discípulo no sirve a sí mismo o al público, sino a su señor, de manera sencilla, simple y generosa” subrayó el Papa.

Será que el Papa revolucionario necesario en estos tiempos, quiere lanzar ese rayo que cayó sobre la Basílica de San Pedro, el día de su renuncia, como una señal del Señor para que todos los católicos verdaderos reaccionen y se unan para hacer un acto de contrición y adecentar a la Iglesia católica.

De Benedicto XVI, esperamos otros milagros revolucionarios, ante del 27 del “Febrero Rebelde”, día de su despedida para que termine su víacrucis, y ante su arrepentimiento moral, en su retiro espiritual del monasterio de monjas de clausura “Mater Ecclesiae”, continúe señalando los males de que adolece la Iglesia católica para su regeneración, y de esta manera resarcir en parte los males efectuado a la humanidad.

Mis análisis se confirmaron el día domingo 18 de febrero, cuando en la plaza San Pedro vimos a Benedicto XVI, pidiéndole a la Iglesia Católica que se “renueve” y “reniegue del egoísmo” en el penúltimo Ángelus. Dios quiera que sus cardenales oigan su ruego, si verdad creen en Dios, para bien de los seres humanos.

www.todosobrederechoshumanos.blogspot.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1560 veces.



Germán Saltrón Negretti

Defensor de los Derechos Humanos.

 germansaltronpersonal@gmail.com

Visite el perfil de German Saltrón Negretti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



German Saltrón Negretti

German Saltrón Negretti

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a159567.htmlCd0NV CAC = Y co = US