¡Fascistas!

Los “Fachos” –con un programa elaborado en los laboratorios de guerra sucia del Imperio– están utilizando el anticomunismo trasnochado con miras al 7-O. Quizá prolonguen la campaña hasta las elecciones de gobernadores, alcaldes y concejales.

Esta campaña se está llevando a cabo solo a través de los medios de difusión masivos. A “Chayolate” y los miembros de la Meza de la Ultraderecha no tocan para nada este aspecto. Centrándose en sus consignas y en la especie de contrapunteo que sostienen contra los discursos del Presidente Chávez, tratando de imponerle el pie.

El lenguaje de la campaña anticomunista de los medios es sugerido, no directo. Tratando de crear asociaciones mentales entre el Proceso revolucionario venezolano y esa doctrina.

El target principal de la campaña son, por supuesto, sus propios partidarios. Y como blanco secundario y en la medida de lo posible, sectores partidarios de la revolución que pueden ser afectados por este tipo de propaganda sucia, quizá –mínimo– para inducirlos a la abstención.

Sus banderas fundamentales serán: la “democracia” y la libertad.

Debe advertírseles a los grupos escogidos como víctimas, que esa campaña los igualaría a: Pinochet, las dictaduras militares argentinas, bolivianas, brasileñas, guatemaltecas, uruguayas, paraguayas, etc. Que todo lo que hicieron esas feroces dictaduras fue con los mismos argumentos que hoy ellos repetirán. Inducidos por los diferentes medios que emplea el Imperio para “mediatizar” a los individuos. Por supuesto; el arma fundamental de la Guerra de 4a Generación, la televisión. La secundaria; internet, que aunque más peligrosa, por ser más personalizada –además de ser tomada por el usuarios como un chisme al oído, que solo sabe él y el emisor–, no es accesible a miles de millones de personas. La radio y los medios impresos, menos aptas para la manipulación de la conducta, pero que se las traen. De estas dos, la última es más adecuada para ese tipo de propaganda, básicamente por la manipulación de imágenes, en este caso fijas, y en la composición gráfica. También es bastante efectiva las columnas de estilo chismoso. Que también tienen una especie de carácter personalizado.

Los valores que enarbolan expresan los intereses de grupos económicos muy poderosos, y el lugar que pueden ocupar en su mundo, es de trabajar a su servicio. Pero igualmente, bajo cualquier circunstancia pueden prescindir de su labor, lo hagan bien o mal. Considérese que esto ocurre a nivel individual, y que puede pasarle a cualquiera. Y peor aún, son partidarios de la ideología imperial –que acompaña a la de los ricos–. Y ésta fue desarrollada en investigaciones científicas, financiadas por el Imperio, creadas en laboratorios de guerra psicológica, para manejar la conducta de los individuos.

Así mismo debe señalárseles que los imperios no pueden ser democráticos, ni con sus nacionales y mucho menos con los habitantes de sus neo colonias.

Los paradigmas de la ideología que ellos pregonan son falsos. En Estados Unidos de América, en la primera elección del Presidente Bush hijo, el candidato Al Gore sacó más votos que éste, y sin embargo perdió. Simplemente existe un sistema electoral que permite eso. La abstención es superior al 50% de la población votante. Y esto no es gratis, es inducida. Desestimularon la participación masiva en los procesos electorales. En Inglaterra, gobierna el que quedó de segundo, que hizo una alianza con el que llegó de tercero. Y perdió el que llegó de primero.

En Alemania pasa lo mismo que en Inglaterra. Y el partido perdedor se ve obligado que participar en el gobierno, aun estando en oposición. Se puede preguntar si esto es democracia.

Pero si vamos más allá, vemos las atrocidades que cometieron en Irak. Barrieron una ciudad como escarmiento; Faluya. Por medio de la fuerza, sea ésta una intervención directa o encubierta, quitan e imponen gobiernos títeres. Intervienen en países soberanos con mercenarios que son financiados, armados, entrenados y dirigidos por sus agentes. Manipulan elecciones.

Tienen cárceles secretas, o reconocidas, pero fuera de su territorio, para que no estén sometidas a la jurisdicción legal de su nación.

Torturan en aguas internacionales para que no los limite ninguna ley. Sus torturas pueden verse por televisión. En la cárcel de Guantánamo –pedazo de territorio arrebatado a Cuba cuando intervinieron en su guerra de independencia a finales del siglo XIX–, se ve transportando prisioneros con la cabeza cubierta en camillas de mano de dos ruedas centrales. No es difícil imaginarse la sensación de un ser humano conducido de esa forma. Igualmente han mostrado llevar a un prisionero sujeto con grillos hacia una fila de soldados que le esperan en fila –para llenar de terror a cualquiera–.

Liquidan familias enteras –debe tomarse en cuenta que en el Medio y Lejano Oriente las familias son ampliadas, son clanes, de, quizá, cientos de personas; niños, ancianos, mujeres, hombres, y estos son liquidados con aviones bombas no tripulados. No son errores, son blancos escogidos. Esperan a la celebración de conmemoraciones festivas del clan, para asesinarlos.

Crearon y sistema legal internacional manejado por los países ricos. Operado por un organismo auxiliar de la Asamblea General de la ONU, el Consejo de Seguridad, que tiene más poder que esta misma. Donde existe el poder de veto de los poderosos.

home_dadandmon@hotmail.com>


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1515 veces.



Guillermo Morillo


Visite el perfil de Guillermo Morillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Guillermo Morillo

Guillermo Morillo

Más artículos de este autor