Entre la guerra y la paz

La paz debe construirse con justicia social

Es de Voltaire una vieja paradoja que dice. "Si quieres la paz prepárate para la guerra". Es cierto, cuando evidenciamos que de 192 países que integran las Naciones Unidas los países que no poseen ejércitos pueden contarse con los dedos de las manos. La historia de la guerra es tan antigua como la historia escrita del hombre y de la observación de conflictos entre grupos que no tienen escritura es probablemente anterior a ésta. Según señalo Jacque Bernand Herzog sustituto del procurador general francés ante el Tribunal Militar Internacional de Nuremberg en los juicios que se celebraron en zona francesa en una conferencia impartida el 3 de mayo de 1949 en la universidad de Chile. "Las estadísticas de la historia nos enseñan que desde 1496 A.C hasta 1945, es decir durante 3.441 años no ha habido menos de 3.173 años de guerra, locales o generales ni más de 268 años de paz universal. Cerca de 9.000 tratados de alianza han sido pactados durante el mismo tiempo. Cada uno de ellos debería ser eterno, y no han durado por término medio más de dos años.

Esta realidad fatal ha conducido a la humanidad a reconocer en Derecho Internacional la guerra como un concepto jurídico reconocido y regulado. Según este derecho no se considera guerra en sentido jurídico las contiendas civiles entre combatientes de un mismo país, ni la lucha de un Estado contra grupos de insurrección. Carl von Clausewitz en su clásica obra "de la guerra" llegó a la conclusión que la guerra moderna es "la continuación de la política por otros medios" y que el fin de la misma era "desarmar al enemigo" y no exterminarlo y de allí nació el concepto del desarme mutuo para da paso a la solución de los conflictos a través de la política. La guerra sería un "acto político" y esta manifestación ponía en juego lo que él consideraba el único elemento racional de la guerra.

Otros tratadistas clásicos como el general chino Sun Tzu en su famosa obra "El arte de la Guerra" afirman que la guerra había que ganarla antes de declararla o de que existiera en sí misma". El célebre general expondría en una sucinta frase su concepción sobre el carácter de la guerra. "LA GUERRA ES EL TAO DEL ENGAÑO" establecía que el estratega virtuoso debía basar todas sus decisiones militares, buscando primeramente distraer la atención del enemigo, en los elementos más sobresalientes de su posición y de no tenerlos inventarlos. El pensamiento de Sun Tzu dejó una lección en el pensamiento militar moderno, no solo en reconocidos pensadores, sino también en eximios estrategas como Napoleón Bonaparte, quien en su renombrada victoria en la Batalla de Austerlitz aplicaba aquellos conceptos del engaño. NO OLVIDEMOS LA CRÍTICA DE MAO A LAS TENDENCIAS PACIFISTAS ANTE LA GUERRA REVOLUCIONARIA, NO SERIA CORRECTO NI BENEFICIA AL PUEBLO HABLAR SOLAMENTE DE LOS ASPECTOS NEGATIVOS DE LA GUERRA REVOLUCIONARIA Y NO DESTACAR LOS ASPECTOS POSITIVOS EN BUSCA DE LA JUSTICIA SOCIAL QUE CONSISTE EN LA JUSTA DISTRIBUCIÓN DE LA RIQUEZA.

MAO TSÉ TUNG al igual que LENIN, recalcó el planteamiento del estratega militar. CLAUSEWITZ un alemán del siglo XIX que sostenía, la guerra es la continuación de la política, por otros medios. En un país capitalista la guerra revolucionaria será una continuación de la política revolucionaria, así como la guerra contrarrevolucionaria de los imperialistas será una continuación de la política reaccionaria. Mao simplificó lo fundamental sobre la guerra en general y la guerra revolucionaria "Ustedes combaten a su manera capitalista y nosotros combatimos a nuestra manera socialista".

Los capitalistas se apoyar en la tecnología y no les explican a los pueblos los verdaderos motivos de la guerra que consiste en apoderarse de los recursos económicos del enemigo. Nuestra guerra se apoya en conquistar los anhelos de cambio social de las masas trabajadoras y librar la guerra revolucionaria que logrará esos cambios. La verdad cierta es que el factor decisivo para ganar una guerra es la gente y no las armas, pero eso debe concretarse en la doctrina y estrategia militar. Desde luego, el valor y la osadía y la capacidad de sacrificio del pueblo consciente que lucha por su emancipación y la de la humanidad y las lecciones e inspiración que brinda su ideología serán factores muy importantes para el ejército revolucionario proletario. Eso debe quedar bien claro en toda la doctrina militar y las operaciones militares para asegurarnos de derrotar al enemigo en el campo de batalla.

Según Sun Tzu en el éxito de una batalla intervienen cuatro elementos fundamentales. 1. Poder de fuego. 2. La información –inteligencia militar-3. Entrenamiento y experiencia del combatiente. 4. La conducción táctica y estratégica de los adversarios. De los factores 3 y 4 parte la información precisa sobre las particularidades de las fuerzas enemigas, o sea, su posición, movilidad, logística, poder de fuego entre otras, que junto con la capacidad de destrucción, o sea poder de fuego deciden en la mayoría de las veces el desenlace de una batalla. CUALES SON NUESTRAS VERDADERAS VENTAJAS EXTRATÉGICAS. QUE REPRESENTAMOS A TODO EL PUEBLO Y QUE ES LA ÚNICA SOLUCIÓN A NUESTROS PROBLEMAS ES LA CONSTRUCCION DEL SISTEMA SOCIALISTA QUE BENEFICIARA A TODA LA HUMANIDAD. SI LA MAYORÍA DE TODOS NUESTROS COMBATIENTES TIENE CLARO ESTOS OBJETIVOS TENEMOS LA MITAD DE LA PELEA GANADA.

SI QUIERES LA PAZ PREPARATE PARA LA GUERRA. Este lema militar no debemos satanizarlo, debe ser objeto de estudio y preparación en el movimiento obrero, campesino y estudiantil mejor dicho entre todo los venezolanos y venezolanas debemos prepararnos para enfrentar una agresión imperialista interna o externa para poder garantizar que más nunca seremos colonia de ningún imperio. No debemos olvidar a Albert Einstein quien fue un hombre de una extraordinaria humanidad y partidario de la convivencia pacífica. Sin embargo, firmó una carta dirigida al presidente Roosevelt llamándole la atención sobre la necesidad de preparar experimentos para obtener la bomba atómica.

EL JUSTIFICABA SU ACCIÓN DE LA SIGUIENTE MANERA. "No me queda otra salida, aunque siempre he sido pacifista convencido porque matar no es mi opción, pero mientras las naciones no se convenzan, no rechacen las guerras nos vemos en la necesidad de prepararnos para la guerra. Aun cuando en las condiciones actuales significa la destrucción de la humanidad. Leer su libro, MI VISION DEL MUNDO. ALBERT EINSTEIN. CUADERNOS INFIMOS 91. TERCERA EDICION, PAGINA 62.

Sin embargo, el 95% de los seres humanos piensan que la guerra es la responsable de la mayoría de las muertes del planeta tierra. Eso no es cierto, Veamos estas cifras dramáticas extraídas del Informe del Programa para el desarrollo de las Naciones Unidas del año 2004. 1.200 millones de personas sobreviven con menos de dos dólares diarios. Más de 800 millones sufren desnutrición. Mil millones de personas y de las cuales 2/3 partes son mujeres son analfabetas. Cada año más de 10 millones de niños mueren por causas de enfermedades prevenibles, es decir 30 mil niños fueren al día de hambre. Alrededor de 100 millones de niños en edad escolar no asisten a la escuela. Más de 500.000 madres mueren al año durante el parto.

Existen 70 millones de personas con Sida. La tuberculosis junto con el Sida representan las enfermedades infecciosas con mayor mortalidad en adultos, causando más de 2 millones de muertes al año. La mitad del planeta no tiene acceso al agua potable. La diarrea es una de las principales causas de la mortalidad infantil, desde el año noventa han muertos más niños por diarrea que personas durante la II guerra mundial. El Hambre en el mundo es la principal causa de muerte en el mundo. Las estadísticas hablan de 100 mil muertes diarias estadística del año 2000. La verdadera arma de destrucción masiva es el hambre pero lo medios de comunicación no lo denuncian y pocas personas y que se dicen defensoras de los derechos humanos no lo señalan. Los pobres no tienen dolientes. Con los que se ha gastado en armas y guerras se solucionarían estos problemas y sobraría dinero. Solo EE.UU ha reconocido que ha gastado en los últimos diez años más de 200 billones de dólares en gastos de defensa. QUE INJUSTIA EN PLENO SIGLO XX, CUANDO EN EL MUNDO LA POBLACIÓN MUNDIAL ESTA SOMETIDA A UNA HAMBRUNA INHUMANA, SOLO LOS ESTADOS UNIDOS TIENE 40 MILLONES DE POBRES.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 604 veces.



German Saltrón Negretti

Defensor de los Derechos Humanos.

 germansaltronpersonal@gmail.com

Visite el perfil de German Saltrón Negretti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a279365.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO